Cómo evitar las multas navideñas más frecuentes

1-Agente-movilidad-Ayuntamiento-Madrid-(2)

Con un incremento del 10% en las sanciones derivadas de la conducción, a más de un conductores se le puede atragantar el polvorón durante la festividad de Navidad, periodo en el que la DGT aumenta el número Campañas Especiales (en esta ocasión desde 22 de diciembre hasta el 6 de enero) para engordar el erario público. De esta manera creemos que es un buen momento para recordar algunos consejos, simples pero útiles, con los que evitar las sanciones habituales durante estas fechas.


Evidentemente la primera recomendación es que los controles de alcoholemia se disparan, tanto los montados por los ayuntamientos como por Tráfico. La ley es muy dura para con los que superan las tasas permitidas, incluso impone penas de cárcel para los que tengan una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,6 mg/l. El otro pilar recaudatorio es el exceso de velocidad. Aprovechando el aumento del número de desplazamientos, tanto de largo como de corto recorrido, las posibilidades de que un radar, fijo o móvil, nos fotografíe superando los límites de velocidad, aumentan considerablemente. Ojo, por lo tanto, con salir con el tiempo justo.

No menos importante es aparcar mal o en doble fila. Como en el caso de la velocidad, ser previsor y salir con más tiempo, nos ayudará a evitar la multa. En el peor de los casos podemos acudir al parking público más cercano, por caro que éste resulte. En este mismo sentido, es un error garrafal saltarse un semáforo. En Navidad los agentes de movilidad se multiplican, y ante ellos, no hay excusa que valga. En este caso la sanción es de 200 euros y 4 puntos del carné.

Usa el ‘manos libres’

Una práctica que deberíamos erradicar mientras estamos al volante es hablar por el móvil, y más existiendo conexiones por bluetooth, bien montado de fábrica o mediante dispositivos externos. Es una de las cinco sanciones que más se impone actualmente, supone 200 euros de sanción y conlleva la pérdida de 3 puntos del carnet de conducir.

En el día a día, hay prácticas que hemos ido abandonando, pero que conviene recordar por si algún despistado no quiere llevarse desagradables sorpresas. Por ejemplo estacionar en el carril bus (200 euros de multa) o no poner el ticket de la hora (la multa varía según la ciudad). Y por último, mucho ojo con los peatones, que en grandes ciudades o centro comerciales se agolpen para realizar compras navideñas. En zonas de compras y aglomeraciones debemos extremar la precaución, yendo más despacio, y sobre todo respetando, más si cabe, pasos de peatones y semáforos.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario