Desveladas las claves del nuevo Honda NSX: ligereza, rigidez y aerodinámica

1-honda-nsx

Previo al lanzamiento del esperadísimo superdeportivo de Honda, el NSX, los ingenieros desvelan algunos detalles técnicos y estrategias de diseño que lo hacen único en el segmento de deportivos en la exposición SAE 2015 World Congress & Exhibition de Detroit, Michigan (Estados Unidos).

Las novedades hacen referencia fundamentalmente a la fabricación de la carrocería Space Frame del NSX elaborada con diversos materiales con un nivel de rigidez insuperable, así como sobre el control del flujo de aire o unas especificaciones de motor superiores, que le colocan como uno de los superdeportivos más vanguardistas.

En palabras del ingeniero jefe y responsable de Desarrollo Global del nuevo NSX, Ted Klaus, “nuestro objetivo es crear algo nuevo y emocionante, al que revolucione el concepto de superdeportivo de próxima generación en sintonía con el espíritu NSX original. Para ofrecer unas prestaciones a la altura del NSX, teníamos que obligarnos a experimentar, perfeccionar y obtener un gran número de nuevas tecnologías”.

Entre las especificaciones técnicas más relevantes que han desvelado nos encontramos con que el NSX ha utilizado por primera vez un diseño de bastidor space frame fabricado con diferentes materiales que consiguen una rigidez extrema, sin incrementar el peso, empleando también por primera vez la tecnología de la fundición por ablación en automoción, así como el montante A en acero de ultra-alta resistencia y modelado tridimensional. Esta ligereza le garantiza unas prestaciones extraordinarias. Además, presenta una aerodinámica líder en su categoría sin emplear aditamentos aerodinámicos, con un absoluto control del flujo de aire que sirve para enfriar los diez intercambiadores térmicos de refrigeración de los tres motores de unidad de potencia híbrida; presenta un motor de gasolina V6 de 3.5 litros con doble turbocompresor; introduce un sistema de tracción a las cuatro ruedas de maniobrabilidad superior con excelentes niveles de gestión del par. El nuevo NSX responde de forma proactiva a las interacciones del conductor, así como proporciona un apoyo inteligente al conductor en entornos cambiantes.

La clave del nuevo NSX y sus impresionantes prestaciones deportivas radican en su nuevo bastidor space frame, que se vuelve a adelantar a su tiempo como ya hizo el NSX de primera generación con la carrocería de aluminio. Está basada en acero de ultra-alta resistencia y aluminio. Según el ingeniero principal y jefe de Desarrollo de la Carrocería del NSX, Shawn Tarr, “Pusimos encima de la mesa un diseño de bastidor space frame, un diseño de una sola pieza de aluminio y otro diseño de monocasco de fibra de carbono y, finalmente, creamos un bastidor space frame de diversos materiales, ya que ofrecía el peso más bajo y los mejores niveles de rigidez, precisión y capacidad de estructuración del conjunto propulsor híbrido en comparación con el resto de bastidores”.

Asimismo, la fundición por ablación que emplea el NSX permite combinar métodos de fundición tradicionales con técnicas de refrigeración rápida con el fin de ofrecer flexibilidad en el diseño y la rigidez de la fundición, junto con las propiedades de ductilidad y absorción de energía de los materiales extrudidos.

Y por otra parte, en la línea de incrementar la rigidez y mejorar la manejabilidad, se utiliza un nuevo montante A de acero de ultra-alta resistencia y modelado tridimensional que proporciona una rigidez extrema.

El NSX de anterior generación contaba con un montante A delgado, que ofrecía una excelente visibilidad del exterior. Para mantener esta cualidad y alcanzar un gran nivel de rigidez, los requisitos en caso de colisión exigían este nuevo método de producción de ultra-alta resistencia.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario