El nuevo BMW M5 Competition

El lanzamiento al mercado del nuevo BMW M5 Competition marca la creación de una nueva categoría de producto, pues, en el futuro, BMW M GmbH ofrecerá como modelos independientes las variantes modificadas por el departamento BMW Motorsport de los modelos más potentes de sus coches de altas prestaciones.

El nuevo sedán de alto rendimiento BMW M5 Competition combina un rendimiento supremo y su aura de exclusividad con la practicidad de uso diario por la que son conocidos los modelos de BMW M. Un aumento de potencia de 25 CV/19 kW respecto a la versión estándar del nuevo BMW M5 (hasta 625 CV/460 kW), una respuesta aún más directa y un chasis configurado a medida, aseguran en todo momento una experiencia de conducción inspirada en la competición. El consumo de combustible combinado se sitúa en 10,8 l/100 km y las emisiones de CO2 combinadas, en 246-243 g/km.

La experiencia emocional de conducción, que define el carácter del nuevo BMW M5 Competition, está arraigada en el comportamiento de su motor. El propulsor V8 de 4,4 litros con tecnología M TwinPower Turbo produce una potencia máxima de 460 kW/625 CV a 6.000 rpm. El par máximo es de 750 Nm y se puede disfrutar en un rango de revoluciones de 1.800 a 5.800 (200 rpm más que la versión estándar del nuevo BMW M5). La entrega de potencia única de este coche hace acto de presencia reduciendo el tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h a sólo 3,3 segundos. Además, consigue acelerar de 0 a 200 km/h en 10,8 segundos, tres décimas más rápido que en la versión estándar del nuevo M5.

La especificación estándar para el nuevo BMW M5 Competition incluye un sistema de escape M Sport específico para este modelo con embellecedores en cromo negro y un filtro de partículas reductor de emisiones.

El nuevo BMW M5 Competition presenta un soporte más rígido del motor específico para este modelo, que permite que el coche entre en las curvas de forma notablemente más directa y precisa.

Transmisión de ocho velocidades M Steptronic y M xDrive.

La tarea de transmitir la potencia del motor del nuevo BMW M5 Competition corre a cargo de la transmisión M Steptronic de ocho velocidades. Tres modos diferentes, que se activan desde el interruptor Drivelogic en el selector de marchas, ofrecen un tipo de conducción eficiente, deportiva o ultra dinámica.

El sistema M xDrive, que hizo su debut en la versión estándar del nuevo BMW M5, también dispone de todas las herramientas necesarias para transferir la potencia extra del BMW M5 Competition a la carretera con equilibrio, seguridad y una excitante celeridad. Este sistema genera suficiente tracción extra para lograr tiempos de aceleración dignos de un superdeportivo. La interacción entre los sistemas M xDrive y el Diferencial M Activo, controlada centralmente, es en gran parte responsable de canalizar la notable potencia del motor a las ruedas sin pérdidas en el proceso. La orientación hacia el tren trasero del sistema M xDrive es otro factor que contribuye a la tremenda agilidad de esta berlina de alto rendimiento. Además, el modo de tracción trasera (2WD), permite a los conductores experimentados y capacitados deleitarse con la experiencia ofrecida por las generaciones pasadas del BMW M5, es decir, de la conducción en su forma más pura, sin sistemas de control que sujeten el coche.

El nuevo BMW M5 Competition está equipado con una tecnología de chasis que asegura una conducción precisa y controlable incluso en situaciones de conducción extremadamente dinámicas. Además de bajar la altura del vehículo en siete milímetros, el ajuste del chasis específico de este modelo también incluye acertados ajustes en la suspensión de las ruedas, muelles y amortiguadores.

Con los amortiguadores en los ejes delantero y trasero un diez por ciento más rígidos que en la versión estándar del nuevo BMW M5, se genera una conducción más firme, que también tiene un impacto positivo en la respuesta de la dirección. Además, unos amortiguadores auxiliares más cortos reducen la fluctuación de las cargas sobre las ruedas, como también lo hace el ajuste único del amortiguador hidráulico. De esta forma, la conexión directa del chasis con la transmisión se puede sentir también en el modo Confort. La selección del modo Sport activa la configuración de amortiguadores perfecta para probar en el circuito de Nürburgring Nordschleife, mientras que el modo Sport Plus se presta a una conducción ultra dinámica en circuitos de Gran Premio.

La especificación estándar para el nuevo BMW M5 Competition incluye unas llantas exclusivas de aleación ligera M con diseño de radios en Y en acabado bicolor. Las llantas de 20 pulgadas están calzadas con neumáticos de tamaño mixto, en medidas 275/35 R20 en el eje delantero y 285/35 R20 en el trasero.

 

Aspectos de diseño exclusivos y altamente expresivos.

La exclusividad del nuevo BMW M5 Competition se ve reforzada por una selección de detalles de diseño específicos del modelo. El acabado Shadow Line de alto brillo de BMW Individual se complementa con el uso discreto del negro brillante para el borde de la parrilla con forma de riñón, la malla decorativa de las branquias BMW M en los paneles laterales delanteros, el embellecedor del parachoques trasero y las cubiertas de los espejos retrovisores exteriores. Otra característica especial son las manillas de puertas, que están pintadas en el color de la carrocería. El alerón trasero y la insignia de la tapa del maletero “M5”, a la que se añade el anagrama “Competition”, también vienen en negro brillante.

En el interior, los cinturones de seguridad negros con un discreto patrón con líneas en los colores de BMW M GmbH, además de alfombrillas con la trama específica del modelo, así como el logotipo “M5”, apuntan al carácter exclusivo del nuevo BMW M5 Competition. Otro identificador distintivo es el gráfico “M Competition” que aparece en el cuadro de instrumentos para dar la bienvenida al conductor mientras se lleva a cabo el arranque.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario