Ford Focus Sedán 1.6 TDCi Titanium: La alternativa

Ford Focus Sedán 1.6 TDCi Titanium (frontal)

Las carrocerías de tres volúmenes realizadas a partir de compactos no están muy arraigadas en España, pero el Ford Focus Sedán merece que lo consideremos como alternativa al cinco puertas por su mayor maletero y buen dinamismo.

Si los compactos son la joya de la corona en la gama de muchos fabricantes por la multitud de ventas que aglutinan, las versiones de tres volúmenes desarrolladas a partir de los propios compactos están dejando de ser los patitos feos y van adquiriendo, poco a poco, más importancia. Modelos como el Chevrolet Cruze, el Renault Fluence y el Volkswagen Jetta, todos con personalidad propia, han logrado que se vuelva a valorar este tipo de coches en España. El Ford Focus Sedán también quiere dar que hablar y, para ello, mantiene el alto dinamismo de su hermano de cinco puertas, ofreciendo, además, un maletero de mayor capacidad (475 litros), una combinación realmente atractiva.

Que se pueda equiparar en comportamiento al Focus Sedán con el cinco puertas dice mucho del primero. Efectivamente, se trata de un coche ágil de reacciones, fácil de conducir en curvas y bien aplomado en cualquier escenario. Se puede decir que está configurado para aquellos que disfrutan al volante y, además, sin una concepción radical en cuanto a la puesta a punto del chasis y al tarado de las suspensiones.

Ford Focus Sedán 1.6 TDCi Titanium (trasera)

La mecánica, mejor fuera de la ciudad
El motor, un turbodiésel 1.6 TDCi de 115 CV, gusta desde las 1.500 rpm, momento a partir del cual empieza a extraer lo mejor de sí. Cerca del ralentí queda algo mermado de fuerzas, lo que se nota en salidas como cedas el paso o rotondas. La cifra de consumo, 5,4 l/100 km durante la prueba, resulta verdaderamente baja, situándole como uno de los motores más ahorradores. Las otras alternativas de gasóleo son de 95 y 163 CV, aunque también hay que tener en cuenta las fantásticas mecánicas de gasolina turbo EcoBoost, por su gratificante funcionamiento.

La habitabilidad interior es prácticamente calcada al Focus cinco puertas, es decir, sin ser ni mucho menos deficitario, no destaca especialmente por el espacio posterior para las piernas. La gran cantidad de mandos existentes puede, al principio, abrumar, aunque con el paso de los días, el dominio de los mismo pasa a ser la nota predominante. Volviendo al maletero, a éste se accede a través de una tapa y no de un portón, por lo que habrá que contornear el cuerpo si se quiere sacar algo del fondo del cubículo.

Ford Focus Sedán 1.6 TDCi Titanium (interior)

Tecnología de primera
Reconocimiento de señales de tráfico, frena automática para evitar colisiones, alerta por cambio involuntario de carril, cambio automático de luces cortas a largas, aparcamiento automático, detector de vehículos en el ángulo muerto… Estamos hablando de algunos de los sistemas que puede aglutinar el Focus Sedán, un coche tecnológicamente avanzado.

Fotos: J.L.B.

LLANTAS DE 17 PULGADAS. Estas llantas de 17 pulgadas y 15 radios con neumáticos 215/50 son opcionales (forman parte del paquete Titanium) y cuestan 400 euros. Las de serie son de 16” con diez radios dobles. También con sobreprecio son otras de 18 pulgadas y cinco radios. De serie, el Focus Sedán viene con un kit reparapinchazos. Tanto si se desea una rueda de emergencia como una convencional hay que pagar un coste extra. En este caso, hay que tener en cuenta que se pierde algo de volumen en el cubículo.

ASIENTOS DELANTEROS DEPORTIVOS. De serie, los asientos delanteros son de tinte deportivo y con tapicería de tela. Sujetan muy bien el cuerpo y el del conductor es ajustable en altura, por lo que se logra rápidamente una satisfactoria posición de conducción. El reglaje del respaldo no es puntos, sino a través de una rueda, algo muy de agradecer. En opción hay asientos de cuero, eléctricos, con calefacción, con ajuste lumbar, etc.

POSICIÓN CURIOSA. Una curiosidad del interior es que la palanca del cambio de seis velocidades, de buen manejo, está más cerca del copiloto que del propio conductor, debido a la ubicación del freno de mano. Esta posición poco ortodoxa no supone una merma en el manejo, aunque podemos rozar el brazo del acompañante.

GAMA FOCUS SEDÁN DESDE: 16.250 euros

1.560 cc / 115 CV / Maletero: 475 l / 195 km/h / 5,4 l/100 km / 20.300 €

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador bizonal; llantas de 16”; radioCD con nueve altavoces y conexión USB; Bluetooth; control por voz V2C; control de velocidad de crucero; faros antiniebla; volante multifunción regulable en altura y profundidad; ordenador de a bordo; retrovisor interior fotosensible; asiento del conductor con ajuste en altura; botón de arranque; iluminación interior por diodos; sensores de alumbrado y lluvia; marcos de ventanillas cromados, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; programa electrónico de estabilidad (ESP); anclajes Isofix; ayuda de salida en pendiente; sensor de presión de neumáticos, etc.

GARANTÍA: – Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA
MECÁNICA
Motor/ Delantero transversal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada/ 1.560 cc.
Potencia máxima/ 115 CV a 3.600 rpm.
Par máximo/ 285 Nm a 1.750 rpm.
TRANSMISIÓN
Tracción/ Delantera.
Caja de cambios/ Manual, 6 velocidades.
DIRECCIÓN Y FRENOS
Sistema/ Cremallera, eléctrica.
Frenos del./tras./ Discos ventilados/discos.
SUSPENSIÓN
Del./tras./ McPherson/multibrazo.
DIMENSIONES
Peso/ N.D.
Largo/ancho/alto/ 4.534/1.823/1.484 mm.
Cap. depósito/ 53 litros.
Vol. maletero/ 475 litros.
Neumáticos/ 205/55 R16.
PRESTACIONES Y CONSUMOS
Velocidad máxima/ 195 km/h.
De 0 a 100 km/h/ 11,0 segundos.
Urbano homolog./ 5,1 l/100 km.
Durante la prueba/ 5,4 l/100 km.
Emisiones CO2/ 117 g/km.
Imp. Matricul./ Exento.

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario