Kia retoca el Sportage

Kia Sportage (frontal)

Con pinceladas estéticas y también en el bastidor, Kia ha actualizado el Sportage, un exitoso SUV que se puede adquirir con tres motores CRDi de 115, 136 y 184 CV, y un gasolina 1.6 GDi de 135 CV. Hay versiones con tracción a las cuatro ruedas.

El Kia Sportage ha experimentado una actualización, centrada en retoques estéticos y también en el bastidor, pero manteniendo la imagen que tanto ha atraído a clientes de todo el mundo. Cambian el diseño de la parrilla, de los pilotos (se introducen leds para algunas funciones) y de las llantas (que son de entre 16 y 18 pulgadas). Por su parte, en el interior se estrena una pantalla de 4,2 pulgadas que hace las veces de instrumentación, así como tapicerías y recubrimientos.

Las mejoras en el chasis se centran en la introducción de unos cojinetes para reducir las vibraciones, en un aumento de la sujeción de la caja de cambios y en una capa extra de aislante en el parabrisas. Asimismo, la suspensión es más confortable, aunque los muelles traseros son más rígidos para optimizar la conducción con remolque. Por último, la dirección FlexSteer (asistencia variable) es más rápida.

Kia Sportage (trasera)

La gama mecánica sigue compuesta por tres bloques turbodiésel CRDi: 1.7 de 115 CV y 2.0 de 136 y 184 CV, y por un gasolina 1.6 GDi de 135 CV. Todos de serie con cambio manual de seis velocidades, aunque hay un automático opcional, también de media docena de relaciones, para el motor más potente. La tracción 4×4 es de serie con el CRDi de 184 CV y opcional con el de 136 CV. Los acabados son tres: Concept, Drive y Emotion.

Más información del Kia Sportage aquí y aquí.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario