Kia Sportage 2.0 CRDi Drive 4×4: ¡Buen trabajo!

Kia 2.0 CRDi 136 CV Drive 4x4 (frontal)

Quién le ha visto y quién le ve al Kia Sportage. Gracias al excelente trabajo de la marca coreana, este SUV ha mejorado de cabo a rabo, aumentando notablemente la calidad percibida respecto a su antecesor.  El motor CRDi de 136 CV, muy recomendable.

Que un SUV de una marca generalista haga desviar miradas por la calle quiere decir mucho a favor de su fabricante. En este caso, la alabanza es para Kia por su nuevo Sportage, un brillante todocamino que poco tiene que envidiar a sus rivales europeos y que ofrece una garantía única en el mercado, siete años o 150.000 kilómetros.
Comenzando por el motor CRDi de 136 CV, su excelente suavidad se manifiesta desde que se arranca y se recorren los primeros kilómetros por la ciudad. No hay tirones subiendo de vueltas y, además, puede alardear de unos magníficos bajos: desde poco más del ralentí, el propulsor permite mantener la marcha engranada. Fantástico, pues va en beneficio del agrado en la conducción y también limita los consumos y las emisiones contaminantes. El empuje, la rapidez para adelantar y las recuperaciones son normales, acordes a la potencia disponible. Eso sí, hay que tener en cuenta el peso si se va por carreteras secundarias con el coche cargado de personas y equipaje. El CRDi va asociado a un cambio manual de seis velocidades, con desarrollos bien escalonados y cuya palanca es algo imprecisa, pues alguna vez (muy pocas, ciertamente) no se introduce a la primera la marcha deseada.

Kia 2.0 CRDi 136 CV Drive 4x4 (trasera)

Buen manejo
Sin llegar al tacto de los mejores SUV, el Kia Sportage se conduce casi como un turismo pues tiene reacciones más o menos cercanas a éstos, si bien algo más aparatosas, comprensible por el tipo de coche que es. Las suspensiones son firmes, característica que no convierte al coreano en un devorador de curvas. No obstante, en ellas no desentona porque no tiene reacciones imprevistas. En autopistas y autovías es donde más se disfruta de este coche pues, aquí, su manejo no requiere una atención minuciosa del conductor. Una nota curiosa es que los intermitentes traseros no están incluidos en los pilotos, sino en el paragolpes. Esta ubicación resulta peligrosa porque puede que muchos conductores no se percaten de su funcionamiento.

Kia 2.0 CRDi 136 CV Drive 4x4 (interior)

En el interior, el trabajo realizado merece una buena nota. La calidad percibida resulta del agrado de todos los que nos hemos subido al coche. La disposición de los mandos es inteligente, excepto el del ordenador de a bordo, que no está incluido en el volante multifunción y hay que separar una de las manos de la dirección para manejarlo.
El acceso a las cuatro plazas laterales se realiza muy cómodamente, sin apenas tener que agachar la cabeza, incluso las personas altas. Por espacio disponible, dos adultos se acomodan bien detrás. Digno de alabanza es también el suelo plano (no molesta el túnel de la transmisión), por lo que un quinto pasajero sólo echará en falta un mullido más cómodo de su respaldo, algo que, por otro lado, es común en la amplia mayoría de los coches.

F.M.
Fotos: J.L.B.

Por suavidad del motor y garantía oficial, no tiene nada que envidiar a sus rivales europeos

ASIENTOS CÓMODOS. Con compartimentos para dejar objetos en su parte posterior, los asientos delanteros son, sobre todo, cómodos. El del conductor tiene regulación en altura y también lumbar. Tan sólo los usuarios más altos pueden echar en falta una banqueta algo más inclinada y no tan horizontal para apoyar más los muslos. No obstante, la postura de conducción resulta muy grata, pues el volante se regula en altura y profundidad.

LLANTAS DE 17 PULGADAS. Si la carrocería tiene varios guiños deportivos (poca superficie acristalada, luz de día por diodos, elementos cromados en el frontal), las grandes llantas de 17 pulgadas completan esta imagen sport. Como el perfil del neumático no es bajo, 60 mm, no hay que temer mucho por daños y rozaduras de las propias llantas en pistas en buen estado.

VOLUMEN INTERMEDIO. La capacidad del maletero se encuentra a mitad de camino, entre los mejores y los peores del segmento. Tiene 465 litros, que aumentan a 564 si se tiene en cuenta el hueco destinado a la rueda de repuesto que, por cierto, es del mismo tamaño que las otras cuatro. Al abatir los asientos traseros, no queda un escalón entre el habitáculo y el maletero, pero la superficie tampoco es plana. En esta posición, el cubículo llega a los 1.353 litros. De serie se incluye una práctica red para que el equipaje no se mueva durante el viaje.

SOLUCIONES PARA EL CAMPO. En la parte izquierda del salpicadero, se encuentran dos botones para aumentar las posibilidades camperas del Sportage. Uno es el control de descensos, que actúa sobre los frenos del coche al afrontar una bajada pronunciada, y el otro el bloqueo del reparto del par, que envía la misma fuerza del motor al eje delantero y al trasero (el 50% a cada uno) hasta una velocidad de 40 km/h. También la desconexión del ESP puede ser necesaria para superar algún obstáculo todoterreno.

TEST OFF ROAD. En la pequeña prueba off road realizada, hemos conducido el Sportage por pistas en buen estado, sin muchos desniveles y con bastante barro. Lo más gratificante ha sido el buen funcionamiento de la tracción 4×4 (delantera en condiciones normales de adherencia e integral cuando hay pérdidas de motricidad), pues ha permitido que el coche avance sin problemas, aun siendo bastante profundo el lodazal. Los neumáticos Hankook de la unidad de pruebas están pensados para un uso por asfalto, por lo que no era recomendable meternos en más dificultades. Tampoco los ángulos de entrada y salida, así como la altura libre al suelo, permiten muchos más lujos.

GAMA SPORTAGE DESDE: 18.701 euros

1.995 cc / 136 CV / 1.525 kg / 181 km/h / 7,7 l/100 km / 27.264 €

DESTACA:
– Motor CRDi: suavidad y buenos bajos.
– Buen tacto de conducción.
– Siete años de garantía.

MEJORABLE:
– Manejo del ordenador de a bordo.
– Intermitentes traseros.
– Palanca del cambio algo imprecisa.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador bizonal; radioCD con lector de MP3 y conexiones auxiliares; llantas de 17”; control de velocidad de crucero; volante multifunción regulable en altura y profundidad; sensores de alumbrado, lluvia y aparcamiento; lunas oscurecidas; asiento del conductor con ajuste en altura; retrovisores plegables eléctricamente; luz diurna por diodos; red de maletero; barra portaequipajes; Bluetooth; tracción 4×4; faros antiniebla, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; programa electrónico de estabilidad; asistencia de arranque en pendiente; control de frenada en descensos; reposacabezas delanteros activos, etc.

GARANTÍA:
– Siete años o 150.000 kilómetros.

FICHA TÉCNICA
MECÁNICA
Motor/ Delant. Transversal. 4 cil. en línea.
Cilindrada/ 1.995 cc.
Potencia máxima/ 136 CV a 4.000 rpm.
Par máximo/ 373 Nm a 2.000 rpm.
TRANSMISIÓN
Tracción/ Total (delantera conectable).
Caja de cambios/ Manual, 6 velocidades.
DIRECCIÓN Y FRENOS
Sistema/ Cremallera, asistida.
Frenos del./tras./ Discos ventilados/discos.
SUSPENSIÓN
Del./tras./ McPherson/multibrazo.
DIMENSIONES
Peso/ 1.525 kg.
Largo/ancho/alto/ 4.440/1.855/1.645 mm.
Cap. depósito/ 58 litros.
Vol. maletero/ 465-564-1.353 litros.
Neumáticos/ 225/60/ R17.
PRESTACIONES Y CONSUMOS
Velocidad máxima/ 181 km/h.
De 0 a 100 km/h/ 11,3 segundos.
Urbano homolog./ 6,8 l/100 km.
Durante la prueba/ 7,7 l/100 km.
Emisiones CO2/ 149 g/km.
Imp. Matricul./ 4,75%.

2 Comments

Catalogado como Pruebas

2 Respuestas a Kia Sportage 2.0 CRDi Drive 4×4: ¡Buen trabajo!

  1. nancy betancourt

    de verdad me gustaria tener una camioneta de estas Sportage 2.0 CRDi Drive 4×4 ustedes tienen sistema de credito por favor informarme

Deja un comentario