La versión definitiva del coche autómata de Google

coche-autonomo-google

La compañía que ha cambiado las reglas de juego en Internet, Google, también quiere dar su particular versión del negocio automovilístico con el desarrollo de un coche cien por cien autónomo, un vehículo que se conduce a sí mismo sin necesidad de la intervención del conductor: un vehículo, dicen desde Mountanin View, que está listo para ser probado en un contexto real de conducción.

El equipo de desarrollo, que ha facilitado la primera imagen real, ha trabajado en diferentes prototipos (como el que se mostró el pasado mes de mayo) hasta llegar a un coche de carne y hueso (con faros delanteros reales y no pegatinas como aquél) adaptado a la legislación local: es decir que incorpora volante y pedales manuales, elementos que en el primer prototipo quedaron eliminados.

El coche autónomo de Google cuenta por tanto de los elementos que permiten la conducción autónoma (ordenadores y sensores) como de aquellas partes necesarias para una conducción manual (volante y pedales). El siguiente punto en la hoja de ruta de Google es probarlo en las calles del norte de California, como avanza la escueta nota de prensa que acompaña a la fotografía: “las vacaciones recorriendo el circuito de la compañía, pero en el nuevo año esperamos verte por las calles de California”.

Nada se sabe sobre cuándo llegará el coche a los usuarios, pero parece que es algo que no ocurrirá ni en el corto plazo, aunque llegará. La empresa anunció el proyecto de conducción autónoma por primera vez en 2010 y dos años más tarde presentó su tecnología modificada para el Prius en un acuerdo de colaboración con Toyota. Estamos a las puertas de 2015, y Google ya puede presumir de un coche (valorado por su tecnología en 150.000 euros) que rueda por sí solo. Según Chris Urmson, director del proyecto, el coche autómata de Google podría estar disponible entre 2018 y 2020.

Google y el sector automovilístico

Éste no es el único proyecto que la compañía californiana tiene en el ámbito del motor. Google también está trabajando en Android Auto, la adaptación para el coche de su sistema operativo móvil, que tendrá que competir con la propuesta de su principal rival, Apple, y su PlayCar.

Por el momento, se sabe que llegará en algún momento de 2015 a los primeros coches, y que permitirá controlar el Smartphone mediante la voz y una pantalla táctil instalada en los vehículos. Los usuarios, así, podrán enviar mensajes, recibir llamadas, seleccionar la música para sus viajes y recibir indicaciones de Google Maps sin tener que manipular sus teléfonos.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario