Los españoles pasan de coche en propiedad, pero no renuncian a tenerlo, ya sea en alquiler, ‘renting’, suscripción o ‘carsharing’ 

La mitad de los conductores que no se planteó una alternativa cuando compró su coche afirma que sí lo hará al renovarlo para optar por el alquiler, renting, suscripción o ‘carsharing’. Así lo asegura el Estudio sobre la Movilidad del Futuro de Europcar Mobility Group presentado en FITUR, que afirma que el 21% cree que la compra no le compensa. El 70,2% cree que su próximo vehículo será híbrido o eléctrico.

Suzuki Garaje J-J

Los conductores españoles están cada vez más abiertos al abanico de opciones de movilidad que se presenta como alternativa al coche en propiedad. Así se desprende del nuevo Estudio de la Movilidad del Futuro de Europcar Mobility Group realizado por el Mobility Institute (impulsado por RACC y Deloitte) que recoge la opinión de personas de todo el país y que fue presentado en FITUR.

Según sus datos, el 54,4% de los conductores españoles se plantearía cambiar su coche por un modelo de suscripción (una opción similar a la de las plataformas de streaming que permite renovar el alquiler mes a mes para no atarse a un vehículo en propiedad). Entre los menores de 35 años, el porcentaje se eleva hasta el 58,5%.

Según Tobias Zisik, director general de Europcar Mobility Group en España y Portugal, “las alternativas al coche propio siguen creciendo año a año en nuestro estudio; esto pone de relieve un cambio de tendencia estable hacia el pago por uso y pone en evidencia las deficiencias del modelo de propiedad, más aún en un contexto de incertidumbre como el que vivimos”.

Respecto al mismo estudio realizado en 2020, la predisposición hacia el alquiler crece hasta el 23,3% (frente al 21% hace tres años), el renting alcanza el 38,5% (frente al 28% de 2020) y el carsharing acaricia el 19%. Entre los jóvenes, esos porcentajes son aún mayores: el 27,3% se inclina por el alquiler, el 42,6% por el renting y el 22,3% por el carsharing. 

El coste y la flexibilidad inclinan la balanza hacia el pago por uso

Más de la mitad (56,3%) de los conductores que no se plantearon una alternativa al coche privado cuando lo compraron admiten que sí lo harán cuando les toque renovarlo para estudiar opciones como la suscripción, el alquiler, el renting o el coche compartido.

El motivo principal es claro: entre los que tienen un coche en propiedad y han hecho cuentas, el 21,4% cree que el gasto no le compensa respecto a otras modalidades de movilidad.

Al 70,2% de encuestados le importa más la sostenibilidad y la tecnología

La propiedad de un coche está dejando poco a poco de ser un motivo de estatus para buena parte de los españoles. Preguntados por los aspectos más relevantes a la hora de comprar o alquilar un vehículo, los conductores españoles destacan el coste (82,8%), la flexibilidad (70,3%) y el hecho de conducir un modelo nuevo (70,9%). El estatus que otorga conducirlo es relevante solo para el 16,7% de los encuestados.

La sostenibilidad, en cambio, sí es un ya un factor importante: el 70,2% de los encuestados destaca que su próximo vehículo será híbrido o eléctrico. De hecho, un 18,2% ya lo ha probado en alguna ocasión. Entre los conductores que alquilan coches con frecuencia, un 17,5% también ha alquilado un eléctrico en algún momento. 

Los motivos para escoger un eléctrico son claros: un 50,6% lo haría porque son más sostenibles, un 45,3% porque no quieren sufrir las restricciones de las Zonas de Bajas Emisiones y un 43% por el ahorro en combustible. En el lado opuesto, entre las reticencias ante el eléctrico se mantienen la infraestructura de carga (el 60,6% no se fía plenamente del sistema de carga en carretera), la autonomía (el 46,1%) y el coste, para el 43,8%.

La tecnología también es un factor en auge, especialmente en el sector del alquiler. El porcentaje de conductores que quiere un proceso completamente digital y abrir y cerrar el coche desde el móvil (como ocurre en el carsharing) asciende hasta el 22,6%; mientras, el de los que quieren recoger la llave en un dispensador automático -evitando así las colas y el contacto en las oficinas para ganar tiempo y seguridad- lo hace hasta el 18,4%.

En vacaciones, la flexibilidad por delante de la electricidad

El 29,8% de los encuestados afirma que la flexibilidad es un factor clave cuando se van de vacaciones, con la posibilidad de adaptar el vehículo al tipo de viaje en cada momento del año como principal reclamo.

La concienciación sobre los modelos eléctricos, en cambio, parece resentirse en vacaciones: el interés por estos modelos, muy alto durante el resto del año, desciende en periodos de ocio hasta el 8,7%. “Las reticencias ante los vehículos eléctricos se intensifican en periodos en los que los clientes quieren mayor tranquilidad. Hay todavía cierta desconfianza hacia la autonomía de estos modelos, que, sin embargo, cada vez es mayor y hoy supera los 500 km en varios coches y, sobre todo, la falta de una infraestructura de carga, una asignatura pendiente en la mayor parte del país que sigue creando inseguridad entre los conductores”, explica Zisik. 

Tanto es así que el 38,6% de los usuarios que han conducido un coche eléctrico declara que ha tenido algún problema en la recarga de la batería. El 34,9% no cree que sea un problema si se organiza el viaje, pero un 40,4% considera que todavía genera dudas. 

Según datos de ACEA, España solo dispone de 1,6 terminales de carga por cada cien kilómetros de carretera, lo que nos sitúa a la cola de los países europeos.

Comentarios desactivados en Los españoles pasan de coche en propiedad, pero no renuncian a tenerlo, ya sea en alquiler, ‘renting’, suscripción o ‘carsharing’ 

Catalogado como Noticias

Comments are closed.