María Salvo homenajea a su hermana Laura, que falleció cuando disputaba un rallye como copiloto, recorriendo Madrid-Lisboa en bici en tres jornadas

La enfermera y copiloto de rallyes María Salvo se sintió feliz en la meta de Lisboa tras completar las tres jornadas con una marcha de algo más de 200 km diarios entre Madrid y Lisboa. El reto de María Salvo: homenaje a su hermana Laura, que murió en un accidente de tráfico cuando disputaba un rallye en Portugal en octubre pasado, se cumplió con éxito.

Coplace

María Salvo recibió muchos mensajes de ánimo procedentes de grandes desde el momento de la salida en las instalaciones madrileñas de Suzuki Ibérica el viernes 25, como los de Santiago Cañizares y Pedro Martínez de la Rosa. Pero con lo que no contaba María es que pocos kilómetros después de empezar a rodar en carretera abierta se incorporaría al pelotón un grande del ciclismo: Alberto Contador.

Los primeros 200 kilómetros no fueron nada fáciles para María, que nunca antes había cubierto una distancia tan grande en bicicleta. Además, la enfermera y copiloto de rallyes comentaba con cierta angustia que la parte final de recorrido se le hizo bastante dura por la cantidad de subidas y bajadas de la carretera. Pese a ello, gracias al apoyo y ayuda de todo su equipo, y los sabios consejos de un súperclase como Alberto Contador, hicieron posible llegar a meta con relativa comodidad.

Si en la jornada inicial el apoyo sobre la bicicleta de una leyenda del ciclismo como Alberto Contador les llevó adelante a un ritmo sensacional, la segunda y tercera jornada fueron realmente duras. La propia María se resintió del esfuerzo inicial, sencillamente porque Contador impuso un ritmo un poco más alto de los que estaba previsto y nadie quiso perder la rueda del gran campeón español. El sábado, con algo más de 230 km de recorrido, con mucho calor y termómetros que en ocasiones marcaron los 38 grados en algún momento se llegó a temer por la continuidad.

Hubo algún golpe de calor, se tuvieron que realizar más paradas para reponer líquido y hubo un gran sufrimiento sobre la bicicleta en algunos momentos. Pero el ambiente de amistad, la ayuda de todos los componentes del equipo y el recuerdo de Laura hicieron que nadie se quedara atrás y todos llegaron a la meta con un gran esfuerzo y un sensacional ambiente. “Ha habido momentos muy duros” confesaba entre lágrimas María, “el calor ha sido muy fuerte y los puertos de montaña han sido momentos terribles. Pero lo hemos conseguido. El equipo planificó una perfecta estrategia pedaleando en formación por parejas y cada diez minutos la pareja que iba delante pasaba a la parte de atrás y haciendo relevos hemos ido más cómodos”.

El reto está cumplido en recuerdo de Laura y María, convertida ahora en triatleta, seguirá pedaleando.

Vídeos:

Comentarios desactivados en María Salvo homenajea a su hermana Laura, que falleció cuando disputaba un rallye como copiloto, recorriendo Madrid-Lisboa en bici en tres jornadas

Catalogado como Noticias

Comments are closed.