Mazda MX-5: Cambios invisibles

Mazda MX-5

El eterno ‘roadster’ japonés, que comenzó su vida comercial hace nada menos que 23 años, se actualiza con cambios que, excepto los estéticos, no se ven a simple vista. Continúa ofreciéndose con techo de lona y duro retráctil.

El roadster con más tradición en el mercado es, sin duda, el Mazda MX-5, pues lleva 23 años a la venta y está a punto de sumar el millón de unidades vendidas, enorme cifra teniendo en cuenta el tipo de coche que es. La marca japonesa, que lo califica como uno de los automóviles más divertidos de conducir, sigue apostando por él de forma decidida, lo que se demuestra con la reciente actualización llevada a cabo.

Los principales cambios no se ven a simple vista. Por un lado, se ha modificado la gestión electrónica de los motores (que continúan siendo un 1.8 de 126 CV y un 2.0 de 160 CV), para que mejore la respuesta del acelerador y también del freno. Por otro, se ha incluido un capó activo para reducir los daños al peatón en caso de atropello. En el momento del accidente, este capó se eleva, amortiguando el golpe.

También hay sutiles cambios estéticos, con un frontal lideramente rediseñado, al igual que el spoiler delantero, para mejorar la aerodinámica. La paleta de colores exteriores se compone de ocho tonos, incluido el gris Dolphin Grey.

El MX-5 puede elegirse con techo de lona y también con duro retráctil (versión Roadster Coupe), con accionamiento automático. Tiene un maletero de 150 litros, válido para el equipaje de dos personas.

Toda la información del roadster lo tienes en esta prueba a fondo: http://www.quintamarcha.com/QM/index.php/mazda-mx-5-roadster-coupe-1-8-iruka-pura-raza

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario