Mercedes-Benz GLE 350 de 4Matic Y GLC 300 E 4Matic: tercera generación de híbridos enchufables

El Mercedes-Benz GLE 350 de 4Matic impresiona por su autonomía eléctrica: con su batería de 31,2 kWh recorre más de 100 kilómetros con el estilo de conducción adecuado. Alcanza una velocidad de 160 km/h en modo eléctrico con su motor diésel de cuatro cilindros de última generación. El GLC 300 e 4Matic también emplea la tecnología híbrida enchufable.

Citycar Sur

La netamente superior autonomía del GLE 350 de 4Matic en comparación con otros híbridos enchufables abre el camino hacia una experiencia de conducción eléctrica más gratificante. Un diseño especial de la parte trasera y un eje trasero modificado crean el espacio necesario para equipar una batería más grande. Estas modificaciones permiten que no haya un escalón en el piso del maletero, cuya capacidad, de hasta 1.915 litros, sigue siendo generosa. La proporción de conducción eléctrica no sólo se ha mejorado con una mayor autonomía, sino también con una recarga rápida en ruta. Con este fin, el SUV dispone de una toma de carga combinada para corriente alterna (AC) y corriente continua (DC). Está localizada en la parte izquierda de la carrocería, de forma simétrica con la tapa del depósito de combustible, que se encuentra en la parte derecha del vehículo. En las estaciones de carga DC adecuadas, la batería puede ser cargada en aproximadamente 20 minutos (del 10 al 80% de carga) o en aproximadamente 30 minutos (del 10 al 100%).

Como el miembro más grande de la familia EQ Power, el GLE 350 de 4Matic se beneficia de forma particular de esta tecnología de última generación. Esto incluye el alto potencial de recuperación de energía en las cuatro ruedas, con un par motor máximo de recuperación de 1.800 Nm. En este modo, la mayoría de situaciones de conducción pueden ser controladas simplemente con el pedal del acelerador. También, como híbrido enchufable, el GLE tiene una capacidad de remolcado de hasta 3.500 kilos.

GLC 300 e 4Matic: libertad versátil

El Mercedes-Benz GLC está en su elemento en cualquier terreno. Este SUV de tamaño medio es una inteligente combinación de funcionalidad y agilidad con un diseño moderno. Este modelo ofrece confort y funcionalidad sobresalientes gracias a su espacioso interior, haciéndolo atractivo para clientes que deseen conducir un SUV premium muy versátil. En su nueva versión, el GLC cuenta con un diseño aún más llamativo, el intuitivo sistema de infoentretenimiento MBUX (Mercedes-Benz User Experience) y sistemas de asistencia a la conducción de última generación. En el nuevo GLC 300 e 4Matic, los clientes solo tienen que aceptar restricciones menores en términos de capacidad de carga. Como un SUV de tracción total, el GLC 300 e también está capacitado para remolcar, con una capacidad de remolque de 2.000 kilos (con freno).

Desde el principio, el GLC fue diseñado para ahorrar espacio en la integración de la batería, con un eje trasero más bajo y una carrocería diseñada para ello. El resultado es un maletero grande, cuya capacidad va de 395 a 1.445 litros, solo un poco por debajo de otros modelos de la gama GLC.

Resumen de datos técnicos

  GLE 350 de 4Matic GLC 300 e 4Matic
Tipo/Número de cilindros/Disposición Diesel/4 en línea Gasolina/4 en línea
Cilindrada (cc) 1.950 1.991
Potencia del motor de combustión (kW/CV a rpm) 143/194a 3.800 155/211 a 5.500
Par máximo motor de combustión (Nm a rpm) 400 a 1.600-2.800 350 a 1.200-4.000
Potencia del motor eléctrico (kW) 100 90
Par máximo motor eléctrico (Nm) 440 440
Potencia conjunta (kW/CV) 235/320 235/320
Par motor conjunto (Nm) 700 700
Aceleración 0-100 km/h (s) 6,8 5,7
Velocidad máxima (km/h)[1] 210 230
Velocidad máxima en modo eléctrico (km/h) Hasta 160 Más de 130
Consumo de combustible combinado (l/100 km) 1,1 2,5-2,2
Emisiones de CO2combinadas (g/km) 29 57-51
Capacidad total de la batería (kWh) 31,2 13,5
Consumo eléctrico combinado (kWh/100 km) 25,4 17,8-16,5
Autonomía eléctrica en ciclo NEDC (km) 106 46-49
Autonomía eléctrica en ciclo WLTP (km)[2] 90-99 39-43

 

La estrategia híbrida enchufable de M-B

A finales de 2019, Mercedes-Benz tendrá más de diez vehículos híbridos enchufables en su gama, una atractiva gama que va desde un modelo compacto hasta su buque insignia, el Clase S. El objetivo es llegar a ofrecer a los clientes más de 20 variantes de modelos en 2020.

Los híbridos enchufables son también un hito importante en el camino hacia una conducción libre de emisiones. Mercedes-Benz está desarrollando sistemáticamente sus híbridos enchufables bajo la etiqueta EQ Power, que también es garantía de un excepcional dinamismo. EQ Power+ es el nombre de la tecnología híbrida de alto rendimiento que Mercedes-AMG usará en la carretera en el futuro y que ya se emplea de forma exitosa en la Fórmula 1 a día de hoy. Los primeros miembros de la familia EQ Power con tracción delantera han sido presentados recientemente: la Clases A y la Clase B son los pilares de la iniciativa híbrida enchufable de la marca alemana.

Mercedes me Charge ayuda a cargar en ruta

El nuevo cargador a bordo duplica con creces la capacidad de carga, pasando de 3,6 kW a 7,4 kW, y supone un compromiso ideal entre tamaño, peso y capacidad de carga. Una batería descargada puede cargarse completamente en 1,5 horas con un ‘wallbox’ situado por ejemplo, en la casa del cliente. Se puede hacer lo mismo en aproximadamente cinco horas con un enchufe doméstico.

Además de utilizar la fuente de alimentación doméstica, por ejemplo con un Mercedes-Benz Wallbox, también es posible cargarlo cómodamente y sin complicaciones una vez en ruta. Esto se debe a que el sistema de información y entretenimiento MBUX (Mercedes-Benz User Experience) ayuda al conductor a encontrar estaciones de carga. El sistema MBUX entiende el lenguaje natural de las personas, permitiendo al conductor iniciar una búsqueda diciendo simplemente “Hey Mercedes, encuentra estaciones de carga cercanas”.

A través de Mercedes me Charge, los conductores de un modelo híbrido enchufable pueden acceder opcionalmente a una de las redes de carga más grandes del mundo, con más de 300 operadores diferentes sólo en Europa (municipios, aparcamientos, autopistas, centros comerciales, etc.). Gracias al navegador, los clientes de la firma de la estrella pueden encontrar estas estaciones de carga fácilmente y acceder cómodamente a ellas a través de la tarjeta Mercedes me Charge, la aplicación Mercedes me o directamente desde el coche. Para ello no se necesitan contratos específicos: con una simple autenticación, los clientes se benefician de una función de pago integrada y de una facturación simple después de haber registrado su método de pago la primera vez. Cada procedimiento de carga se reserva automáticamente y queda reflejados de forma individual y clara en una factura mensual.

Comentarios desactivados en Mercedes-Benz GLE 350 de 4Matic Y GLC 300 E 4Matic: tercera generación de híbridos enchufables

Catalogado como Noticias

Comments are closed.