Nani Roma, magnífico segundo puesto en el Dakar, tras el tricampeón Al-Attiyah. Gutiérrez y Sanz, primeras mujeres en coches y motos, respectivamente

La 41ª edición del Dakar de Perú finalizó ayer en Lima con la brillante victoria de Sainz en la última de las diez durísimas etapas, Pisco-Lima. El qatarí Al-Attiyahse ha alzado con su tercer título en coches y Nani Roma mantuvo su segundo lugar en el podio. Las españolas Gutiérrez y Sanz fueron las primeras mujeres en coches y motos, respectivamente.

Los sobrevivientes del 41º Dakar, uno de los más duros de su larga historia, celebraron el final y la ceremonia del podio en la playa limeña de la Magdalena, donde comenzó la prueba el pasado día 6.179 pilotos y equipos –75 motos, 15 quads y 76 autos, de los cuales 20 SxS y 13 camiones–,disfrutaron de la bien ganada victoria de haber concluido el trabajo.

Sobre todo, el piloto qatarí Nasser Al-Attiyah, que, a bordo de su Hiluxy con su copiloto Mathieu Baumel, cosechó su tercer título en coches con una estrategia ejemplar, sorteando todos los obstáculos, encontrando el equilibrio entre seguridad y resultado y dominando las sutilidades de la navegación de la prueba y con tres victorias de etapa. “Una de mis victorias más bonitas. No hemos cometido ni un error y eso que ha sido un rally muy difícil. Conseguimos colocarnos a la cabeza la tercera jornada y, desde entonces, hemos ido confirmando con regularidad nuestra ventaja. Estoy muy contento de poder ofrecer a Toyota su primera victoria en el Dakar. Es un rally que puede ganar todo el mundo y siento un gran respeto por nuestros rivales. Han cometido errores porque tenían que atacar y, a veces, no van bien las cosas. Ha sido un rally 100 por ciento Perú con arena y dunas y quería lograr un buen resultado”, declaró antes de subir al podio.

Tras él, el piloto español Nani Roma, quien, a bordo de su Mini John Cooper Works Rally y su copiloto Alex Haro –que ha hecho res etapas con dos costillas fisuradas–, consiguieron mantener hasta Lima la segunda posición tras entrar sextos en la última etapa. “¡La segunda posición no está nada mal! Hemos llevado a cabo una buena estrategia durante toda la carrera, aunque siempre ves las cosas de una forma diferente después de acabar. Lo hemos hecho bien y estamos felices. Nos gustaría dar las gracias al equipo, y no solo a mis mecánicos e ingenieros, sino a todo X-Raid”, declaró Roma en la meta, congratulándose que seis Mini del X-raid MINI John Cooper Works Rally Team completaran el Dakar 2019, cinco de ellos dentro de los diez primeros puestos.

El resto de ganadores fueron un heroico Toby Priceen motos, haciéndose con la victoria absoluta a pesar de pilotar con una mano rota; Nicolás Cavigliassoen quads, con un dominio absoluto en toda la prueba; Francisco “Chaleco” Lópezen SxS, con un retorno por todo lo alto tras seis años de ausencia y en una nueva categoría, así como Eduard Nikolaevpara su cuarta victoria en camiones.

Los pilotos españoles

El vencedor de la 40ª edición del Dakar, Carlos Sainz y su copiloto Lucas Cruz (Mini JCW) se resarcieron de la frustración de sus aspiraciones a una nueva victoria tras las tremendas dificultades sufridas desde la segunda etapa, con dos pinchazos y problemas hidráulicos, y aparentemente insalvables en la tercera , en la que perdieron tres giras tras romper una suspensión al caer en un hoyo. Aunque se daba por seguro el abandono del piloto madrileño, él y su copiloto se mantuvieron en su Mini John Cooper Works Buggy con intención de entrar en el top 10 y ganar alguna etapa. Lo primero no ha sido posible –han acabado en la 13ª posición de la general–, pero sí ganar la última etapa, la especial cronometrada de 112 kilómetros, sumando la 32 victoria de etapa de los pilotos españoles en la historia de la prueba. “Hoy ha sido el primer día en todo el rallye que no hemos tenido ningún problema, todo ha funcionado a la perfección. Estoy contento de haber ganado la etapa y sobre todo de haber acabado este rallye tan difícil, ahora ya tendremos tiempo de hacer balance de todo lo que ha sucedido”, declaró Carlos Sainz.

 

En la categoría T1.3 (todoterrenos modificados gasolina de dos ruedas motrices), Óscar Fuertes y su copiloto Diego Vallejo culminaron su segundo Dakar con un tercer puesto heroico en el podio de su categoría y el 33º puesto de la general en su SsangYong Rexton DKR construido en España. “Debemos sentirnos muy satisfechos del trabajo, realizado con pasión desde el primero hasta el último miembro del equipo”, dijo el piloto,excampeón de España de Rallys de Tierra,al terminar la prueba por segundo año consecutivo,“El rally ha sido durísimo en intensidad y dificultad. No sólo era una carrera; ya era todo un desafío pasar por donde nos han hecho pasar. Nuestro SsangYong Rexton nos ha traído hasta aquí, a pesar de que le hemos hecho de todo”.

Isidre Esteve ha logrado completar el Dakar por tercer año consecutivo en coche. El piloto del Repsol Rally Team ha superado con éxito una de las ediciones más difíciles que se recuerdan, con su prototipo BV6 con los mandos adaptados en el volante. Y lo ha hecho de forma brillante, al concluir sexto de su categoría T1.2 (todoterreno 4×4 diésel modificados) y 21º de la general, posición de la general que ocupó en la anterior edición.“Estamos muy felices de haber superado una edición tan extremadamente difícil”, reconocía el ilerdense a su llegada a Lima.

Dificultades que llegaron hasta la última etapa,solventada con un 36º puesto:“Nos hemos llevado un susto enorme cuando se nos ha parado el coche a falta de 15 kilómetros, en la arena. Por suerte, ya habíamos pasado la parte más complicada de dunas y mi copiloto Txema Villalobos, como siempre, ha podido solucionar el problema en poco tiempo para continuar hasta el final. Es el tercer año seguido que acabamos, pero las sensaciones son cada vez diferentes. Continuamos dando pasos adelante y estamos satisfechos, sobre todo, porque hemos demostrado tener un muy buen ritmo”.

La única piloto española de coches, la burgalesa Cristina Gutiérrez, ha vuelto a hacer historia en el Dakar, al repetir la gesta por tercera vez consecutiva, a los mandos de su Mitsubishi Eclipse Cross,y conseguir, con su copiloto Pablo Huete, acabar en 26ª posición en la clasificación general, además de séptima en la categoría T1.2 (todoterrenos 4×4 diésel modificado) y primera piloto femenina de la general de coches; su primer top 30, sólo un puesto y 13 minutos y medio por debajo de su objetivo, la 25ª, tras haber sido 44ª en 2017 y 38ª en 2018:“Estamos muy contentos. Las sensaciones son inmejorables porque desde el minuto 0 nos hemos sentido muy a gusto con el coche y todo ha ido genial. Sólo un par de días en los que tuvimos problemas, y de algunas penalizaciones que a mi modo de ver han sido excesivas, nos han impedido acabar más arriba”, resumió la piloto antes de subir al podio de llegada en Lima.

La piloto oficial de Mitsubishi España del Grupo Antolín ha exhibido a lo largo de todo el Dakar una gran regularidad y ha sido en esta edición cuando menos errores ha cometido. A ello ha contribuido decisivamente su equipo y, por supuesto, su compañero en esta odisea, un Pablo Huete que en su primer Dakar ha demostrado ser, además de buen mecánico, un grandísimo copiloto: Ha estado impecable, impresionante desde el primer día. Le estoy muy agradecida por toda la confianza que ha depositado en mí. Tiene un gran futuro”.

En términos similares se ha expresado Pablo al hablar sobre Cristina y su Dakar: “Le tengo que agradecer la oportunidad que me ha dado de venir aquí y vivir esta experiencia. Es increíble cómo trabaja y cómo pilota, ha demostrado que puede estar perfectamente entre los 20 mejores”.

Finalmente, la motorista piloto de Soficat Xerox Laia Sanz terminó 11ª de la general, su segundo mejor resultado en las nueve ediciones consecutivas del Dakar que ha terminado, sin ningún abandono en su palmarés–un récord: ningún otro piloto en activo de la categoría de las dos ruedas ha podido acabar nueve participaciones consecutivas en el rally más extremo del planeta–, y a dos puestos de su otro récord conseguido en 2015, la novena posición, el mejor resultado de una mujer en los 41 años de historia de la prueba.

“Estoy muy feliz con este resultado. No hubiera pensado nunca acabar así, llegando como he llegado a la carrera. He sufrido mucho para estar aquí. Si hace un mes me dicen que hago la 11, no me lo creo”, comentaba exultante a su llegada a la meta,“Estoy muy feliz con este resultado. No hubiera pensado nunca acabar así, llegando como he llegado a la carrera. He sufrido mucho para estar aquí(una mononucleosis, la fiebre Q y una neuropatía ya superadas le impidieron preparar la prueba). Si hace un mes me dicen que hago la 11, no me lo creo”.

Laia Sanz también ha tenido palabras para su compañero del equipo KTM Toby Price, que se ha terminado imponiendo con una impensable victoria final: “Lo de Toby es de otra galaxia. Con la mano rota y unos dolores fortísimos no sé cómo ha sido capaz de pilotar a este nivel y ganar la carrera. Al llegar al campamento cada día, dejaba caer la moto porque no podía sujetarla más del dolor. Es brutal lo suyo y me alegro un montón por él y por todo el equipo”, ha celebrado. “Ya estoy preparando la maquinilla para afeitarle el cabello. De ésta no se libra”, bromea Laia en referencia a la apuesta que hicieron ambos si el australiano conseguía acabar en el top 5.

Comentarios desactivados en Nani Roma, magnífico segundo puesto en el Dakar, tras el tricampeón Al-Attiyah. Gutiérrez y Sanz, primeras mujeres en coches y motos, respectivamente

Catalogado como Competición

Comments are closed.