Nuevo Subaru Impreza, la calidad emocional

La quinta generación del Impreza llega España con mayores avances que lo hacen más atractivo. A las características de la marca –seguridad, calidad de rodadura, tacto deportivo, confort de marcha, tecnología, conectividad, eficiencia, fiabilidad…–, ahora suma el concepto de calidad emocional.

Subaru llevó a cabo estudios previos para definir qué cualidades debía tener el nuevo modelo de esta quinta generación del Impreza, el cliente objetivo y las demandas del mercado para conservar los valores tradicionales del Impreza dentro de la gama Subaru e incorporar nuevas características. El resultado suma a esos conceptos, cualidades y valores tradicionales un mayor valor añadido. Subaru define el nuevo criterio como “Calidad Emocional”. Y la quinta generación del Subaru Impreza lleva este concepto de calidad emocional a un nivel superior para ponerlo al servicio del conductor del Impreza; un conductor con las ideas muy claras y una mentalidad diferente, ya que sabe valorar tanto la experiencia al volante como la seguridad, el confort, la tecnología y el dinamismo en todo tipo de superficie sin importar las condiciones atmosféricas. La clave está en saber que sobre suelo seco, con lluvia, con nieve o ante cualquier imprevisto, el Subaru Impreza ofrece siempre el más elevado nivel de seguridad con un comportamiento dinámico, una diversión al volante y una calidad de rodadura que ningún otro modelo es capaz de ofrecer.

El nuevo Impreza cuenta con las dos principales señas de identidad de la marca japonesa: la tracción integral permanente simétrica (Symmetrical All-Wheel Drive), que la marca lleva perfeccionando desde 1972 y, además de un centro de gravedad más bajo y de la natural ausencia de vibraciones, el motor bóxer de cilindros horizontales opuestos, que, en línea con la transmisión, obtiene la máxima eficiencia a la hora de transferir la potencia a todas las ruedas.

Entre las características más destacadas de la quinta generación del Impreza hay que resaltar la utilización de la nueva plataforma global Subaru (SGP, Subaru Global Platform) que mejora ostensiblemente la seguridad, el confort de marcha y la agilidad. El uso de esta plataforma elimina prácticamente las vibraciones que llegan al volante, a los asientos y al suelo del habitáculo. La rigidez torsional del chasis es un 70% superior y también son más rígidos los puntos de conexión de la suspensión con la carrocería, lo que se traduce en una superior estabilidad y calidad de rodadura. Además, la nueva plataforma permite situar el centro de gravedad 5 mm más bajo, mejorando el comportamiento dinámico y, obviamente, la seguridad activa.

La nueva plataforma global, la tracción total permanente Symmetrical AWD, el motor bóxer y los nuevos sistemas como el EyeSight hacen que el nuevo Subaru Impreza consiga ofrecer una estabilidad y una precisión impresionantes al circular por carretera de curvas y con gran confort. La seguridad también ha sido profundamente mejorada atendiendo a cuatro áreas principales: activa, pasiva, preventiva y primaria.

Con respecto a la anterior generación, el Impreza es ahora más largo, más ancho y más bajo. Como consecuencia de todo ello, el habitáculo es más amplio.

El nuevo Subaru Impreza llega a España con carrocería de cinco puertas, motor 1.6 bóxer de 114 CV, tracción total simétrica y cambio Lineartronic. Este motor supera la normativa de emisiones Euro 6C y dispone de sistema Auto Stop Start, lo que contribuye a reducir consumo y emisiones. Además, es unos 12 kilos más ligero que antes, lo que reduce el gasto de combustible. Destaca asimismo por su funcionamiento suave y refinado, así como por la agradable respuesta en todo el rango de revoluciones gracias al sistema de control activo de las válvulas (AVCS) de admisión y escape.

El nuevo Impreza se presenta con dos versiones de acabado: 1.6 Sport y 1.6-S Executive. El 1.6 Sport sale al mercado con un PVP de 21.800 euros que, con la actual campaña promocional (1.400 euros) se queda en 20.400 euros. El 1.6-S Executive tiene un PVP de 24.900 euros a los que hay que reducir 1.700 de campaña promocional, por lo que su precio es de 23.200 euros.

El completo equipamiento de serie incluye entre muchos otros elementos el sistema de ayuda a la conducción EyeSight, 7 airbags (frontales, laterales delanteros, de cortina y de rodilla para el conductor), llantas de 16″, reposacabezas activos y ajustables delanteros, control dinámico de comportamiento del vehículo VDC, anclajes Isofix, pilotos traseros de led, sistema HBA de ayuda al cambio de luces largas/cortas, respaldos traseros plegables 60:40, climatizador automático con filtro antipolvo, sistema de información y entretenimiento compatible con Apple CarPlay® y Android Auto® , volante multifunción, Bluetooth®, puertos USB y auxiliar, ordenador de a bordo y freno de mano eléctrico con asistente en rampa.

El acabado Executive añade, por ejemplo, faros led adaptativos, antiniebla delanteros, retrovisores exteriores eléctricos plegables y térmicos, llantas de aleación de 17″, asientos delanteros calefactables, volante y palanca de cambios forrados en cuero, climatizador bizona con activación por voz, sistema de información y entretenimiento Subaru Starlink y cámara de visión trasera.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario