Opel desvela el nuevo Insignia Country Tourer, que se presentará en el Salón de Frankfurt

El Salón de Frankfurt, que abre sus puertas el próximo mes de septiembre, es el lugar elegido por Opel para presentar el nuevo Insignia Country Tourer, la variante más aventurera de la nueva berlina de la marca, que ya cuenta con las versiones Grand Sport y Sports Tourer.

Estaba anunciado como una de las siete novedades de Opel para este año 2017 y por fin ha dado la cara. Se trata del nuevo Insignia Country Tourer, la variante más aventurera de un triunvirato del que hasta ahora conocíamos las versiones Grand Sport -berlina- y Sports Tourer -familiar-.

El nuevo Opel Insignia Country Tourer dará la cara oficialmente en septiembre, con motivo de la celebración del Salón de Frankfurt. Será entonces cuando conozcamos todas las características de un vehículo que ha aumentado su distancia entre ejes hasta en 92 milímetros, además de incorporar algunos componentes específicos como protecciones integrales para proteger los bajos, o de elevar 20 milímetros la carrocería. Todo ello, como veis, orientado a realizar una conducción más aventurera.

Opel también ha anunciado que la carrocería del Insignia Country Tourer aumenta su longitud 10 centímetros respecto a su antecesor, lo que permite unas cotas interiores más elevadas y, por tanto, más espacio para sus ocupantes. La capacidad del maletero, por su parte, puede llegar a alcanzar los 1.665 litros con los asientos traseros plegados, operación que se lleva a cabo en proporción 40/20/40. Para completar la capacidad de carga, se incluyen unos raíles en el techo que soportan hasta 100 kilogramos extra.

Al igual que las otras versiones del Insignia, este Country Tourer podrá contar con la nueva transmisión de ocho velocidades automática, así como con el sistema de tracción total con reparto vectorial de par. Y todo ello sin olvidarnos de todos los sistemas de entretenimiento y tecnológicos de la gama, Opel OnStar inclusive.

Para mejorar la capacidad off-road del vehículo, Opel ha optado por no incluir un diferencial trasero convencional, y sí dos dos embragues multidisco controlados eléctricamente para hacer posible una entrega de potencia más precisa a cada rueda, evitando el subviraje enviando más para a la rueda trasera exterior. Se incluye además el chasis FlexRide, que tiene la capacidad de adaptar la respuesta de la amortiguación, la dirección y el acelerador en función de los modos de conducción disponibles -Normal, Sport o Tour-.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario