Pon tu Suzuki V-Strom a punto para viajar de vacaciones con seguridad

Se acerca el momento de disfrutar de unos días de vacaciones, ya con menores restricciones para viajar por España o fuera. Más que nunca, tenemos ganas de recuperar la normalidad, de romper cadenas y realizar los viajes pendientes. Así que, carretera y manta, y mejor a lomos de nuestra V-Strom, una moto diseñada para llegar a todos los lugares.

Recambios Getafe

Por ello, es importante que pongamos nuestra moto a punto para viajar, más lejos o más cerca, pero seguros. Así que vamos a repasar cuáles son los principales puntos a revisar para tener nuestra V-Strom en condiciones óptimas.

Suzuki es una marca que siempre ha puesto especial énfasis en lograr la máxima fiabilidad de todos los elementos de sus motos y la moto más versátil de su gama no es una excepción. Pero como cualquier otra moto, requiere de mantenimiento y, si vamos a viajar, debemos hacer una revisión general.

Con una revisión adecuada, aunque viajemos más seguros con nuestra V-Strom, no necesitaremos los servicios de asistencia. Tener los neumáticos en las mejores condiciones, los amortiguadores, el motor afinado o el sistema eléctrico y la batería en condiciones óptimas, permitirá desplazarse seguros. Repasemos cuáles son los puntos que debemos revisar siempre:

Neumáticos

Sin duda, los neumáticos son un elemento esencial a la hora de conducir, el punto de unión entre la moto y el asfalto. Por eso deben estar siempre en buen estado y deben ser los homologados. Que para la V-Strom 1050 disponen de las siguientes medidas: 110/80R19 M/C 59V para el delantero y 150/70R17 M/C 69V para la rueda trasera. Los adecuados para el uso, peso y prestaciones de la moto.

Por ello debemos revisarlos periódicamente y comprobar que no han sufrido cortes ni hay abombamientos en los flancos laterales o en los hombros, consecuencia de haber pisado algún bache o bordillo.

También comprobaremos el desgaste, que en las ranuras principales de la banda de rodamiento mantienen la profundidad adecuada que la ley establece que debe ser como mínimo de 1,6 mm.

Otro de los puntos que debemos vigilar siempre en los neumáticos es que están hinchados a la presión adecuada, establecida por Suzuki y que está indicada en el libro de mantenimiento. Ni mayor ni menor presión, que comprobaremos siempre con los neumáticos en frío para que no se falseen los datos, que será diferente para cuando vamos a rodar con pasajero y con nuestras maletas o bolsas sobre depósito. Una presión inadecuada, además de reducir el agarre y la resistencia lateral, también supondrá un mayor desgaste. Por último, ten en cuenta que los neumáticos tienen una durabilidad según su fabricación y, aunque su apariencia pueda resultar buena, el compuesto puede haber perdido cualidades.

Nivel de aceite

El nivel de aceite en el cárter debe ser el adecuado para mantener la buena salud del motor. Comprobar que no se encuentra por debajo de la marca indicada por el fabricante, que podemos comprobar a través del ojo de buey instalado en el cárter.

Si está por debajo habrá que rellenarlo con el mismo tipo de aceite utilizado para no modificar sus propiedades, que en el caso de la V-Strom, de serie lleva el que mejor se adapta a las condiciones de su motor, usando el aceite Ecstar de la marca. Éste no debe variar excepto si vivimos en un clima extremo, lo que en España es difícil, aun en una zona de alta montaña en invierno.

Para rellenarlo, la moto debe estar colocada sobre una superficie totalmente plana, para lo que un caballete auxiliar es un buen apoyo a la hora de asegurarnos que no hay inclinación. Debemos ir dejando que el aceite repose para no sobrepasar el nivel indicado y mantener la lubricación adecuada del motor.

En el manual, Suzuki indica las pautas para realizar los cambios de aceite en tiempo y kilómetros. Por ello, si vamos a realizar muchos kilómetros, para no hacer el cambio de aceite en medio del viaje, conviene realizarlo antes.

Filtros

La sustitución del filtro de aceite lo realizaremos al cambiar el aceite. Hay que revisar también el filtro del aire para que esté limpio, sin polvo ni suciedad que lo obstruya, cambiándolo si se deteriora o según las pautas que indica Suzuki.

Líquido refrigerante

El vaso de expansión marca la tolerancia en la que debe mantenerse el nivel de líquido refrigerante, transparentándose para poder comprobar que se mantiene entre el máximo y el mínimo marcado.

Los frenos

La frenada de la Suzuki V-Strom ofrece un excelente equilibrio, con una destacada eficacia en consonancia a su peso y prestaciones y un excelente tacto. Dispone delante de dos discos flotantes de 310 mm de diámetro, con pinzas Tokiko de cuatro pistones. Mientras en el eje trasero confía en un disco de 260 mm con pinza Nissin de un solo pistón, en ambos casos con ABS.

Una revisión completa del sistema de frenado incluirá pinzas, latiguillos, pistones, pastillas, manetas, palanca, bomba, discos y líquido. Si no notamos la falta de eficiencia en marcha, el estado de las pastillas lo realizaremos visualmente, a través de las pinzas, comprobando que mantengan un grosor de unos 2 mm como mínimo y que el desgaste sea regular. Un desgaste excesivo, además de alargar la frenada, puede dañar los discos.

Al comprobar visualmente el estado de los discos se debe vigilar que el nivel del líquido del circuito de frenos se mantenga en su nivel adecuado. Para ello debe coincidir con la marca en el depósito de llenado. El líquido de frenos se oxida con el paso del tiempo, por lo que hay que sustituirlo, normalmente en torno a los 2 años. Los discos, con el paso del tiempo, también pueden requerir su sustitución.

Cadena

La cadena de transmisión requiere un mantenimiento sencillo, pero debemos hacerlo para alargar al máximo su vida. En la V-Strom está muy accesible, lo que facilita su cuidado: limpiarla, engrasarla y tensarla.

Para limpiar bien la cadena, lo mejor es utilizar un producto específico, un desengrasante, aplicarlo, dejarlo durante 10 minutos al menos y terminar el trabajo con un cepillo y un trapo. El piñón de ataque está más escondido como es habitual; podemos limpiarlo con un cepillo alargado para no tener que desmontar la tapa.

La cadena conviene lubricarla regularmente un spray de grasa específica y comprobar que mantiene su tensión antes de tener que cambiarla.

Luces

Si una luz se ha fundido, es algo evidente y cambiar una bombilla en las V-Strom resulta sencillo por su accesibilidad. La 1050 dispone de leds infundibles en las ópticas delanteras y traseras, e incluso en los intermitentes en el caso de la XT, por lo que no requieren mantenimiento.

De cara a tener una iluminación correcta para aprovechar al máximo el haz de luz y a la vez no deslumbrar a los otros vehículos, hay que regular la altura del faro delantero. En los talleres oficiales de Suzuki es una comprobación rápida. El faro posterior requiere comprobación visual, sobre todo en el caso de las luces de freno y los intermitentes de la V-Strom 650, por si hay que cambiar alguna bombilla.

Batería

Aunque nuestra V-Strom esté parada, siempre hay descarga de la batería. Si ésta no está en buenas condiciones, puede que no arranque tras varios días sin usarse. Es un elemento que hay que cuidar y mantener regularmente para alargar al máximo su vida.

También conviene vigilar las conexiones, comprobando el estado de los bornes. Hay que ver que no estén sulfatados y que los cables y la camisa que los protegen no estén deteriorados. Para limpiar los bornes lo primero que hay que hacer es desconectarlos, aflojando la tuerca y separando el cable. Primero quitamos el negativo y luego el positivo (al revés al volverla a conectar), frotándolos con un cepillo metálico. Si cambiemos la batería, hay que comprobar que está bien fijada y los tornillos de los bornes bien apretados para que no se puedan desconectar. Con un poco de grasa aseguraremos una buena conexión.

Para un mejor mantenimiento de la batería, dado que es accesible y pesa poco, sería aconsejable hacerle regularmente una recarga con un cargador específico o usar un mantenedor de batería durante las largas paradas sin uso de la motocicleta.

Garantía ampliada

Además, para viajar tranquilos, la V-Strom disfruta de la garantía ampliada a 4 años que incluye 4 años de asistencia Premium en carretera –a excepción de las unidades vendidas en Andorra, vehículos no matriculados y aquellos destinados a la competición, motos de renting y alquileres–.

Una cobertura de servicios que incluye asistencia en carretera Premium desde el kilómetro 0, incluyendo falta de gasolina, pinchazo, luces, problemas con la batería y perdida de llaves y asistencia 24 horas en carretera para el vehículo, el conductor y el acompañante, aplicable a los desplazamientos por Europa y Marruecos.

Comentarios desactivados en Pon tu Suzuki V-Strom a punto para viajar de vacaciones con seguridad

Catalogado como Motos, Noticias

Comments are closed.