Porsche defiende en 2016 su título del WEC y su triunfo en Le Mans

Porsche-1

Porsche afronta la temporada 2016 con el objetivo de repetir los laureles de la temporada precedente. Un segundo triunfo consecutivo tanto en el WEC -Campeonato del Mundo de Resistencia- como en las 24 Horas de Le Mans es el sueño de todos quienes integran el equipo de competición de la marca alemana, que pondrá en liza 2 unidades del 919 Hybrid.

Después de la exitosa temporada 2015, donde se logró la victoria absoluta en Le Mans y se ganaron los campeonatos del mundo de Constructores y de Pilotos, Porsche asume el papel de defensor de ambos títulos en 2016. Para ello, los dos Porsche 919 Hybrid que competirán durante este año han evolucionado significativamente para esta tercera temporada de la marca desde su retorno a esta categoría, aunque la estructura básica del chasis y el concepto del sistema de propulsión permanecen iguales.

La alineación de pilotos para este año de Porsche está compuesta por los campeones del mundo Timo Bernhard, Brendon Hartley y Mark Webber, que compartirán el coche número 1, y por el trío formado por Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb, que estarán al volante del vehículo número 2.

Porsche-2

Conviene recordar que el sistema híbrido del 919 combina una innovadora tecnología en la que se integran, por un lado, un turbo de reducidas dimensiones, con un motor de combustión de cuatro cilindros y dos litros alimentado por inyección directa y, por otro, una batería de iones de litio para almacenar la electricidad generada por dos sistemas diferentes de recuperación de energía: el primero recoge la energía generada en la frenada por el eje delantero, mientras que el segundo aprovecha la producida por el escape. El sistema de propulsión del 919 Hybrid produce unos 900 CV de potencia y supone una fuente importante de inspiración para Porsche de cara al desarrollo de futuros deportivos de carretera. El último ejemplo es la tecnología de 800 voltios para el Mission E, un concept car 100% eléctrico.

Porsche-3

Desde una perspectiva histórica, el WEC recoge la tradición del Campeonato del Mundo de Sport Prototipos que se disputó de los años sesenta a los ochenta. Se trata de una de las competiciones de circuito más importantes del mundo. En 2016 constará de nueve carreras en diferentes países. El punto álgido de la temporada llega con las 24 Horas de Le Mans, en Francia, donde Porsche ostenta el récord de 17 victorias absolutas. Las otras ocho pruebas tienen seis horas de duración. El certamen se inicia en Silverstone (Reino Unido, 17 de abril) y, a continuación, viene Spa-Francorchamps (Bélgica, 7 de mayo). Tras Le Mans (18/19 de junio) llega la prueba alemana del campeonato, que se celebra en Nürburgring (24 de julio). Nueva en el calendario es la carrera de Ciudad de México (3 de septiembre), a la que siguen Austin (Texas, EEUU, 17 de septiembre), Fuji (Japón, 16 de octubre), Shanghai (China, 6 de noviembre) y, por último, Barhein, el 19 de noviembre.

Fue precisamente esa oportunidad de experimentar con tecnología innovadora lo que animó a Porsche a regresar al máximo nivel de las competiciones de resistencia. Los números obtenidos por el Porsche 919 Hybrid después de las 16 carreras disputadas desde su debut en 2014 son doce pole positions, siete victorias en carrera, cuatro dobletes, cinco vueltas rápidas en carrera y dos títulos de campeón del mundo -constructores y pilotos-. Además, en 2015 ningún otro coche que no fuera un 919 ocupó la primera línea de la parrilla de salida tras la calificación. Repetir no será fácil.

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario