Renault Twin’Z: Juegos de luces

Renault Twin'Z

El último prototipo de Renault, el Twin’z, realiza juegos de luces con los diodos luminosos repartidos por su exterior. Este urbano lleva un motor eléctrico de 68 CV, tiene una autonomía homologada de 160 km/h y carece de pilar central.

La vistosidad de un coche por su iluminación la lleva hasta límites extremos el Renault Twin’z, un prototipo con leds que cambian de color repartidos por su exterior: techo, llantas, etc. Además de esta curiosa ornamentación, el modelo francés aglutina otros elementos dignos de destacar. De propulsión trasera, lleva un motor eléctrico de 68 CV situado detrás del habitáculo, alimentado por unas baterías de iones de litio cuya autonomía homologada se sitúa en 160 kilómetros. La velocidad máxima llega a 130 km/h.

La carrocería, hecha con fibra de carbono, mide 3,63 metros de longitud (algo menos que un Twingo) y carece de pilar central. Las puertas se abren de forma eléctrica y las traseras lo hacen en sentido contrario a la marcha (como las de un Opel Meriva). Dos cámaras de vídeo hacen las funciones de retrovisores.

El Twin’z, de cuatro plazas y un peso de 980 kilos (no se sabe si es en vacío o con líquidos y conductor), tiene en el interior dos pantallas, una hace las funciones de instrumentación y está situada detrás del volante; la otra, colocada entre los asientos delanteros, permite manejar climatización, equipo de audio, iluminación exterior, etc.

No hay ninguna confirmación oficial de que este prototipo vaya a convertirse en un modelo de producción.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario