Rosberg se impone a Hamilton, Alonso por ‘encima’ de Ferrari y Sainz abandona

Rosberg

Rosberg

En casa de Red Bull, las estrellas de Mercedes no se apagaron, pero esta vez fue Rosberg quien brilló más que Lewis Hamilton, 1º y 2º, respectivamente. Y Vettel, el primero de los otros, cedió su puesto a Massa, 3º. El GP de Austria fue otro fiasco para los McLaren-Honda, con Alonso subido en el Ferrari de Raïkkönen y Sainz en la batería de su Red Bull.

Citycar Sur

La carrera en casa de Red Bull se inició con Fernando Alonso penúltimo y su compañero Jenson Buttón guardándole la espalda, posiciones que ya empiezan a ser normales en los bólidos (?) de Woking y que todo parece deberán asumir en lo que resta de temporada. Porque resulta que ambos ya han agotado los 4 motores que permite el reglamento en las 20 carreras (y faltan todavía 12). Pero los responsables de la escudería, con el beneplácito del asturiano, y sin amedrentarse por las sanciones, han decidido afrontar cada cita como si de unos entrenamientos se tratara para probar nuevas soluciones, motor nuevo incluido si hiciera falta, y llegar así al inicio de la temporada 2016 con el coche rodado y en forma, algo que actualmente parece muy lejano.

Así quedo el McLaren de Alonso, subido en el morro del Ferrari de Raikkonen

Así quedo el McLaren de Alonso, subido en el morro del Ferrari de Raikkonen

Los cronos del sábado no dieron sorpresa alguna: Lewis Hamilton se hizo de nuevo con la pole, escoltado por Nico Rosberg y Sebastian Vettel, el primero de los perseguidores de las flechas plateadas, seguido de Felipe Massa (que el domingo daría la sorpresa); Nico Hulkenberg, 5º; Valteri Bottas; Max Verstappen, 7º; Luis Felipe Nasr; Romain Grosjean, 10º; Pastor Maldonado; Marcus Ericsson, 11º; Sainz; Sergio Pérez, 13º; Kimi Raïkkönen; Daniil Kvyat, 15º; Roberto Merhi, que quedó delante de su compañero Will Stevens, 17ª; Daniel Ricciardo; Alonso y Button, 20º, cerrando la parrilla. La posición retrasada de Carlos Sainz, 12º, se debió, según dijo el madrileño, a que encontró mucho tráfico en la vuelta de calificación de la Q2, impidiéndole acceder a la Q1.

Raikkonen se llevó por delante a Alonso

Raikkonen se llevó por delante a Alonso

Raïkkönen se lleva por delante a Alonso

Así, con los de siempre en las tres primeras posiciones, Hamilton, Rosberg y Vettel, protagonistas los dos primeros de una última vuelta dramática en los cronos del sábado al salirse ambos de la pista y dando por buenos los tiempos anteriores, se dio inicio al GP de Austria.

Como bien dice el refrán, poco dura la alegría en casa del pobre, porque mientras Rosberg le arrebataba la posición a Hamilton, Raïkkönen, en la tercera curva, con su bólido totalmente descontrolado, embestía a Alonso, llevándose el McLaren del asturiano encima del morro de su Ferrari, para finalizar su dramática cabalgada chocando ambos contra el guardarrail. Lo mejor, que los dos pilotos salieron ilesos de golpe tan violento; lo peor, que en el cuarto abandono seguido del español, de nada servía el nuevo paquete aerodinámico puesto en el circuito austriaco, pues no dio tiempo a probarlo, y la sanción impuesta por el estreno de su enésimo propulsor.

Hamilton

Hamilton

La ‘bordería’ del finlandés

Alonso, al bajarse del coche, que estaba literalmente subido sobre el Ferrari del finlandés, acudió junto a éste para preocuparse por su estado, pero Raïkkönen volvió a demostrar su peor cara (desconozco si se le conoce otra) al pasar olímpicamente del español, al que no le hizo ni caso. La bordería del segundo casco de Ferrari (que todo parece indicar dejará de serlo este año), se puso de manifiesto nuevamente cuando, más tarde, estando ambos atendiendo a la prensa, el ovetense se acercó nuevamente al nórdico y este paso de él por segunda vez. Un tipo como para ir de fiesta con él.

Ya sólo quedaba un McLaren en pista, pero como no hay dos sin tres, frase nuevamente que extraigo de nuestro rico refranero, el ingeniero de Button indicó al británico el camino de los garajes ante un nuevo fallo del McLaren-Honda, más cortacésped que nunca. Quien hizo una magnífica salida fue Sainz, que ganó tres posiciones, situándose 9º, por detrás de Nasr y delante de Pérez. Y Merhi penúltimo, superando a Ericsson.

En la vuelta 23ª, Rosberg mantenía la cabeza de la carrera con poco menos de 3 segundos sobre Hamilton, ¿sería capaz el británico de cazar al alemán?

Massa

Massa

Abandono de Sainz

En la 25º, Sainz entró a cambiar ruedas, pero la defectuosa parada, debido a la falta de energía de sus mecánicos (¡que les den Red Bull!), le hizo perder la posición respecto a Nasr,13ª, y 15ª el madrileño. Pero como a perro flaco todo son pulgas, el hijo del bicampeón de rallyes fue cazado por exceso de velocidad en la entrada al pit lane, siendo sancionado con 5 segundos a sumar al acabar la carrera, lo que le obligaba a contrarrestarlos en carrera, aunque no sería necesario…

Carlos Sainz Jr

Carlos Sainz Jr

En el giro 34 de las 71 vueltas que debían realizar los pilotos, Rosberg entró a cambiar neumáticos, haciéndolo a continuación Hamilton, que a pocos metros para la entrada a los garajes y como iba pasado de velocidad, pisó el freno hasta el fondo, bloqueando ruedas y haciendo planos en las cuatro gomas por igual, sacando más humo que en un fumadero de opio. Claro que lo que salvó a la entrada del pit lane, lo perdió a la salida al pisar la línea blanca, siendo sancionado con los 5 segundos de rigor. Pero tampoco iban a cambiar el sino de la prueba.

Otro que abandonó fue Grosjean, más desguaces que nunca, pues no fueron pocos los errores que cometió el francés: un toque con Sainz al inicio de la prueba, salidas de pista, bloqueos de frenos, hasta que, finalmente, debió abandonar por problemas en la caja de cambios.

Vettel cede el podio a Massa en el ‘pit lane’

En la 36ª, fue Vettel el que entró a cambiar neumáticos, pero la rebeldía de la rueda trasera derecha (o la torpeza del mecánico en ponerla), perdiendo mucho tiempo, le costó la tercera plaza en favor de Massa, quedándose sin podio.

Poco después Sainz tenía que abandonar por culpa de la batería (un coche que cuesta cientos de miles de euros y deja de funcionar por una pieza que no supera los mil euros, ¡increíble!), de ahí que dijera anteriormente que poco iba a importar los 5 segundos de penalización.

Faltando poco para el final, Vettel se acercaba a Massa en un último intento por arrebatarle el único escalón que los Mercedes dejan al resto de los mortales, persecución que fue tal vez lo mejor de la carrera que, hasta ese momento (y después también), era sosa y aburrida. ¿Ha pensado el octogenario Eclestone en alguna solución para que la F1 tenga la emoción de antaño?

Vettel persiguiendo a Massa en su intento vano por arrebatarle el tercer puesto

Vettel persiguiendo a Massa en su intento vano por arrebatarle el tercer puesto

A 6 vueltas para el final, todo seguía igual en los puestos de cabeza, con Rosberg comandando, Hamilton detrás, Massa y Vettel, 4º, que no cejaba en el empeño de amargarle el cajón al brasileño, ¿lo conseguiría?

Pero ya nada iba a cambiar y las posiciones se mantuvieron, con Rosberg entrando primero bajo la bandera a cuadros, por delante del súbdito de Su Graciosa Majestad, que, no obstante, mantiene el liderato de la general, aunque con sólo 10 puntos de ventaja respecto al alemán. Tercero, el brasileño, que merecía este chute de fuerza e ilusión y también su escudería, Williams, que conoció tiempos mejores.

Por detrás del carioca, Vettel; Bottas, el otro Williams; Hulkenberg, 6º; Maldonado; Verstappen, 8º; Pérez; Ricciardo, 10º; Nasr; Kvyat, 12º; Ericsson y, cerrando la lista de los supervivientes, Merhi, 14º, su mejor posición en la F1.

La próxima prueba, el GP de Gran Bretaña, se celebrará en Silverstone el 5 de julio.

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario