Seat León SC 1.2 TSI Reference: Pasional y práctico

Seat León SC (frontal)

Sin grandes diferencias estéticas con el cinco puertas, la carrocería cupé SC del Seat León conserva el carácter práctico de aquél y también su fantástico tacto de conducción. El gasolina 1.2 TSI de 105 CV, muy cumplidor, es perfectamente válido para desplazamientos interurbanos.

Prueba realizada con BP Ultimate

Por primera vez, un Seat León dispone de carrocería de tres puertas. Estéticamente, no es muy diferente a la de cinco, pero es que ésta ya tiene un acusado carácter deportivo, por lo que, desde la marca española, no han visto necesario realizar muchas modificaciones, algo que sí ha sucedido con algunos rivales, como el Opel Astra GTC, el Renault Mégane Coupé y el Kia Pro_Cee’d, que en poco o nada se parecen a sus hermanos.

Como la imagen es cuestión de gustos, y sobre gustos no hay nada escrito, mejor es analizar lo que sí se puede demostrar de este León, que es su fantástico tacto de conducción. El chasis convencional de nuestra versión de pruebas, con eje torsional trasero y sin puesta a punto FR, nos ha parecido preparado más que de sobra para abordar curvas con una rapidez y una entereza dignas de mención. Como dije en la prueba del cinco puertas, “la carrocería oscila muy poco y no se producen apenas subvirajes (incluso en los giros más lentos). Además, se tarda mucho en llegar al límite de adherencia y estabilidad. Con la dirección, de tacto directo, es fácil situar al coche en la trazada deseada sin que sea necesario un gran dominio en el pilotaje. El Léon incluso permite errores sin que el coche se descontrole: en pleno apoyo, se puede cambiar la trayectoria y también frenar”. Esta eficacia curvera no implica una gran incomodidad a la hora de hacer largos viajes, pues las suspensiones no maltratan a los ocupantes, por lo que no hay que temer por cada irregularidad del terreno.

Seat León SC (trasera)

Dentro de la gama mecánica TSI (motores de gasolina de inyección directa y con turbocompresor), el 1.2 de 105 CV (hay otro de 86 CV) es muy cumplidor en viajes interurbanos con uno o dos pasajeros (no lo he podido probar con más viajeros). Como el resto de la familia, funciona de forma silenciosa (al ralentí, parece que está apagado), rinde bien desde regímenes muy bajos, es suave y no da tirones al subir de vueltas. Como el consumo en utilización normal no es elevado, 6,0 l/100 km durante la prueba, y como estos motores suelen dar unos CV extras respecto a la cifra oficial, yo lo elegiría seguro frente al TDI de 90 CV y, muy posiblemente también, frente al TDI de 105 CV por la diferencia de precio. Además, dispone de Start&Stop y de cambio recomendado de marcha (algo optimista, porque, en ocasiones, pedía dos marchas más en cuestas). Este TSI no es para adelantamientos fulgurantes, pero sí para viajar con total comodidad a velocidades de crucero.

Seat León SC (interior)

Pocas incomodidades
Quien piense que este cupé tiene muchos inconvenientes prácticos, se equivoca. Tan sólo uno lógico: las puertas son más pesadas y es más difícil salir o entrar del habitáculo cuando, en aparcamientos en batería, hay poco espacio entre nuestro coche y el de al lado. Por lo demás, no hay peros: la visión en diagonal es buena gracias a las amplias ventanas laterales traseras y los asientos delanteros tienen memoria (ver abajo el texto Sensacionales).

Con el Plan Seat Doble PIVE incluido, el precio del León SC TSI 105 CV Reference es más bien el de un Ibiza, porque tan sólo cuesta 13.870 euros. El equipamiento no incluye nada fuera de lo común, pero tiene lo básico: aire acondicionado, radioCD con conexiones auxiliares, ordenador de a bordo, elevalunas y retrovisores eléctricos, programa electrónico de estabilidad, etc (ver abajo Equipamiento de Serie y Seguridad).

El resto de información del Seat León SC en Con garra y el análisis del cinco puertas en Enseña las garras

SENSACIONALES. Los asientos delanteros opcionales incluidos en el Sport Pack (con llantas de 16”, faros antiniebla con función Cornering y cristales laterales sobretintados, por menos de 800 euros) son sensacionales, porque los resaltes sujetan muy bien la parte inferior del tronco y las piernas en curvas y son válidos para el día a día porque no resultan agobiantes, al menos para gente de complexión normal. Además, la postura de conducción que se logra es fantástica, independientemente de la altura del usuario, pues se puede viajar en posición baja o alta, en función del gusto. Otro dato a su favor es que ambos tienen memoria, es decir, cuando los adelantamos para facilitar la entrada o la salida de las plazas traseras vuelven a su posición original. En comparación con el 5 puertas, es más costoso coger el cinturón de seguridad porque está más alejado de los pasajeros.

BUEN ESPACIO. Como el espacio trasero se conserva respecto al cinco puertas, reproduzco lo dicho en la prueba del León 5p: “En las plazas laterales traseras, aunque delante viajen personas de talla alta, se pueden acomodar perfectamente pasajeros de estatura media, ya que el espacio disponible para las piernas y la cabeza es de los mejores del segmento. Como en la mayoría de modelos, la quinta plaza es incómoda, por ser más estrecha, por tener un asiento más voluminoso y por el molesto túnel de transmisión”. Añado que en el acabado Reference no hay ni salidas de aire ni luces de lectura. Lo que sí disponen los viajeros es de asideros, ganchos y huecos portaobjetos. Como los cristales traseros son muchos más grandes de lo que suelen serlo en una carrocería cupé, no se producen agobios por falta de luminosidad.

AMPLIO. El maletero del SC es idéntico al del 5p, del que comenté que “también, en cuanto a capacidad del maletero, el compacto español está entre los mejores. El cubículo dispone de 380 litros (40 litros más que el anterior León) y tiene formas regulares, por lo que se puede aprovechar fácilmente. Incluye argollas para acoplar una red y ganchos. La rueda de repuesto de emergencia es opcional (49 euros) porque de serie viene con un kit reparapinchazos. Si se abaten los asientos traseros, queda un escalón en la superficie de carga”.

Texto y fotos: F.M.

1.197 cc / 105 CV / 1.189 kg / 191 km/h / 6,0 l/100 km / 13.870 € (con Plan Seat Doble PIVE).

DESTACA:
– Tacto fantástico de conducción.
– Motor TSI muy cumplidor.
– Buena habitabilidad y mismo maletero que el 5p.

MEJORABLE:
– Kit reparapinchazos.
– Quinta plaza incómoda.
– Poca diferenciación estética con el 5p.

EQUIPAMIENTO DE SERIE Y SEGURIDAD
Aire acondicionado; radioCD con lector de MP3 y conexiones auxiliares; pantalla táctil de 5 pulgadas; asientos delanteros con memoria; volante multifunción regulable en altura y profundidad; ordenador de a bordo; Start&Stop; cambio recomendado de marcha: elevalunas y retrovisores eléctricos; función Coming Home; asientos traseros abatibles; luces diurnas; dirección con asistencia variable; control de velocidad de crucero, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales, de cortina y de rodillas para el conductor; programa electrónico de estabilidad (ESC); anclajes Isofix con Top Tether; reposacabezas activos; sensor de presión de neumáticos, etc.

GARANTÍA: Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero transversal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.197 cc.
Potencia máxima 105 CV a 4.500 rpm.
Par máximo 175 Nm a 1.400 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Delantera.
Caja de cambios Manual, 6 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, eléctrica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos.
Suspensión del/tras McPherson/eje torsional.

DIMENSIONES

Peso 1.189 kg.
Largo/ancho/alto 4.228/1.810/1.446 mm.
Cap. depósito 50 litros.
Vol. maletero 380-1.150 litros.
Neumáticos 205/55 R16.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 191 km/h.
De 0 a 100 km/h 10,2 segundos.
Urbano homologado 5,9 l/100 km.
Durante la prueba 6,0 l/100 km.
Emisiones CO2 114 g/km.
Impuesto Matriculación. Exento.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario