Seat Toledo 1.6 TDI Style: Vocación familiar

Seat Toledo (frontal)

Una compra inteligente es la adquisición del nuevo Seat Toledo porque, en menos de 4,5 metros de longitud, da perfecta cabida a una familia con su equipaje. El motor turbodiésel 1.6 TDI de 105 CV está pensado para aquellos que van a hacer muchos kilómetros con el coche.

Prueba realizada con BP Ultimate

Si con la situación económica actual, se aboga por la compra de coches desde un criterio racional, el nuevo Seat Toledo, que regresa al formato sedán después de convertirse en un monovolumen, cumple esa premisa con una excelente nota porque, pese a sus contenidas dimensiones (no llega a 4,5 metros de longitud), ofrece mucho espacio para cuatro adultos y su equipaje (ver abajo A Pierna Suelta y Muy Amplio).

Quien tenga pensado realizar muchos kilómetros o quedarse durante un periodo largo de tiempo el coche, la opción mecánica más interesante es el motor 1.6 TDI CR de 105 CV, el único turbodiésel disponible en la gama. Pierde en suavidad y sonoridad respecto al fantástico gasolina 1.2 TSI de similar potencia, pero gasta, en conducción real y según nuestras mediciones, alrededor de 1,5 l menos de carburante cada cien kilómetros, 5,3 frente a 6,7 l (en manejo normal, porque si exigimos a las mecánicas, la diferencia de consumo es más palpable). La autonomía llega a mil kilómetros.

Seat Toledo (trasera)

El TDI, que se asocia a una transmisión manual de cinco velocidades, empuja según lo esperado, con un punch palpable a partir de 1.500 rpm y un funcionamiento progresivo (se nota poco la patada del turbo). Generalmente, para ganar velocidad, hay que subirlo más de vueltas que al ultrautilizado bloque 2.0 TDI del Grupo VAG y hay que jugar con el cambio en adelantamientos y recuperaciones si se viaja con varios pasajeros, por lo que su uso es más agradable en vías de primer orden (autopistas y autovías). Como solución ecológica en esta versión, se encuentra el indicador de cambio recomendado de marcha, no así el Start&Stop. El sonido del propulsor sí se percibe dentro del habitáculo, aunque no llega a ser molesto y menos con el equipo de audio conectado. Asimismo, nos ha parecido que los ruidos aerodinámicos están bastante bien aislados, de tal forma que a velocidades de crucero no es perceptible el ritmo que llevamos, y tampoco se transmiten vibraciones al interior (pedales, cambio o volante) cuando la mecánica está al ralentí o funcionando en bajas revoluciones.

Seat Toledo (interior)

Reacciones previsibles
Como ya comenté, el Toledo responde con seguridad en curvas y reacciona de forma muy previsible, sumando además un buen aplomo a velocidades de crucero. No llega al nivel del Exeo y no emociona tanto como el León, pero es realmente cumplidor en este apartado. Respecto a estos dos modelos, está por debajo en cuanto a empleo de materiales y presentación, si bien no se trata, ni mucho menos, de un modelo mal realizado y no deja la sensación de ser un automóvil de poca calidad, aunque hay detalles mejorables: por ejemplo, los asideros no tienen función de retención al soltarse.

Dos puntos prácticos dignos de mención es la buena visibilidad en tres cuartos trasero, lo que es garantía de seguridad en las ciudades y en incorporaciones, y el empleo de un limpialuneta, muy práctico en días de lluvia. Dos buenas adquisiciones son los frenos de disco traseros (51 euros) y el sensor de aparcamiento trasero (205 euros) porque desde los retrovisores no se controla muy bien la distancia de la zaga. Por su parte, el GPS (con pantalla a color, Bluetooth y conexión USB) no tiene un precio desorbitado, 769 euros. El coste de esta versión del Toledo es 21.300 euros, sin incluir promociones, financiación ni Plan PIVE (con los que baja claramente de 20.000 euros), por lo que las familias pueden disponer de un coche a su medida sin tener que realizar un gran desembolso.

ASIENTOS DELANTEROS. Regulables en altura, los asientos delanteros ofrecen una buena postura, aunque algunas zonas tienen un mullido algo blando. La regulación del inclinación del respaldo se realiza por puntos y no a través de una ruedecilla. No sujetan mucho en curvas porque vienen con unos resaltes laterales poco pronunciados.

A PIERNA SUELTA. Los dos pasajeros traseros de los laterales disponen de mucho espacio para las piernas, tanto que aunque los viajeros delanteros sean altos, dos adultos de 1,90 metros no tocan los asientos anteriores. Fantástico.

Lo que es más justa es la altura libre a las cabezas, porque esas mismas personas espigadas tocan con el tapizado del techo si se sientan bien erguidas. La quinta plaza tiene un mullido más duro y abultado porque se encuentra un reposabrazos.

MUY AMPLIO. Quien piense que el Toledo cuenta con un maletero justo por disponer de mucho espacio en las plazas traseras se equivoca. El cubículo ofrece nada menos que 550 litros, un volumen más grande que el de muchas berlinas de mayor longitud y se accede a él muy cómodamente a través de un portón, cuyo gran ángulo de apertura nos obliga a tener cuidado en techos bajos (en garajes, por ejemplo) para que no golpee. En el acabado Style, se incluye de serie el paquete Almacenaje, muy útil y práctico, con red y ganchos de carga, además de compartimentos en el lateral. Los asientos traseros se pueden abatir, quedando un escalón en el plano de carga. Debajo de éste se encuentra una rueda de repuesto, que no es de emergencia, pero tiene un tamaño distinto, 185/60, al de las otras cuatro, 215/45.

El resto de información del Seat Toledo se encuentra en esta prueba con el motor de gasolina 1.2 TSI de 105 CV: http://www.quintamarcha.com/QM/index.php/seat-toledo-1-2-tsi-reference-ecomotive-caracter-practico

Texto y fotos: F.M.

GAMA TOLEDO: Desde 13.990 euros.

1.598 cc / 105 CV / 1.254 kg / 190 km/h / 5,3 l/100 km / 21.300 € (sin descuentos, financiación, ni Plan PIVE).

DESTACA:
– Espacio interior y maletero.
– Consumo/autonomía.
– Tacto agradable.

MEJORABLE:
– Rueda de repuesto de distinto tamaño.
– Tambores traseros de serie.
– Potencia algo justa a plena carga.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador automático; radioCD con lector de MP3 y conexiones auxiliares; llantas de 16”; asientos delanteros regulables en altura; ordenador de a bordo; volante multifunción y pomo del cambio en cuero; control de velocidad de crucero; faros antiniebla con función Cornering; paquete Almacenaje; asientos traseros abatibles; retrovisores eléctricos y calefactables; salidas de aire cromadas, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; programa electrónico de estabilidad (ESC); anclajes Isofix y Top Tether; ABS; aviso de cinturón no abrochado, etc.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero transversal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.598 cc.
Potencia máxima 105 CV a 4.400 rpm.
Par máximo 250 Nm a 1.500 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Delantera.
Caja de cambios Manual, 5 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, electrohidráulica.
Frenos del/tras Discos ventilados/tambores.
Suspensión del/tras McPherson/eje torsional.

DIMENSIONES

Peso 1.254 kg.
Largo/ancho/alto 4.482/1.706/1.461 mm.
Cap. depósito 55 litros.
Vol. maletero 550-1.490 litros.
Neumáticos 215/45 R16.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 190 km/h.
De 0 a 100 km/h 10,6 segundos.
Urbano homologado 5,6 l/100 km.
Durante la prueba 5,3 l/100 km.
Emisiones CO2 114 g/km.
Impuesto Matriculación. Exento.

Prueba realizada con BP Ultimate

GARANTÍA: – Dos años sin límite de kilómetros.

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario