SsangYong Korando G20 Sport: A la antigua usanza

SsangYong Korando (frontal)

La variante de gasolina del SsangYong Korando está dotada de un motor a la antigua usanza: alta cilindrada, atmosférico e inyección indirecta. Frente al turbodiésel, gana en suavidad y silencio, y pierde en rendimiento y consumos.

Prueba realizada con BP Ultimate

A priori, parece que un SUV con motor de gasolina no puede tener cabida en el mercado español por el dominio de las mecánicas turbodiésel. Bien es cierto que estas variantes suman una cuota pequeña de ventas, pero, por precio, pueden llegar a ser más que interesantes. En el caso del Korando, con el motor G20, de 149 CV, el coste inicial es de 17.990 euros (acabado Line), un desembolso bastante contenido teniendo en cuenta el tipo de coche que es. En el caso de nuestra unidad de pruebas, dotada del acabado Sport, la tarifa asciende a 19.740 euros, siendo algo más caro que el Korando de gasóleo D20T, también de 149 CV, Premium, que cuesta 19.500 euros. Por lo tanto, el beneficio económico del gasolina es patente únicamente en la versión de acceso a la gama.

Suave y silencioso
¿Qué virtudes tiene el coreano con este propulsor? Principalmente, un funcionamiento suave: la arquitectura atmosférica (sin turbo) implica una subida de vueltas progresiva, sin tirones, agradable en cualquier circunstancia. Además, la ausencia de vibraciones y el limitado ruido mecánico en el interior también son virtudes que no se pueden extrapolar al turbodiésel. De inyección indirecta y con una cilindrada alta, 2,0 litros, presumiblemente es, además, una mecánica fiable, poco propensa a fallos que nos obliguen a pasar por el taller.

SsangYong Korando (trasera)

A diferencia de los turboalimentados, hay que llevarla en regímenes elevados para que dé lo mejor de sí, sobre todo en las marchas más largas y no tanto en las cortas. Esta circunstancia implica que las recuperaciones no son su punto fuerte y que en repechos prolongados y en adelantamientos hay que reducir de marchas para salir airosos. En cuanto al consumo, no hemos registrado una cifra exagerada, 8,1 l/100 km, con mayoría de kilómetros interurbanos.

Tacto de SUV
Parece una perogrullada, pero el SsangYong Korando se comporta dinámicamente como un SUV. Es decir, ni es tan ágil como un Ford Kuga, que casi puede asemejarse en este apartado a un turismo, ni tan cómodo como un Nissan X-Trail, en el que los subvirajes están a la orden del día. El asiático se mueve con suficiente soltura por las curvas y en ellas reacciona de forma previsible. Las distancias de frenado son algo mayores que en un turismo, no sé si por los neumáticos de serie M+S (Mud+Snow/Barro+Nieve), pero hay que estar más atentos a las detenciones.

El tacto de la dirección merece especial atención. En los primeros grados de giro da la impresión de que el coche no cambia de dirección. Cuando manoteamos más con el volante, sí que obedece a nuestras órdenes. Con el paso de los días se coge el tranquillo, llevando al Korando por la trazada deseada. Lo que no me ha convencido ha sido el manejo de la palanca del cambio. Aunque las inserciones son limpias, el tacto es algo tosco (sobre todo, al pasar de primera a segunda). En un porcentaje muy alto de sus rivales, esto no sucede.

SsangYong Korando (interior)

Materiales bien ensamblados
El salpicadero presenta materiales de tacto duro, pero bien ensamblados. La prueba más dura, circular por el campo sin notar desajustes o grillos molestos, la pasó con buena nota. Además de una imagen moderna en el interior también hay hueco para la deportividad, con inserciones en símil fibra de carbono. ¡Menudo salto de calidad experimentado respecto al anterior Korando!

Quien busque buen precio y espacio en un SUV, que tome nota de la versión G20 Line del SsangYong Korando porque, como comenté antes, sólo cuesta 17.990 euros.

POSTURA CORRECTA. Como sucede en los SUV, la postura al volante es más elevada que en un turismo, algo de agradecer pues se controlan mejor las esquinas del coche. Los asientos (el del conductor, regulable en altura) otorgan suficiente comodidad, son válidos para adultos, independientemente de sus alturas, y tienen redes en su parte posterior, pero sujetan poco en curvas. El volante de cuero se regula en altura y profundidad, y la palanca del cambio está a mano.

Por su parte, la opcional cámara de visión trasera es muy útil para controlar distancias en los aparcamientos porque a través del retrovisor interior no se calcula con facilidad. Los grandes espejos retrovisores ayudan a controlar con claridad el tráfico de nuestro alrededor. La salida y el acceso al habitáculo es realmente cómodo, pues apenas hay que contornear el cuerpo.

MUCHO ESPACIO. Sorprendente es el espacio trasero disponible para dos personas. Hay tanto que dos viajeros de 1,90 metros se pueden sentar uno delante del otro con total comodidad. Fantástico. Dos virtudes más son que el respaldo se puede regular en inclinación y que el suelo es completamente plano.

La quinta plaza es más estrecha que las otras dos (lo normal en la mayoría de los automóviles) y guarda en el respaldo un apoyabrazos central con dos posavasos. El único pero es que los asientos no se pueden regular longitudinalmente, por si hiciese falta más espacio en el maletero.

BUENA CAPACIDAD. El maletero del Korando tiene 486 litros, una buena capacidad para el equipaje de varias personas. Parcialmente tapizado, incluye argollas para anclar una red que sujete el equipaje. Además, hay un doble fondo para dejar utensilios poco voluminosos. Debajo de éste se encuentra una rueda de repuesto de emergencia. Si se abaten los asientos traseros, queda una superficie de carga totalmente plana, pues las banquetas también bajan. Para acceder al cubículo, hay un portón con un amplio ángulo de apertura, de tal modo que incluso las personas altas apenas tendrán que agacharse para evitar golpearse con él.   

PACK GT. Por 1.000 euros, el pack GT incluye molduras deportivas exteriores, cámara de visión trasera con guías (muy útil, como he comentado antes), navegador con pantalla táctil a color, entradas auxiliares para el equipo de audio y sistema multimedia. Mucho equipamiento a un precio bastante razonable.

SUFICIENTE PARA PISTAS. El Korando G20 es perfectamente válido para transitar por pistas en buen estado. Los 18 centímetros de altura libre al suelo y los neumáticos de serie M+S (Mud+ Snow / Barro+Nieve) son garantías suficientes para conducir sin problemas hacia fincas o explotaciones agrarias. Otra historia es enfrentarse a grandes desniveles, pues sólo hay un eje motriz, el delantero, con lo que no es especialmente fácil avanzar, sobre todo en terrenos resbaladizos. Como las ruedas tienen un amplio perfil de 60 mm, es difícil que las llantas de 17 pulgadas sufran rozones en el campo.

ELEVADO NIVEL DE SEGURIDAD. En SsangYong no han escatimado esfuerzos a la hora de dotar a todas las versiones del Korando de un elevado nivel de seguridad. Cualquier acabado, incluso el básico Line, viene con airbags frontales, laterales y de cortina, programa electrónico de estabilidad (ESP), ABS con distribuidor (EBD) y asistencia a la frenada (BAS), sistema activo antivuelco (ARP), ayuda al arranque en cuesta (HSA), anclajes Isofix en los asientos traseros, reposacabezas delanteros activos y aviso luminoso en frenadas de emergencia (ESS).

Texto y fotos: F.M.

GAMA KORANDO DESDE: 17.990 euros.

1.998 cc / 149 CV / 1.537 kg / 178 km/h / 8,1 l/100 km / 19.740 €

DESTACA:
– Amplitud interior para cuatro adultos.
– Equipamiento de seguridad.
– Garantía oficial.

MEJORABLE:
– Rueda de repuesto de emergencia.
– Recuperaciones en marchas largas.
– Tacto algo tosco del cambio.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Aire acondicionado; llantas de aleación de 17”; radioCD con lector de MP3 y seis altavoces; sensores de alumbrado y lluvia; retrovisores con intermitentes leds; cristales tintados; control de velocidad de crucero; volante multifunción regulable en altura y profundidad; ordenador de a bordo; Bluetooth; asientos traseros abatibles; cortinilla cubremaletero; barras portaequipajes; doble salida de escape cromada; spoiler trasero, etc.
Seguridad: Airbags frontales, laterales y de cortina; programa electrónico de estabilidad (ESP); ayuda al arranque en cuesta (HSA); reposacabezas delanteros activos; anclajes Isofix, etc.

GARANTÍA: – Cinco años o 100.000 kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero transversal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.998 cc.
Potencia máxima 149 CV a 6.000 rpm.
Par máximo 191 Nm a 4.000 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Delantera.
Caja de cambios Manual, 6 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, eléctrica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos
Suspensión del/tras McPherson/multibrazo.

DIMENSIONES

Peso 1.537 kg.
Largo/ancho/alto 4.410/1.830/1.710 mm.
Cap. depósito 57 litros.
Vol. maletero 486 litros.
Neumáticos 225/60 R17.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 178 km/h.
De 0 a 100 km/h N.D.
Urbano homologado 9,7 l/100 km.
Durante la prueba 8,1 l/100 km.
Emisiones CO2 175 g/km.
Impuesto Matriculación. 9,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario