XC90 T8 Twin Engine, rendimiento de lujo para el nuevo SUV híbrido enchufable de Volvo

1-149821_The_all_new_Volvo_XC90-20141210-140027977

El XC90 T8 Twin Engine es la última propuesta de Volvo en materia de automóvil de lujo, real y eficiente, gracias a combinar un potente motor de gasolina con otro eléctrico de alto rendimiento, y la posibilidad de recargar las baterías a través de una toma de corriente externa sin comprometer una autonomía, lo que se traduce en una potencia conjunta de 400 y un gasto de combustible medio de 2,5 l/100 km.

Volvo Servauto

Eléctrico, híbrido enchufable y de alto rendimiento, así presenta Volvo a su flamante y moderno XC90 T8 Twin Engine de nueva generación, un SUV de siete plazas de naturaleza híbrida-enchufable que sin sacrificar ni el rendimiento ni el placer de conducir o ni siquiera el espacio del maletero, permite disfrutar de una conducción en modo cien por cien eléctrico durante un máximo de 40 kilómetros.

2-147938_The_all_new_Volvo_XC90_Twin_Engine_charge_cable-20141210-14003567

Así las cosas el XC90 T8 Twin Engine combina un motor de gasolina de cuatro cilindros de 318 cv de potencia (que mueve las ruedas delanteras) y un segundo eléctrico de 82 cv y 240 Nm de par (acciona las traseras), que, junto a una transmisión automática de ocho velocidades con tecnología “Shift-by-Wire”, permite hablar de un SUV con tracción total cuando ambas mecánicas funcionan en comunión.

3-147125_The_all_new_Volvo_XC90-20141210-140041307

Como el resto de nuevos XC90, este T8 Twin Engine estrena plataforma de arquitectura modular que, entre otras ventajas, permite colocar el paquete de baterías en el centro del túnel del coche sin afectar a la cantidad de espacio disponible en su interior, manteniendo las tres filas de asientos y la capacidad de carga.

4-146708_The_all_new_Volvo_XC90-20141210-140048323

Por lo tanto un SUV de 7 asientos que ofrece una potencia combinada de (400 cv/640 Nm) con emisiones ultra bajas (59 g/km) y alta eficiencia de combustible (2,5 l/100 km) y además unas cotas prestacionales superlativas: es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en segundos. Y es que gracias a los cinco modos de conducción disponibles, manipulados por el conductor con un mando giratorio en la consola central o en la propia pantalla táctil, los conductores pueden gestionar la respuesta del sistema híbrido:

Híbrido: Este es el modo por defecto, adecuado para el uso diario. En este caso, el vehículo alterna automáticamente entre el motor de gasolina Drive-E de 4 cilindros y la unidad eléctrica para ofrecer el mejor consumo de combustible.

Puramente eléctrico: En este modo, cuando la batería de alto voltaje está completamente cargada, sirve como única fuente de energía del coche, siendo capaz de alimentar al motor eléctrico durante una autonomía de hasta 40 kilómetros. Además, gracias al sistema de frenado regenerativo, este modo es altamente eficiente en el tráfico stop-and-go (paradas y arranques) de los entornos urbanos.

Modo de potencia: Los conductores obtienen con este modo un rendimiento combinado del motor de combustión y del motor eléctrico. En el arranque, el SUV se aprovecha de la respuesta superior del motor eléctrico y de la curva de par motor instantánea, mientras el motor de combustión se dispone a acelerar.  Esta combinación ofrece un mejor par a bajas revoluciones, lo que equivale a motores de gran cilindrada como el V8.

AWD: Este modo ofrece una tracción total constante. La ventaja de poder seleccionar manualmente AWD es que el conductor pueda utilizarlo cuando lo necesita.

Guardar: Si la batería está cargada, este modo le permite al conductor “congelar” el nivel de la batería y guardarlo para su uso posterior con un accionamiento puramente eléctrico. Por otro lado, si la batería está baja, los conductores pueden utilizar el motor de combustión para cargar la batería hasta cierto nivel y usarla posteriormente con un accionamiento puramente eléctrico.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario