Carlos Sainz vuelca en el Dakar, es trasladado al hospital y regresa a por el coche para completar la etapa con Lucas Cruz, retirándose finalmente

Lo de Carlos Sainz y Lucas Cruz en la novena etapa del Dakar ha sido épico. El madrileño cayó en picado desde lo alto de una duna, volcando el Audi RS Q e-tron y quedando con serios daños. Con la ayuda de tres personas que estaban viendo el paso de los participantes, enderezaron el coche, comprobando que era necesaria la presencia del camión de asistencia para repararlo.

Recambios Getafe

Durante la maniobra, Carlos Sainz sintió dolores, recomendándole el servicio médico del rallye que fuera trasladado en helicóptero al hospital para una revisión más profunda. Pero, antes de llegar, “El Matador” pidió al piloto que diera la vuelta y le llevara donde el coche porque los dolores habían desaparecido. Una vez junto a Lucas Cruz, ambos debieron esperar cuatro horas mientras el camión de asistencia dejaba listo el Audi para retomar la marcha. Finalmente, la pareja, todo pundonor, completó la etapa por sus propios medios sin ser remolcados.

Ya en el campamento, los ingenieros de Audi evaluaron su estado, comprobando las malas condiciones del RS Q e-tron, decidiendo finalmente que la carrera había concluido para Sainz y Cruz, pues no era viable reparar el coche que incluso tenía el chasis roto. No obstante, y a pesar de la retirada, la gesta del madrileño quedará en los anales de la historia de la carrera más dura del mundo, como ha quedado demostrado una vez más.

Carlos Sainz: “Otro día complicado en la etapa de hoy. A seis kilómetros de la salida hemos dañado seriamente el coche. Ha habido que esperar el camión e ir directamente al vivac. Lo importante es que no ha pasado nada grave y habrá que ver si se puede reparar el coche o no. También valoraremos más tarde si estamos en condiciones físicas de seguir o no”, dijo el madrileño antes de decidir el equipo el final del Dakar para él y Cruz.

El revés para Audi es importante, pues de tres coches que empezaron la carrera, Sainz, Stéphane Peterhansel y Mattias Ekström, retirados los dos primeros, solo queda este último, pero sin posibilidad alguna de salvar el honor de Audi al golpear una piedra y destrozar el brazo de suspensión trasero izquierdo de su RS Q e-tron, despidiéndose de cualquier opción de lograr un buen resultado en la general.

Victoria de etapa para Loeb

La victoria de la novena etapa fue para Sébastien Loeb, su tercer triunfo en el rally, con Nasser Al Attiyah líder indiscutible de la prueba y sin que nadie haga sombra al catarí y su Toyota por la gran diferencia que le lleva al segundo clasificado, Lucas Moraes (Toyota) y al mismo Loeb (1h 43’ 08”), tercero. Cuarto, otro Toyota Gazoo Racing, por lo que el dominio de la marca japonesa en el raid está siendo apabullante.

Carlos Checa y Laia Sanz, cara; Joan Barreda, cruz

A destacar la actuación de Carlos Checa (Astara), 16º, por delante de su compañera de marca, Laia Sanz, 17ª, en lo que es su mejor resultado en lo que llevamos de prueba.

Lamentar el abandono de Joan Barreda por una caída que le ha impedido seguir al lesionarse la espalda, lo que ha obligado a las asistencias a trasladarlo en helicóptero al hospital donde ha sido ingresado, si bien sus lesiones no revisten gravedad, al menos en una primera exploración. Lástima que el bravo piloto castellonense no tenga más suerte en el Dakar, prueba que, hasta el momento, le es adversa.

Comentarios desactivados en Carlos Sainz vuelca en el Dakar, es trasladado al hospital y regresa a por el coche para completar la etapa con Lucas Cruz, retirándose finalmente

Catalogado como Competición

Comments are closed.