Citroën DS3 Cabrio, el sol como aliado

Citroën DS3 Cabrio (delantera)

El Cabrio DS3 Cabrio mantiene las virtudes del modelo base, entre ellas el dinamismo, el buen rodar y los detalles refinados, añadiendo otras como son el techo descapotable accionable eléctricamente hasta 120 km/h o el efecto 3D de los pilotos traseros, que, junto con otras, lo convierten en un coche para disfrutar de cada instante.

La línea premium DS lanzada por Citroën en 2010, está siendo un éxito, como lo demuestran las más de 250.000 unidades vendidas hasta la fecha (el DS3 fue el primero, al que le siguió el DS4 –2011- y, en 2012, el DS5), de las que 180.000 corresponden al DS3. Para la marca francesa, DS es un concepto nuevo de automóviles, más lujosos y deportivos, personalizables a gusto del comprador, con muchos detalles que los hacen diferentes y exclusivos, así como diversidad de versiones. Ahora, se une una nueva, la del DS3 Cabrio, un modelo que ofrece grandes atractivos, al que une, sin duda, el mayor de ellos, el del techo descapotable.

Apertura del techo yendo a 120 km/h
Esta nueva versión sin techo llegará el próximo mes de marzo. Pero no es un descapotable al uso, pues el techo de tela, que se retira eléctricamente en 16 segundos, es el que está sobre las cabezas de los ocupantes, no así los laterales, que son fijos. Permite recogerse circulando a una velocidad máxima de 120 km/h, lo que amplía las posibilidades de llevar a cabo la maniobra sin necesidad de pararnos o aprovechar un atasco para reencontrarnos con el sol. Para ello basta con presionar el pulsador situado encima del retrovisor interior, permitiendo abrir el techo en tres posiciones: intermedia, apertura horizontal y total. Novedad también, en este tipo de coches, es su homologación para cinco ocupantes y no cuatro, como en el resto. El maletero tiene una capacidad de 245 litros, 40 menos que el DS3.

Citroën DS3 (trasera)

Cuatro motores: tres gasolina y HDI
Cuatro son los motores que se podrán elegir en el DS3 Cabrio. Tres de gasolina, de 82 y 120 CV, ambos VTi, y el THP de 156 CV, y uno diesel e-HDi de 90 CV, propulsor para el que se anuncian unas emisiones de CO2 de 99 g/km. El trabajo sobre la aerodinámica ha permitido obtener el mismo coeficiente aerodinámico (Cx: 0,69) que el de la berlina, favoreciendo las prestaciones y la reducción de las emisiones contaminantes. Ello ha sido posible adoptando un alerón trasero y deflectores aerodinámicos sobre los embellecedores de la zona lateral trasera. De esta forma, se ha compensado el incremento de peso de 25 kilos respecto a la versión normal debido a los obligados refuerzos estructurales que se han practicado en la zona posterior y en la boca del maletero.

Citroën DS3 (frontal)

Detalles de refinamiento y exclusividad
El DS3 Cabrio hereda las hechuras de la berlina. Tiene una longitud de 3,95 metros, 1,71 de ancho y 1,46 metros de altura, con unas proporciones compactas que inspiran agilidad y dinamismo. Y también hereda de su hermano mayor el estilo y refinamiento, con detalles inherentes al modelo del que procede, sin renunciar por ello a las altas prestaciones de estos Citroën. Mantiene todos los rasgos que distinguen la línea DS: la aleta de tiburón, las tomas de aire laterales, remarcadas por las luces diurnas de led, y, en el caso que nos ocupa, el techo flotante bitono. Una capota de tela que enriquece el amplio abanico de personalización, con tres posibilidades cromáticas: negro, azul Infini y graphique DS, colores y estampados que refuerzan el estilo y personalidad del modelo y que se pueden combinar con los otros seis colores de la carrocería, el gris, el negro brillante, blanco, Carbotech, azul Infini y gris Moondust. El techo flotante que caracteriza al DS3 se mantiene gracias al tratamiento negro de los paneles laterales traseros, al embellecedor de la traviesa delantera y al alerón posterior.

Otro elemento que resulta inédito en el descapotable son las luces traseras de led con efecto 3D totalmente inéditas, característica que lo identifican y que no pasará desapercibido a la competencia. Como tampoco caerá en saco roto la cinemática del portón trasero, que es inédita. Techo, carrocería, carcasas de los retrovisores y ruedas son otros de los elementos exteriores personalizables.

Múltiples acabados
El interior del DS3 tampoco desmerece el exterior y por ello no decepciona lo más mínimo. El habitáculo está plagado de detalles que engrandecen a este descapotable, haciéndolo diferente.  Los colores de la capota y asientos dan vida al salpicadero y puertas, otorgando al interior sutileza y sofisticación. El efecto visual se obtiene por el trenzado de 3 hilos de color diferente, siendo uno de ellos brillante, reaccionando de manera diferente a las variaciones de luz. Las decoraciones del salpicadero, las salidas circulares de aire y el pomo de la palanca de cambios mantienen la armonía con los colores de la carrocería y de las telas. Otros detalles distinguen la calidad interior, como la luz ambiente blanca de led, tono que mantiene con los indicadores del cuadro de instrumentos y de la climatización automática.

Citroën DS3 (interior)

Magnífico comportamiento
Conduciendo el DS3 Cabrio con el motor THP de 156 CV, el disfrute es grande. Este descapotable tiene un comportamiento ágil, dinámico y ligero. Su arquitectura optimizada, gracias a sus sólo 25 kilos de más respecto a la berlina, no cambia el buen comportamiento de aquel. La rigidez del descapotable está muy lograda y prueba de ello es el magnífico rodar del vehículo. Y es cierto que conducir el descapotable es un placer. En rectas se mantiene estable y con movimientos, tanto laterales como longitudinales, contenidos, aún circulando en asfaltos rotos. En curvas, mantiene el trazado con ejemplaridad, permitiendo afrontar los trazados de montaña a gran ritmo sin mermar la seguridad lo más mínimo, por lo que la diversión está asegurada.

El motor THP 1.6 de 156 CV a 6.000 vueltas y par máximo de 240 Nm entre 1.400 y 400 revoluciones, es incansable, sube de vueltas con rapidez y no desfallece, con una elogiable elasticidad, lo que permite mantener la tercera velocidad, de las seis que monta la caja de cambios, en largos tramos por mor de la suavidad y gran respuesta del propulsor. Y todo ello con un consumo medio de 5,9 litros cada 100 km/h. ¡Ah! y un sonido del escape que suena a coche deportivo, pero sin llegar a molestar, al no invadir el habitáculo. Tampoco invade en exceso el viento cuando vamos sin la lona. Ello se debe a un deflector que evita las turbulencias en el habitáculo y al gran trabajo que se ha hecho en la acústica, permitiendo hablar con los acompañantes si no excedemos de los 80 km/h.

Citroën DS3 (lateral)

También la suspensión está muy lograda. Es suave y firme a la vez, conteniendo las claras maneras deportivas del coche, sujetándolo bien en curvas y permitiendo ir confortablemente en todo momento, dando confianza y seguridad. Por otra parte, los frenos son efectivos y responden bien a los excesos.

El DS3 Cabrio es un modelo para disfrutar del aire libre, para divertirse, para pasarlo bien y sentirse satisfecho con su adquisición. Es un coche diferente, personal y exclusivo que tiene el sol como aliado y del que todavía se desconoce los precios.

JMA

GAMA Y MOTORES DS3 Cabrio

VTi 82. 82 CV a 5.750 rpm.
Consumo mixto: 4,9 l/100 km. Emisiones: 112 g/km.
VTi 120. 120 CV a 6.000 rpm.
Consumo mixto: 5,9 l/100 km. Emisiones: 136 g/km.
THP 155. 156 CV a 6.000 rpm.
Consumo mixto: 5,9 l/100 km. Emisiones: 137 g/km.
e-HDi 90 FAP Stop/Start. 92 CV a 4.000 rpm.
Consumo mixto: 3,8 l/100 km. Emisiones: 99 g/km.

httpv://www.youtube.com/watch?v=jW_-_ljhVPk&feature=player_embedded

Dejar un comentario

Catalogado como Presentaciones

Deja un comentario