Conducir con frío: Bien preparados

Consejos conducción invierno

La llegada del frío conlleva mayores peligros durante la conducción. Para evitarlos, se debe ir bien equipado con cadenas, neumáticos de invierno, etc, y seguir los consejos que indicamos a continuación.

EN NIEVE Y HIELO:

Llevar cadenas y ponerlas en las ruedas motrices. Practicar su colocación empleando guantes.
Aumentar la distancia de seguridad y no superar los 40 km/h. Tomar como referencia de la calzada los hitos y también los carteles de señalización.
Aprovechar las rodadas dejadas por otros vehículos.
Manejar con suavidad la dirección y no forzar la trayectoria en curva.
Controlar el subviraje, abriendo la dirección, y el sobreviraje, girando el volante al contrario del deslizamiento.
No pisar el freno con brusquedad y aprovechar el freno motor.
Añadir líquido anticongelante al depósito del limpiaparabrisas.
Encender las luces de cruce y los faros antiniebla.
Estacionar con una velocidad metida, contraria al sentido de la marcha.

EL COCHE, A PUNTO:

Neumáticos. Sin golpes en los flancos y con todo el dibujo. Éste debe tener al menos 1,6 mm de profundidad. Hay que llevarlos inflados a la presión del fabricante y equilibrados.
Amortiguadores. En perfecto estado para evitar rebotes y que las ruedas pierdan contacto con la calzada.
Frenos. Cambiar las pastillas y zapatas con acusado desgaste y los latiguillos si la goma está deteriorada. Verificar también la presión de la bomba y eliminar burbujas de aire del circuito.
ABS. Revisar su funcionamiento y el de los controles de tracción y estabilidad.
Faros. Comprobar el estado de las parábolas, regular su altura y reemplazas las bombillas fundidas.
Aceite del motor. Que sea adecuado para el invierno y controlar el nivel.
Circuito de refrigeración. Poner anticongelante, mirar si hay fugas y sustituir los manguitos cuarteados.
Escobillas. Cambiarlas si la goma ha perdido sus propiedades y no barre bien. Llenar el bote del líquido limpiaparabrisas. Tener siempre un rascador.
Varios. Portar los triángulos de señalización, recambios de luces, líquidos para rellenar y el chaleco reflectante.

EN LLUVIA:

Ojo con las primeras gotas, porque dejan la calzada especialmente deslizante.
Encender las luces de cruce en todo caso.
Eliminar el vaho orientando el aire hacia el parabrisas o emplear la tecla específica del climatizador.
Frenar suavemente y de forma intermitente para evitar bloquear las ruedas. El ABS es un gran aliado.
Aumentar la distancia de seguridad y reducir la velocidad siempre.
Evitar el aquaplaning moderando la velocidad en los grandes charcos. Y si se produce, decelerar sin tocar el freno y agarrar firmemente el volante.

CON NIEBLA:

La prioridad es ser visto por el resto y ver correctamente el tráfico. Para ello, hay que conectar las luces de cruce y las antiniebla. No hay que poner las largas porque la luz rebotará en la niebla y nos deslumbrará.
Aumentar la distancia de seguridad y tomar como referencia la línea del margen derecho o los hitos reflectantes de la calzada.
Emplear la bocina para indicar tu presencia en los tramos en que la niebla sea especialmente densa.
Reducir la velocidad y evitar brusquedades con el volante o los frenos, ya que el agarre es menor con el firme mojado.

NEUMÁTICOS DE INVIERNO:

Por debajo de 7º, los neumáticos estándar pierden adherencia, aumentándose considerablemente la distancia de frenada. Por ello, es muy recomendable que entre los meses de noviembre y marzo estas gomas se cambien por otras de invierno (identificadas con las letras M+S (Mud and Snow), cuya principal ventaja radica en un mayor agarre en cualquier situación climatológica adversa. Con estos neumáticos, no es necesario el uso de cadenas cuando la autoridad lo obligue. En muchos talleres, al instalar estas ruedas, te guardan las de verano, con lo que te puedes despreocupar de ellas.

PLANIFICAR EL VIAJE:

Hay información del estado de las carreteras en el teléfono de atención de la Dirección General de Tráfico (900 123 505) y en Internet (www.dgt.es).
Prever un trayecto alternativo ante cualquier incidencia. Consultar para ello páginas web como, por ejemplo, www.viamichelin.es
Viajar con el depósito lleno o caso, por si hay una fuerte retención o se bloquea la carretera.
Llevar la documentación propia y la del vehículo en regla, así como un segundo juego de llaves, gafas y líquidos para las lentillas.

EN MOTO:

Comprobar el estado de neumáticos, amortiguadores y frenos.
Añadir anticongelante al líquido refrigerante y emplear un aceite específico para bajas temperaturas.
Limpiar los faros y la cúpula del carenado y aplicar un tratamiento antivaho a la visera del casco.
Vestir ropa impermeable, de abrigo, pues el frío atenaza los músculos, aumentando el tiempo de reacción, y ligera, para que no limite la libertad de movimientos.
Parar periódicamente a descansar y reponer líquidos con bebidas calientes. Nada de tomar alcohol durante toda la ruta.
Conducir con suavidad, sin forzar las maniobras para no superar el agarre de los neumáticos y circular evitando las marcas viales: su pintura resbaladiza puede hacer patinar la moto.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario