El 80% de los conductores españoles reconocen conducir distraídos

Un reciente estudio afirma que el 80% de los conductores españoles conducen distraídos, lo que supone un importante riesgo de accidente. Además, más de la mitad ha reconocido haber conducido en alguna ocasión estando emocionalmente alterado, lo que no nos permite centrarnos de forma correcta en lo que hacemos.

Estar concentrado al volante es una de las principales recetas para evitar incidentes. O lo que es lo mismo, hay que tratar de no distraerse cuando conducimos. Por desgracia, no es eso lo que sucede por norma general, tal y como demuestran los datos obtenidos por un estudio realizado por BP, Castrol y el Race. Éste afirma que el 80% de los conductores españoles se pone al volante con la mente en otro sitio, algo que provoca nuestro propio estado emocional, dominado por las preocupaciones del día a día.

Esto que te contamos es especialmente preocupante, dado que se piensa en una cosa en cada momento de tiempo, pero no tenemos la capacidad de que funcione de forma paralela. De esta manera se recomienda que, en la conducción, el tráfico y nuestra seguridad deben ser los únicos pensamientos que ocupen nuestra mente.

Las mencionadas empresas han recogido la opinión de 1.016 conductores españoles, quienes han reconocido que conducen con un alto nivel de distracción mental. Concretamente, el 40% de los conductores afirman que no se olvidan de sus preocupaciones mientras se encuentran al volante, una cifra que se eleva hasta un preocupante 80% si el trayecto que realizamos es uno de los habituales. En este sentido es especialmente preocupante comprobar cómo el 75% afirman que en alguna ocasión han llegado a tomar una ruta de manera automática o se han encontrado llegando a un lugar que no era su destino. Es lo que se llama conducir con el “piloto automático”, lo que expone nuestra salud a un riesgo altísimo.

Es también importante no conducir en un estado emocionalmente alterado, algo que llevan a cabo nada más y nada menos que el 54% de los españoles. Los elementos que los conductores reconocen que más pueden distraerles son los internos (pensamientos, preocupaciones, etc.) con el 47%, seguido de los factores externos (móvil, radio, etc.) con el 25%.

Si comprobamos cuáles son los motivos que nos distraen mientras conducimos, vemos que al 57% le afecta lo que suceda en el trabajo, mientras que los asuntos familiares ocupan la mente del 54% de nosotros. También destacan los problemas económicos, la pareja y la salud, todos ellos rondando el 30%.

El estado emocional de los conductores afecta además a la forma de encarar los trayectos que realizamos. De esta manera, el 51% de nosotros afirma que su conducción es más agresiva cuando se encuentran estresados, y un 52% nos dice que es la propia conducción lo que les puede llegar a estresar.

 

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario