El detalle de Pedrosa que le faltó a Rossi

1-motogp

En el GP de Austin asistimos a una de esas caídas que suelen producirse, la de la carambola, siendo testigos del gesto caballeroso y deportivo de quien la provocó, Pedrosa, al perjudicado, ‘Dovi’, pidiéndole disculpas en dos ocasiones. Y se nos vino a la cabeza la famosa patada de Rossi a Márquez y la posterior reacción del italiano.

No nos satisface escribir sobre esto siendo Dani Pedrosa el protagonista; nos habría gustado mucho más resaltar la victoria o bien el podio del piloto del Repsol Honda. Y no porque no nos agrade el apabullante triunfo de Marc Márquez en su circuito talismán, donde no sólo ha ganado todas las carreras que ha disputado en él, cuatro, sino también se ha llevado el póquer de poles.

Pedrosa lleva once temporadas en el equipo de la petrolera española, en el que debutó en la categoría máxima en 2005. Venía de ganar tres campeonatos, uno en 125 cc y dos en 250 cc. Desde entonces, su palmarés lo componen tres subcampeonatos, con un total de 28 victorias y un centenar (101) de podios. En septiembre cumplirá 31 años y es más que probable que, con el monstruo que tiene en el box, Márquez, su sueño de ser campeón resulte prácticamente inalcanzable.

2-motogp

Y no sería injusto que en las vitrinas del catalán figurara el trofeo de número 1 ganado en alguno de los años que lleva en MotoGP, porque méritos para ello ha hecho. De Dani, destaca, además, otra particularidad que le hace merecedor del beneplácito popular, es buena gente. Es un tipo que no se mete con nadie, no tiene un mal gesto, una mala palabra y es sincero aun cuando sus declaraciones vayan en su contra, como en Argentina, que reconoció haber hecho una mala carrera que no quería disfrazar con el podio que le regaló Andrea Iannone al tirarse él y de paso a su compañero Dovizioso.

En Austin fuimos testigos de cuanto apuntamos. Al final de la recta del circuito norteamericano, yendo Pedrosa cuarto persiguiendo al pobre Dovizioso, único escollo para escalar al último peldaño del podio, inalcanzables Márquez, en ese momento (y en todos) primero con autoridad, y Jorge Lorenzo, pilotando con tranquilidad en tierra de nadie, ocurrió la carambola que citamos al principio.

Pedrosa, al abordar la curva 1, en plena frenada, se fue al suelo, y en la loca cabalgada de su moto por la pista yankee, se llevó por delante al sempiterno damnificado Dovi. Poco se esperaba el italiano que nuevamente, por segunda vez y de forma consecutiva, le iban a tirar al suelo. Y así estaba el de Ducati, a cuatro patas sobre el asfalto USA, entre conmocionado y cariacontecido, cuando Dani se acercó a él y le pidió disculpas. El italiano se retiró de la pista por su propio pie, aunque ayudado por las asistencias, pero no se le veía malamente. Dentro de la desgracia, al menos no había lesiones.

3-motogp

El de la moto roja fue el primero en llegar a su garaje, haciéndolo poco después el de Honda. Dani se sacó el casco y encaró a continuación el camino en busca de Dovi. Al verle, le pidió nuevamente perdón por tirarlo. De vuelta a su box, Pedrosa dijo que él sabía lo que fastidia caerse en carrera y más que te tiren.

Magnífico gesto, deportivo y caballeroso, del español que no sorprende tanto en él por ostentar merecidamente el marchamo de buen tío, demostrándolo de nuevo. Y nos fue imposible no retrotraernos al incidente protagonizado por Valentino Rossi con Márquez en el GP de Malasia 2015. Patada o no, la acción del italiano fue lo suficientemente fea y antideportiva como para pedir disculpas posteriormente al de Cervera, algo que, lejos de ocurrir, fue inversamente proporcional, mostrando el de Tavulia su lado más oscuro. Y así sigue.

Lección de Dani, haciendo de una desgracia un acto que todos hemos aplaudido.

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario