El nuevo Mercedes-Benz GLS, la Clase S entre los SUV

El nuevo Mercedes-Benz GLS es el SUV más grande y lujoso de Mercedes-Benz. Un vehículo superlativo en todos los aspectos, con altas dosis de espacio, confort y lujo y cuya presencia resulta de unas dimensiones incrementadas en la nueva versión, lo que redunda en una mayor habitabilidad, que se hace notar especialmente en la segunda fila de asientos.

Citycar Sur

El nuevo GLS es la Clase S entre los SUV y ofrece por primera vez una variante de seis plazas con dos asientos individuales de confort en la segunda fila. En el GLS 580 4Matic (consumo de combustible en el ciclo mixto: 10,0-9,8 l/100 km; emisiones de CO2en el ciclo mixto: 229-224 g/km) celebra su estreno mundial un motor V8 electrificado con una red eléctrica adicional de 48 voltios, tecnología EQ Boost y alternador arrancador integrado.

El tren de rodaje activo E-Active Body Control basado en la red de 48 voltios brinda un excelente confort de suspensión, una gran agilidad y maniobrabilidad y una notoria aptitud para todo terreno. Al igual que el GLE, el GLS está equipado con la generación más avanzada de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz, concebidos para prestar ayuda cooperativa al conductor. La nueva tracción integral 4Matic es aval de elevada agilidad en carretera y destacadas prestaciones fuera del asfalto.

Desde el año 1997, fecha de lanzamiento de la Clase M, Mercedes-Benz fabrica SUV de gama alta en Estados Unidos, el mercado principal para estos vehículos a nivel internacional. Desde 2006 se ofrece una variante de formato grande, el GL con espacio para siete personas. En 2015 se llevó a cabo una reestilización, que vino a acentuar el carácter lujoso de la segunda generación del SUV grande. Al mismo tiempo se cambió su nombre en GLS. Y, al igual que la berlina de la Clase S, el GLS es el líder de su segmento de mercado.

Mercedes-Benz cuenta actualmente con una amplia presencia en el segmento de los SUV, como acreditan sus siete modelos: GLA, GLC, GLC Coupé, GLE, GLE Coupé, GLS y la Clase G. Los SUV constituyen un pilar decisivo en la cartera de productos de Mercedes-Benz y aportan una contribución esencial al crecimiento de la marca. Hasta ahora, más de seis millones de clientes en todo el mundo han adquirido un SUV con la estrella en el frontal.

El nuevo Mercedes-Benz GLS, que se fabrica en Tuscaloosa (Alabama/EE.UU.), debuta en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York (que comenzó el pasado día 19 y se clausura el próximo 28). Y llegará a los concesionarios en EE.UU. y en Europa hacia finales de este año.

Un habitáculo muy espacioso

En comparación con su antecesor, el nuevo GLS se distingue por una batalla considerablemente más larga, lo que conlleva un aumento de la habitabilidad, especialmente en la segunda fila de asientos, ajustable ahora también en dirección longitudinal. En la posición más atrasada, los ocupantes disponen de 87 mm adicionales para las piernas y condiciones mejoradas de acceso.

En el mercado europeo, la segunda fila de asientos consta de serie de un banco trasero dividido en dos elementos en proporción 60:40, así como un respaldo ajustable dividido en relación 40:20:40. Como alternativa puede encargarse la configuración estándar para el mercado estadounidense, que consiste en dos asientos individuales de confort con apoyabrazos, separados por un hueco que permite pasar fácilmente a la parte posterior. Esta configuración resulta especialmente práctica si se instalan asientos infantiles en la segunda fila de asientos. Todos los asientos están dotados de ajuste eléctrico de serie, así como de función Easy-Entry. La tercera fila consta de asientos de plena funcionalidad, aptos para personas de hasta 1,94 m de estatura.

Si se desea renunciar a estos confortables asientos para ampliar el volumen del maletero —que en el GLS puede alcanzar los 2.400 litros—, es suficiente con pulsar un botón.

Tableta para manejo del MBUX

El lujo del nuevo GLS se distribuye generosamente entre todos los ocupantes del vehículo, de modo especial si se encarga el paquete de confort para las plazas traseras Plus. Este paquete consta de una tableta Android de 7 pulgadas con una base propia en el apoyabrazos central de confort de tamaño ampliado de la segunda fila de asientos. Con esta tableta pueden manejarse desde las filas traseras todas las funciones de confort y entretenimiento del MBUX. De ese modo, por ejemplo, es posible acceder a la radio, la televisión, los ficheros multimedia, el teléfono y el navegador de Internet. Sirve asimismo para manejar las funciones del paquete de confort para los asientos traseros y el aire acondicionado de cinco zonas. Como es natural, siempre que lo desee, el conductor puede asumir desde su puesto el control de todas las opciones y equipos.

La consola central ofrece además un compartimento con superficie para carga inalámbrica de smartphones e interfaces USB adicionales. Los reposacabezas de confort con cojines adicionales y la consola central prolongada hacia atrás con portavasos son otros equipos que optimizan el bienestar de los ocupantes en la parte trasera.

El paquete de confort para las plazas traseras Plus puede completarse con asientos de confort con función de masaje lumbar y climatización en la segunda fila.

Quienes priorizan el entretenimiento frente a la comodidad pueden optar por el equipo de entretenimiento para las plazas traseras MBUX, disponible para todas las configuraciones de los asientos.

Está disponible la generación más reciente del sistema de infoentretenimiento MBUX –Mercedes-Benz User Experience–, que incorpora de serie dos grandes pantallas en formato de 12,3 pulgadas/31,2 cm de manejo intuitivo. El asistente para el interior MBUX opcional permite un control intuitivo de diversas funciones de confort y de MBUX. Para ello, el sistema reconoce los movimientos de los usuarios y discrimina si es la mano del conductor o la del acompañante la que ha activado la pantalla y, en consecuencia, sabe por ejemplo en qué asiento debe ajustar la función de masaje. A esto se suman otras funciones, como por ejemplo ‘navegar a casa’ o ‘llamar a la oficina’. Pues una característica singular de MBUX es su capacidad de aprendizaje, basada en técnicas de inteligencia artificial.

También está disponible un Head-up-Display a todo color de nueva generación.

 

V8 gasolina y EQ Boost

El alto nivel técnico del nuevo Mercedes-Benz GLS se revela asimismo en la gama de propulsores disponibles. Los potentes motores de seis y ocho cilindros aseguran un confort de propulsión adecuado y un empuje acorde con el carácter de este lujoso vehículo.

Poco después del lanzamiento del modelo celebrará su debut a escala internacional el GLS 580 4Matic (consumo de combustible en el ciclo mixto: 10,0-9,8 l/100 km; emisiones de CO2en el ciclo mixto: 229-224 g/km), dotado de un nuevo motor V8 electrificado con red de a bordo adicional de 48 voltios y alternador arrancador integrado. Este grupo despliega 489 CV (360 kW) y 700 Nm de par, a los que se pueden sumarse brevemente otros 250 Nm de par y 22 CV/16 kW de potencia mediante la función EQ Boost. El alternador arrancador integrado (ISG) asume algunas funciones de los sistemas híbridos de propulsión como, por ejemplo, EQ Boost o recuperación, y permite alcanzar cotas de consumo de combustible que, hasta la fecha, estaban reservadas a los modelos con tecnología híbrida de alto voltaje.

Gracias a la incorporación del ISG es posible prescindir del accionamiento por correa de los grupos auxiliares en el lado frontal del motor, lo que reduce a su vez su longitud constructiva.

 

Seis cilindros diésel para Europa, Rusia y otros mercados

La propulsión de los dos modelos diésel del GLS corre a cargo del motor OM 656 de seis cilindros en línea de la gama actual de motores. En función de la fecha de lanzamiento al mercado, este modelo estará disponible en dos niveles de potencia, el GLS350 d 4Maticcon 286 CV(210 kW) y 600 Nm (consumo de combustible en el ciclo mixto: 7,9-7,6 l/100 km; emisiones de CO2en el ciclo mixto: 208-200 g/km) y el GLS 400 d 4Maticcon 330 CV (243 kW) y 700 Nm de par (consumo de combustible en el ciclo mixto: 7,9-7,6 l/100 km; emisiones de CO2en el ciclo mixto: 208-201 g/km). En ambas versiones, el potente motor cumple ya hoy las exigencias de la norma Euro 6d, que entrará en vigor el 1 de enero de 2020.

 

Tracción integral 4Matic

En todas las variantes del nuevo GLS se utiliza para la transmisión de fuerza el cambio automático 9G-Tronic. El amplio margen de desmultiplicación entre la primera y la novena marcha redunda en una disminución sensible del número de revoluciones del motor y es un factor decisivo para la elevada eficiencia energética y el confort de conducción. El equipamiento de serie incluye también una caja de transferencia con embrague de discos de regulación electrónica. Este sistema hace posible una distribución completamente variable del momento de propulsión entre los ejes en proporción 0–100% (Torque on Demand).

Otra novedad disponible como opción es una caja de transferencia configurada especialmente para lograr un comportamiento de marcha sobresaliente en carretera y fuera del asfalto. Junto al embrague de discos regulado con función Torque on Demand, esta caja dispone asimismo de un engranaje reductor para la conducción en régimen todoterreno.

 

Sistemas ADAS

El nuevo GLS está equipado con la generación más reciente de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz, que ofrecen asistencia cooperativa al conductor. De este modo se consigue un nuevo incremento del nivel de seguridad activa.

Si el conductor ha conectado el asistente activo de distancia Distroniccon adaptación de velocidad en función del trayecto, el nuevo GLS es capaz de reconocer retenciones o tráfico lento con ayuda de la información de LiveTraffic y de reaccionar a la situación antes de que el conductor perciba conscientemente el problema. Si se reconoce de esta manera una retención —por ejemplo, al conducir en autopista— y el conductor no interviene activamente de otra forma, Distronic reduce a título preventivo la velocidad a un máximo aprox. de 100 km/h.

En el paquete de asistencia a la conducción Plus, si se circula en caravana por autopista, el asistente activo para retencionespuede asumir con fiabilidad la tarea de mantener el vehículo dentro de su carril y observar la distancia de seguridad respecto al vehículo delantero hasta una velocidad de marcha aproximada de 60 km/h. Si el vehículo ha llegado a detenerse a causa de una retención, este sistema puede reanudar la marcha automáticamente hasta un minuto después de la parada sin intervención del conductor. Una vez que se ha disuelto la retención, el GLS acelera de nuevo hasta la velocidad ajustada en el asistente activo de distancia Distronic con adaptación de la velocidad basada en el trayecto. Si se reconocen señales de tráfico que exigen una cota diferente, se selecciona automáticamente la limitación de velocidad señalizada.

En Europa se ofrece como equipo opcional para el GLS un asistente de maniobra con remolque. Este sistema de asistencia hace más sencillo maniobrar marcha atrás, incluso para los conductores que no están habituados a la conducción con remolque. Además, los conductores más experimentados pueden manejar con mayor soltura remolques de gran longitud.

 

Nuevas funciones

El GLS equipa de serie una versión perfeccionada del sistema de suspensión neumática AIRMatic con amortiguación regulable adaptativa Plus. Este equipo cuenta con un sofisticado sistema de sensores, así como algoritmos que adaptan en tiempo real la característica de amortiguación al estado de la calzada y a la situación de conducción. Todos los componentes han experimentado mejoras respecto a la generación anterior. También se han modificado los cojinetes de la suspensión de las ruedas con el fin de conseguir el mayor confort de vibraciones posible. La suspensión neumática mantiene además constante la altura de la carrocería del vehículo, independientemente de la carga.

Una función innovadora implementada de serie es la función para túneles de lavado, sumamente práctica para un vehículo del tamaño del GLS. Cuando se activa esta función, se eleva la suspensión hasta su posición más elevada. Debido a la geometría de los ejes, en esta posición disminuye el ancho de vía. De este modo resulta más fácil entrar en el túnel de lavado y se elimina mejor la suciedad acumulada en los pasarruedas durante el último trayecto campo a través.

 

E-Active Body Control

El tren de rodaje activo opcional E-Active Body Control, que puede combinarse ahora con la suspensión neumática de nuevo desarrollo AIRMatic, aumenta el confort y la agilidad de conducción y ofrece funciones nuevas, como un modo para liberar las ruedas. Se trata del único sistema disponible actualmente en el mercado capaz de regular de forma independiente las fuerzas de amortiguación y de suspensión en cada rueda. Por consiguiente, es capaz de neutralizar eficazmente los movimientos de balanceo y de cabeceo, así como las oscilaciones verticales de la carrocería. La combinación del E-Active Body Control con Road Surface Scan y la función de inclinación activa en curvas Curve es la clave de un nivel de confort excepcional y subraya de ese modo el deseo de Mercedes-Benz de diseñar el tren de rodaje para SUV más inteligente del mundo.

E-Active Body Control opera con una tensión de 48 voltios y está disponible a título opcional. Al circular por carreteras en mal estado, el sistema es incluso capaz de recuperar energía eléctrica. En consecuencia, la demanda energética ha disminuido a la mitad en comparación con el sistema precedente de la Clase S.

Entre las funciones todoterreno se cuenta el modo para liberar las ruedas. Si el GLS ha quedado atascado, esta función puede contribuir en muchas situaciones a liberar con facilidad el vehículo. Otra función para la conducción todoterreno es la activación individual de las ruedas. Esta opción permite variar por separado la altura de cada una de las ruedas —utilizando la pantalla táctil del visualizador de medios— para mejorar la nivelación del vehículo fuera del asfalto, lo que ayuda también a recuperar la adherencia al firme y a dirigir un par más elevado a la rueda afectada para poder seguir avanzando. Por lo demás, el sistema E-Active Body Control del GLS dispone de la función de inclinación activa en curvas Curve.

 

*

 

Comentarios desactivados en El nuevo Mercedes-Benz GLS, la Clase S entre los SUV

Catalogado como Noticias

Comments are closed.