Equivocarse al repostar pasa factura

1-Repostar_1

Llenar el depósito del coche con gasolina en lugar de gasóleo, o viceversa, puede salirnos caro. Como mínimo, cien euros más el coste de la grúa si este servicio no está incluido en la cobertura del seguro. Así pues, en la estación de servicio, ¡al loro!

En función del tipo de carburante que se vaya a repostar, las mangueras de las estaciones de servicio están identificadas con distintos colores. Además, los automóviles de hoy en día suelen tener un adhesivo en el interior de la tapa del depósito detallando qué combustible emplea el vehículo. Con estas medidas, se evitan errores a la hora de repostar, pero, como diría Chiquito de la Calzada, una mala tarde la tiene cualquiera

En ese caso, lo ideal sería darse cuenta de la metedura de pata antes de arrancar el coche y, a continuación, llamar a una grúa para que lo llevasen a un taller con el fin de vaciar el depósito y limpiarlo. Sin embargo, lo más habitual es percatarse del despiste una vez abandonada la gasolinera, cuando el automóvil da signos de que algo no va bien. Llegados a ese punto, hay que detenerse para no agravar la avería.

2-Repostar_2

Si se reposta gasóleo en un vehículo de gasolina, el motor comienza a fallar hasta que se para. En este supuesto, con un vaciado y limpieza del depósito –también de los conductos– y la sustitución del filtro de combustible suele ser suficiente. Lo malo es que el carburante llegue al catalizador. Ello obligaría a reemplazarlo, operación que incrementaría notablemente el precio de la reparación.

Hablando de facturas, puede salir más cara aún si se reposta gasolina en un coche diésel, ya que puede estropearse la bomba de inyección y hasta uno o varios inyectores.

Así pues, lo mejor es no equivocarse de manguera en la estación de servicio. De hacerlo, el coste mínimo de la reparación rondará los cien euros, cantidad a la que habría que sumar el coste de la grúa si la misma no está contemplada en la cobertura del seguro.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario