Impacto en la Mini Challenge: Espectacular accidente de Antonio Ricciardi en el Jarama

Accidente espectacular de Antonio Ricciardi en la Mini Challenge (Jarama) sec 1

Eran poco más de las diez de la mañana en el circuito del Jarama. La primera sesión de entrenamientos cronometrados de la quinta y penúltima prueba de la Mini Challenge, había concluido con la pole del portugués Gonçalo Gomes.

El piloto del equipo Movilnorte le entregó el Mini a su compañero, el también luso Antonio Ricciardi, para que completara su turno contra el cronómetro. Ambos querían situar su coche lo más arriba posible de la parrilla para salir en carrera con la ventaja de ser de los primeros. Cada miting de la Mini Challenge se compone de una carrera larga (45 minutos más una vuelta), que la corren dos pilotos por equipo, aunque también lo puede hacer uno solo, y dos cortas, que disputan cada uno de los titulares del team.
Ya en pista, Ricciardi llegó al final de la recta de tribuna, pisó el freno y afrontó la curva de Fangio. Aceleró su Mini de 211 CV y pasó expedito por la curva de Varzi. A continuación, los exigentes trazados de Le Mans y Nieto, para subir la febril rampa de Pegaso con el acelerador a tope y acceder a Hípica, una curva donde hay que dejar que el vehículo derive suelto hacia la izquierda para que no se frene y tome velocidad. Portago, que así es su nombre oficial excepto para los ‘jaramistas’ de toda la vida, que mantienen el susodicho de Hípica, da paso a un pequeño tramo rectilíneo en el que el pie izquierdo lleva plomo en la suela para tomar en quinta y a fondo -sobre los 160 km/h- la impresionante bajada de Bugatti.
La maniobra debe empezar por rozar ligeramente el vértice izquierdo de la curva con las ruedas de igual costado del coche. Tan precisa operación hará que la enorme inercia que ejerce sobre la máquina no nos ‘escupa’ a la derecha, o lo que es lo mismo, fuera de la pista, o sea, hacia el desastre. Rápida, veloz e implacable, Bugatti es sin duda el tramo más delicado del Jarama, pues se toma con la chancleta saliendo por debajo del piso, para bajar por la pista cuyo desnivel es considerable. No son pocos los que se han hecho una excursión por esos lares, no siendo muchos los que se han visto perjudicados físicamente, pero si un montón los que han dejado el coche hecho unos zorros.
Ricciardi llegó al piano derecho, de obligado cumplimiento pisarlo, para tirarse a la izquierda en busca del citado vértice, maniobra que fiscaliza el resto de la cabalgada hasta el final de la bajada, que termina en la curva de Pegio, pues no llegaremos a ella o lo haremos malamente si antes no hemos realizado la maniobra que le precede como exige el trazado. El piloto portugués tomó Bugatti, pero no llegó abajo. Un error de cálculo, la baja temperatura del asfalto, que no ayudaba a mantener las cuatro gomas sobre la pista, o lo que fuera que fuese, el caso es que la máquina no quiso saber nada del controlador y se fue derrapando hacia la derecha, atravesando lo negro hasta llegar a la tierra de la puzolana lateralmente, clavando las dos ruedas en ella y propiciando el vuelco con la violencia que refleja la magnífica secuencia captada por Carrascosa.
El Mini, por fin se detuvo, y seguro que Ricciardi, por un momento, no supo que había ocurrido. Luego, en un tiempo que debió parecerle una eternidad. llegaron las asistencias, sacando al piloto conmocionado.
Nada más pasó, afortunadamente. El luso recuperó la conciencia, quedando todo en un susto y en un nuevo y moldeado coche que no hacía mucho se parecía a un Mini. Ojala os veamos de nuevo a los tres, Gomes, Ricciardi y el Mini de Movilnorte, en la última prueba de la Copa monomarca que se disputa en el circuito de Monteblanco en poco más de una semana.

Accidente espectacular de Antonio Ricciardi en la Mini Challenge (Jarama) sec 3

 

Accidente espectacular de Antonio Ricciardi en la Mini Challenge (Jarama) sec 2

Accidente espectacular de Antonio Ricciardi en la Mini Challenge (Jarama) sec 4

Accidente espectacular de Antonio Ricciardi en la Mini Challenge (Jarama) sec 5

Accidente espectacular de Antonio Ricciardi en la Mini Challenge (Jarama) sec 6

3 Comments

Catalogado como Noticias, Videos

3 Respuestas a Impacto en la Mini Challenge: Espectacular accidente de Antonio Ricciardi en el Jarama

  1. nikitorres

    Menudo piñazo!! Como es posible que no le pasase nada?? Flipante

  2. tron27

    Yo también me lo pregunto…hay vida después de la vida?? Jeje

  3. Daniel Mondragón

    Lo más importante en un coche de competición para que al piloto no le pase nada es que vaya bien sujeto por el arnés y con el casco, por supuesto; luego, que las barras de seguridad aguanten y, por último, que la carrocería sea sólida. Las tres circunstancias se han dado en el Mini del piñazo. Si os fijáis en la foto, el habitáculo está casi intacto, no se ha hundido ni deformado. Por lo tanto, al ir el piloto bien agarrado por el arnés o cinturón de seguridad y enclastrado en el backet, que esa es su función, la de que el piloto esté embutido en él, no le ha ocurrido nada. Imaginaros lo que le hubiera pasado a Ricciardi o a cualquiera que hubiera estado en su lugar si no hubiera estado agarrado por el arnés, hubiera dado más vueltas que un satélite, golpeándose continuamente. La verdad es que viendo las fotos, hay que reconocer que el Mini es duro, está bien hecho, vaya. Saludos

Deja un comentario