Joan Barreda la cara y Sébastien Loeb la cruz en el Dakar

Óscar Fuertes

Joan Barreda dio un golpe de autoridad al ganar la etapa y restarle al líder, Van Beveren, más de 14 minutos, y a sólo siete en la general. Si el español fue la cara, la cruz para Sébastien Loeb, que cayó en una ‘olla’, abandonando el rally. Tras la eliminación de los favoritos, el Dakar es un mano a mano entre Stéphane Peterhansel y Carlos Sainz. Mención especial para Oscar Fuertes, mejor ‘rookie’ del día con su SsangYong.

La quinta y última etapa peruana entre San Juan de Marcona y Arequipa, con cerca de un millar de kilómetros, entre los 660 de enlace y los 268 cronometrados, repartidos en dos sectores, fue un nuevo suplicio para los participantes en el Dakar. La arena blanda y las trampas que esconde hizo una nueva criba de participantes, la más sonada la del francés Sébastien Loeb, que no vio un hoyo tras la cresta de la duna, cayendo en él sin poder salir hasta más de dos horas después, optando por el abandono. La gran esperanza de la todopoderosa Peugeot, que optaba abiertamente por la victoria del galo en el rally, se ha desvanecido de nuevo. También para el pentacampeón de WRC ha sido un duro golpe, tanto que hay serias dudas de que vuelva a participar en el raid más duro del mundo y que nunca ha ganado.

Carlos Sainz ocupa la segunda plaza en el Dakar, por detrás de Peterhansel

Nasser Al-Attiyah fue otro de los nombres consagrados que sucumbió en la dura etapa peruana. A pesar de su experiencia en el desierto, al qatarí se le volvieron a atragantar las dunas, perdiendo más tiempo al quedarse atrapado en ellas y ahora ya está a casi una hora y media de Stéphane Peterhansel, que lidera cómodamente la general. Por detrás del francés, que parece de otro planeta, pues nada le afecta, Carlos Sainz, a media hora de distancia, el único que puede arrebatarle la victoria a ‘Monsieur Dakar’. El Dakar es ahora cosa de dos, un mano a mano entre el galo y el español.

Laia Sanz

Actuación destacada para Óscar Fuertes y Diego Vallejo del equipo SsangYong Motorsport. Si en la jornada del martes firmaban su mejor resultado parcial con un 38º puesto, en la de ayer subieron hasta el 35º, asentándose en el ‘top 40’ del rally más duro del mundo. Fuertes continúa como tercer mejor español en coches, y ya es también el tercer mejor ‘rookie’ de la prueba y el cuarto en la categoría T1.3.

Sébastien Loeb abandona el Dakar tras quedarse atrapado en una ‘olla’

Quien también tuvo una notable actuación fue Isidre Esteve, junto con su copiloto Txema Villalobos, que volvió a recuperar posiciones con su prototipo BV6 con los mandos adaptados al volante. A falta de una etapa para la jornada de descanso, el piloto del Repsol Rally Team ya es 26º en la general y 3º de la categoría T1.2.

Isidre Esteve

En quads, el argentino Nicolás Cavigliasso se ha estrenado con su primera victoria en el Dakar tras haber disputado únicamente cinco etapas. Habrá que seguir muy de cerca al piloto cordobés en los próximos días. Lo mismo cabe decir de Eduard Nikolaev, que se embolsa su tercera etapa en camiones y se hace con las riendas de la general.

Joan Barreda, golpe de autoridad

Joan Barreda atacó en las implacables dunas llevando su Honda a lo más alto y, lo que es más importante, restándole 14 minutos al líder, Adrien Van Beveren. El golpe de autoridad del castellonense le coloca cuarto en la general a siete minutos y medio del piloto de Yamaha, quedando mucha carrera por delante todavía.

Joan Barreda

Por lo que respecta a Laia Sanz, recuperó el pulso en la quinta etapa, protagonizando una buena carrera, dentro del ‘top 15’. La piloto de Soficat Xerox llegó en 14ª posición, a 27 minutos y 29 segundos del primero, Barreda, ganando un puesto para situarse 18ª, a 57’50” del líder.

Cristina Gutiérrez resiste al Dakar más extremo de sudamérica

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario