La importancia de una correcta formación en los nuevos conductores

El despacho de abogados TráficoAyuda, especializado en de la defensa de conductores, inicia sus colaboraciones en QuintaMarcha.com con un artículo exclusivo sobre la necesidad de conocer nuestros derechos en caso de accidente.

La formación de los conductores es cada día más completa y, a día de hoy, se imparten cursos de primeros auxilios en las autoescuelas, pero, ¿nos enseñan realmente a cómo reaccionar efectivamente ante un accidente?

Se hace totalmente necesario que exista, en la formación para los conductores, un tercer escalón para educarlos sobre éstas y otras cuestiones, ya que apenas hay una breve mención en los manuales, referente, por ejemplo, a los derechos que asisten al lesionado en un accidente de tráfico. No se informa del derecho que tiene cualquier lesionado a una asistencia médica, ya sea a través de la compañía aseguradora o en centros privados adscritos al Convenio UNESPA (Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras), al igual que no se le informa de cómo debería gestionar el derecho que tiene a reclamar al causante del accidente por los daños y perjuicios ocasionados a su persona o sus bienes. Se da por sentado que todo el mundo lo sabe.

Un ejemplo práctico de lo que mencionamos sería que la norma dicta que el responsable de que los ocupantes vayan debidamente sujetos y sentados en el vehículo es el conductor, pero no se le informa de que, en caso de ser el responsable del accidente, los ocupantes pueden reclamar a su propio seguro y éste debe hacerse cargo de su indemnización.

Por poner otro ejemplo de lo que se debería informar en una autoescuela, es que la propia DGT, haciendo suya una teoría de las aseguradoras, desmentida por cierto por muchos médicos especialistas, informa a los futuros conductores que el latigazo cervical sólo se produce a más de 10 km/h (superior incluso a la teoría de las compañías aseguradoras, que hablan en su mayoría de 5 km/h) y viene a insinuar que casi es culpa del lesionado que se produzca, ya que indica que, si se lleva correctamente regulado el reposacabezas y se está a la distancia adecuada del airbag, nunca se produce el latigazo cervical salvo en un gran golpe.

Sería muy beneficioso que se explicase a los conductores noveles y demás usuarios que no están obligados a quedar en manos de las aseguradoras (médicos, rehabilitadores, peritos y abogados, etc…) y deberían ser informados de que tienen derecho a tratarse fuera de la compañía y a contratar profesionales externos que no trabajen ni dependan de éstas.

En conclusión, la mayoría de las víctimas de accidentes de tráfico son los lesionados en los accidentes por alcance a velocidad reducida y éstos ven, cada año, cómo sus derechos se reducen hasta el punto de acabar desapareciendo en manos de las compañías aseguradoras. Por lo cual, la importancia de una información básica en las autoescuelas sobre estos derechos y cómo ejercerlos, se hace completamente necesaria.

TráficoAyuda

Comentarios desactivados en La importancia de una correcta formación en los nuevos conductores

Catalogado como Noticias

Comments are closed.