La reparación o sustitución del parabrisas es más complejo de lo que parece

Una reparación o sustitución de un parabrisas es más complejo de lo que parece y debe hacerse con las máximas garantías, de lo contrario puede tener consecuencias graves en la seguridad, como es el mal funcionamiento del airbag o fallos en los sistemas avanzados de asistencia a la conducción. Es por ello que se debe acudir a profesionales que ofrezcan las máximas garantías.

El parabrisas es clave en la seguridad vial y una reparación o sustitución de este elemento que no sea realizada con las máximas garantías puede tener consecuencias muy graves. Por ejemplo, el airbag del acompañante se apoya sobre el parabrisas para desplegarse en caso de accidente. Si el parabrisas está mal montado, la fuerza del airbag podría arrancarlo del coche y hacer que la bolsa de aire no se despliegue y proteja al pasajero correctamente. Un parabrisas mal montado o reparado también puede fallar a la hora de soportar el techo del coche en caso de vuelco. Por otro lado, las cámaras de los sistemas ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) de seguridad activa suelen estar montadas en el parabrisas. Cuando se sustituye, hay que desmontarlas del cristal roto y montarlas en el nuevo. Y una vez instaladas, han de ser recalibradas para asegurar que funcionan con la máxima precisión y no provocan errores de funcionamiento en los sistemas de seguridad.

Estos son los factores que determinan la seguridad en el montaje de un parabrisas:

Las personas. Técnicos altamente cualificados con un sistema de formación y metodología de trabajo. Carglass tiene un departamento de formación único en la industria de nuestro país, con un equipo de doce formadores técnicos especializados y un sistema de formación que ha sido el primero en España en recibir el certificado AENOR sobre Formación No Reglada ISO 29990. De esta forma, se certifica una formación de calidad basada en la evaluación y mejora constantes, con los mismos requisitos que las instituciones que se dedican al ámbito formativo de forma oficial.

El método. El sistema de aprendizaje y el método de trabajo de los técnicos montadores siguen las directrices del ‘Belron Way of Fitting’ y del manual técnico elaborado por Belron Technical, departamento de Investigación y Desarrollo del Grupo Belron, asegura que cada trabajo de montaje o reparación en cualquier parte del mundo se lleva a cabo de la misma manera, utilizando las mismas herramientas y procesos. Gracias a ello se garantiza la seguridad, tanto para el técnico como para el cliente, y se impulsa la calidad técnica.

Las herramientas. Carglass trabaja con herramientas exclusivas, diseñadas y fabricadas por Belron Technical tras años de investigación y con toda la experiencia acumulada en millones de trabajos de reparación y montaje. Entre ellas se encuentran la campana ART de reparación de impactos con control “inteligente”, que regula automáticamente las fases de la reparación; el brazo 1-Tek que garantiza la precisión en el montaje de una luna y evita lesiones musculares por manipular un peso inadecuado; o la herramienta Ezi-Wire para el desmontaje de un parabrisas, diseñada para eliminar el riesgo de daños en el vehículo y proporcionar al técnico el método de extracción más seguro posible.

Los materiales. El Grupo Belron es uno de los principales compradores de cristales para automóvil del mundo. En Carglass trabajamos con cristales de fabricantes de primer equipo, que garantizan una calidad OEM. Además, empleamos un poliuretano de la máxima calidad y pegado rápido y una exclusiva resina para las reparaciones, que asegura una mayor durabilidad y transparencia a lo largo del tiempo.

La calibración. Como parte del Grupo Belron, Carglass apuesta por la innovación para ofrecer el mejor servicio a sus clientes. Los automóviles modernos equipan cada vez más sistemas de asistencia a la conducción ADAS (en España, prácticamente uno de cada tres automóviles nuevos vendidos en 2017 equipaba frenada automática de emergencia y ayuda al mantenimiento del carril). Esos sistemas necesitan “ojos”, que son las cámaras que van instaladas en el parabrisas, y que hay que recalibrar tras una sustitución. Carglass es el único especialista en cristalería del automóvil que dispone de la tecnología y técnicos para calibrar sistemas ADAS (Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción) en todo el territorio nacional.

Comentarios desactivados en La reparación o sustitución del parabrisas es más complejo de lo que parece

Catalogado como Noticias

Comments are closed.