La Vespa Elettrica llega al mercado 70 años después de su nacimiento

Setenta años después de que se produjera la primera Vespa en la planta de Pontedera, Pisa, en la primavera de 1946, el Grupo Piaggio anuncia que en este mes de septiembre comenzará la producción de Vespa Elettrica, la tan esperada versión eléctrica del ‘scooter’ más famoso y querido del mundo, ahora también puntero en tecnología, en diseño y en soluciones de movilidad.

La Vespa Elettrica llega tras un proceso evolutivo que comenzó hace poco más de 70 años, con la energía eléctrica en un viaje lógico. De esta forma, la marca italiana se une al movimiento de nueva movilidad urbana con cero emisiones, como ya han hecho otras marcas, BMW con su C Evolution, por ejemplo, preservando el medio ambiente y apostando por un vehículo ecológico gracias a la movilidad eléctrica cada vez más atractiva.

De acuerdo con el programa presentado en el último salón EICMA de Milán, el Grupo Piaggio comenzará la producción de la Vespa Elettrica este mes de septiembre y los primeros vehículos se podrán reservar “online” a partir de principios de octubre en el sitio web específico, con fórmulas innovadoras de financiación todo incluido, que se unirán a los sistemas de compra convencionales. El precio estará en línea con los productos de alta gama de Vespa que se comercializan actualmente.

El poder del silencio

Las características de la Vespa Elettrica son su atención absoluta al medio ambiente, múltiples funciones interfaz de conectividad con las personas y el medio ambiente, panel de instrumentos completamente digital, un motor eléctrico moderno y tecnológicamente avanzado a su tiempo, perfecto para entornos urbanos, que se combina con el diseño clásico de Vespa. Todo ello movido por un corazón que es una unidad capaz de entregar de una manera continua una potencia de 2 kW y una potencia máxima de 4 kW.

Valores que, combinados con un par de más de 200 Nm, proporcionan un rendimiento superior al de un ‘scooter’ tradicional de 50 cc, especialmente en lo que respecta a la aceleración, que se beneficia de la típica salida brillante de los motores eléctricos. Una entrega ágil y un paseo agradable por rutas urbanas, con un silencio total; de hecho, la Vespa Elettrica es absolutamente silenciosa, ayudando a que las ciudades sean menos caóticas y más habitables al contrarrestar la contaminación acústica.

La Vespa Elettrica garantiza un alcance máximo de 100 km, que es más que suficiente para conducción urbana, con las frecuentes “paradas y puesta en marcha”. Esto es posible gracias a una moderna batería de Ion-Litio y un sistema de recuperación de energía eficiente (KERS, Kinetic Energy Recovery System), que la recarga al desacelerar. La operación de carga es muy simple: en la batería de iones de litio, al igual que las de los teléfonos inteligentes modernos, no necesita una precaución especial para cargar, sólo extraer el cable del compartimiento del asiento, donde se encuentra habitualmente la tapa del combustible, y conectar el enchufe a una toma de corriente normal o una de las siempre en crecimiento estaciones de servicio de carga pública en las grandes ciudades. El tiempo requerido para una carga completa es de 4 horas.

Una confirmación adicional de la extrema usabilidad de la Vespa Elettrica, es que el motor y la batería no requieren ningún mantenimiento. La batería proporciona una excelente eficiencia para hasta mil ciclos de carga completos, lo que se traduce en una autonomía de uso de entre 50.000 y 70.000 km, el equivalente a aproximadamente diez años de uso de un vehículo creado para desplazamientos urbanos. Después de los mil ciclos, la batería todavía tiene el 80% de su capacidad y es perfectamente utilizable.

El acelerador electrónico Ride by Wire controla la salida del motor de la Vespa Elettrica. Presionando el botón ‘modo de conducción’, el conductor puede elegir entre Eco y Power, además del modo Inverso, para facilitar el manejo de la Vespa Elettrica mientras se maniobra. En modo Eco ahorra energía, se obtiene una mayor duración, la velocidad está limitada a 30 km/h y la aceleración es más gradual. El modo Power aprovecha toda la potencia del motor.

Vespa Elettrica no es sólo un vehículo silencioso, ecológico y tecnológicamente avanzado; es además, y sobre todo, un vehículo todo conectado: las múltiples características que ofrece la nueva versión de la Plataforma Multimedia Vespa (VMP), el sistema multimedia que conecta el teléfono inteligente con el vehículo, puede ser gestionado a través de una interfaz persona-máquina completamente nueva, que incorpora un instrumento digital con una pantalla TFT en color de 4.3 pulgadas, siempre fácil de leer gracias al sensor crepuscular que adapta el fondo y el color de la información suministrada a las condiciones de luz (modo día / noche) y con cuatro niveles de ajuste de brillo.

Usar la aplicación específica de Vespa Elettrica con el teléfono inteligente y conectarlo al vehículo -a través de ‘bluetooth’- permite aprovechar al máximo las capacidades de la pantalla TFT en la que aparecen todas las notificaciones de llamadas entrantes y mensajes, muy visibles, en el centro de esta.

El sistema también permite usar las teclas del manillar para responder llamadas y usar el comando de voz del teléfono inteligente para hacer llamadas o reproducir música activando una lista de reproducción. Disfrutar completamente de todas estas características, es fácil con el manejable y práctico ‘joystick Mode’ situado en el bloque de control derecho; Vespa Elettrica ofrece como accesorio un casco Jet específico con auriculares internos integrados e intercomunicador ‘bluetooth’.

Versión X y accesorios

La Vespa Elettrica también está disponible en versión X, con una autonomía de hasta 200 km gracias a su generador impulsado por gasolina que, dependiendo del estilo de conducción, ahorra carga de la batería. Para hacer espacio para el generador y su depósito de combustible (3 litros), la Elettrica X usa una batería más pequeña que, con el generador apagado, proporciona una autonomía de hasta 50 km. El generador añade otros 150 km al rango, llevándolo a 200 km, una figura que hace que esta Vespa sea adecuada para realizar recorridos fuera de la ciudad.

Como en todas las motos de la marca italiana, ofrece una completa gama de accesorios, desde el baúl trasero al parabrisas de metacrilato anti-astillado de alta calidad y la cúpula superior, disponible tanto en acabado transparente como ahumado, portaequipajes, guardabarros cromados, el casco especial ‘jet’ de alta tecnología de igual nombre que el modelo, y, entre otros, alarma electrónica, bloqueo mecánico de asiento y dirección, etcétera

Comentarios desactivados en La Vespa Elettrica llega al mercado 70 años después de su nacimiento

Catalogado como Noticias

Comments are closed.