MotoGP. Capitán Márquez

17-motogp

En Austin, Marc Márquez puso las cosas en su lugar, no dejando a sus rivales ni las migajas. El sábado arrasó en la ‘pole’, con carrera a pie incluida (‘Usain Márquez’ tituló acertadamente ‘El Mundo’) y en sólo un intento (no tenía más). Y el domingo, tanteó al misil de Dovi y se fue cuando vio cómo hacerlo. En EEUU, el de Cervera fue el Capitán América, decoración que lucía en su casco.

La pole del sábado tuvo que ser frustrante para todos los pilotos de MotoGP, para todos menos para uno, el protagonista de la hazaña (y van…), Marc Márquez. Faltando pocos minutos para finalizar la clasificación para la parrilla de la carrera del domingo, al bicampeón de la categoría se le paró su Honda. El tesoro de HRC apoyó su moto en el muro, lo saltó y se fue al sprint en busca de su segunda máquina y con apenas tiempo para dar dos vueltas, la de lanzamiento y la definitiva para conseguir la pole, la que iba a ser la número 23. Y los batió a todos, incluso a él mismo, pues el tiempo estratosférico que alcanzó rebajó el conseguido por él en 2014. Una genialidad más de este chaval para el que todo lo que es normal es una barrera, un casi imposible para el resto.

2-motogp

18-motogp

Dovizioso, un misil por moto

Al de Cervera le siguieron Andrea Dovizioso, cuya Ducati es un auténtico misil en recta, pero luego vienen las curvas y ahí es donde Márquez le supera, pues la velocidad no cuenta y sí el pilotaje y el suyo es de alto voltaje. Tercero, Jorge Lorenzo, mermado físicamente por una bronquitis. Tras el mallorquín, su compañero, Valentino Rossi, el eterno joven. Quinto, Cal Crutchlow (Honda), por delante de Scott Redding; la otra Ducati, la de Andrea Iannone, los hermanos Espargaró, Aleix (Suzuki) y Pol (Yamaha). Décimo, Bradley Smith (Yamaha).

El resto de la armada (in)vencible (sólo Márquez lo es, con permiso de Rossi) estaba lejos, con Maverick Viñales (Suzuki) 12º, Héctor Barberá (Ducati) 13º, y en ¡23ª posición!, Álvaro Bautista, a 3,30 minutos de la pole, buen tiempo si consideramos que su compañero en Aprilia, Marco Melandri, firmó el último puesto a poco más de 5 minutos de Márquez.

Stoner se ofrece para sustituir a Pedrosa

La gran ausencia en Austin fue Dani Pedrosa, convaleciente de la reciente operación en su brazo para solucionar el síndrome compartimental que le invalidaba. Su moto la conducía, que no pilotaba, Hiroshi Aoyama (quedó undécimo, fuera de los puntos, siendo superado por Aleix Espargaró, octavo, y el debutante Maverick Viñales, noveno). Los de HRC se decidieron por su compatriota tras rechazar el ofrecimiento de Casey Stoner, al que no le sentó nada bien la negativa de su antiguo equipo. Tanto le molestó, que el domingo subió un tuit en su cuenta fotografiado sobre una Honda (¡menos mal!) y diciendo que ya tenía moto para el fin de semana.

¡Bendito Rossi!

En la salida en el circuito de Austin del GP de Las Américas, el favorito del campeón, donde ha ganado todas las veces que ha participado (tres), su casa, Márquez se fue tras Dovi, que abría el pelotón, ambos perseguidos por el gran Valentino (apelativo que resulta pequeño para un tipo que con 36 años y 9 títulos mundiales, tiene la ilusión de cualquiera de los chavales con más de diez años menos a los que se enfrenta y gana, ¡bendito Rossi!).

Pronto hubo incidentes. En la primera vuelta, un desatado Scott Redding, descabalgó de carambola a Pol Espargaró, arruinándole la carrera. Antes, como si tirar al español tuviera premio, lo intentó con Jorge Lorenzo, y como este se resistiera, fue a por el catalán.

Delante, Rossi, que prefiere “ganar el décimo título mundial a tener un hijo”, según él mismo, estaba pegadito al dúo de cabeza, detrás de Márquez, tras dar cuenta del mermado Lorenzo, que perdía comba debido a su ya citada bronquitis.

El de Cervera seguía estudiando al italiano del misil por moto. Pero, una vez analizado como contrarrestar la velocidad de la Ducati, lo adelantó y puso asfalto de por medio a base de hacer la parte sinuosa del circuito norteamericano, el trazado con más curvas del Mundial, como sólo el mayor de los Márquez sabe hacer. Y así fue, llegando a sacar hasta cuatro segundos a sus perseguidores y haciendo la mitad de la carrera hasta la bandera a cuadros en solitario.

Lorenzo: “He salvado los muebles”

Por detrás vimos una bonita lucha entre los dos italianos, Dovi y Vale, con un tercero, Iannone, que no quiso perdérsela, dejándoles el protagonismo a ambos en la última parte de la carrera, en la que quedó descolgado, aunque por delante de Lorenzo, cuarto. Los dos azzurros se pasaron y repasaron, si bien, finalmente, el de Forli le ganó la partida al de Tavulia, segundo y tercero, respectivamente.

Acabada la prueba, Márquez aseguró que había tenido que “trabajar muy duro para ganar, ahorrando gomas para luego atacar”. Rossi estaba exultante, como siempre que accede al corralito, a Dovi se le veía cansado y a Lorenzo decepcionado, manifestando que, “dado mi estado físico, hemos salvado los muebles. Valentino está muy fuerte. Mi intención es ser la primera Yamaha”.

Sequía española en Moto2 y Moto3

Donde no pinta tan bien es en las otras categorías. Tanto en Moto3, como en Moto3, la sequía de victorias es manifiesta, pues ninguno de los nuestros ha pisado todavía lo más alto del podio (por las 18 veces que lo hicieron en 2014) y sólo dos han subido al cajón, pero al escalón más próximo al suelo, Álex Rins y Efrén Vázquez, terceros en Qatar y en Austin, respectivamente.

Curiosamente, los vigentes campeones de ambas categorías, Álex Márquez y Tito Rabat, los dos en Moto2 ahora, no pasan de la décima posición de la general, con un cuarto puesto del segundo en EEUU como mejor resultado hasta el momento. Rabat no parece tomarle el pulso a su nueva Kalex y al pequeño de los Márquez le está costando adaptarse a la categoría que subió tras su triunfo en Moto3 la temporada pasada.

El próximo fin de semana habrá carreras de nuevo, el GP de la República Argentina, un magnífico escenario para que los nuestros resurjan de la mediocridad y el podio vuelva a hablar el idioma de aquel país.

Por Juan Carlos Baigorri y Silvia González

1 comentario

Catalogado como Competición

Una Respuesta a MotoGP. Capitán Márquez

  1. Guillermo

    Márquez es un gran piloto, pero no mejor que Lorenzo, Rossi, Dovi, Ianone y Aleix Espargaro. Su Honda si, supera con mucho a las otras, y es facil notarlo. Ojalá tuviesen todos la misma moto, entonces si sería divertido.

Deja un comentario