Porsche Macan S, el SUV más deportivo

Porsche Macan

Lo mejor del Macan S, desde 63.153 euros, es su rapidez de respuesta, la sensación de seguridad que transmite (que además es real), el bajo consumo (una media de 7 litros/100 km en un coche de 258 CV y 1.955 kilos de peso, es casi un milagro) y la satisfacción que produce tenerlo y conducirlo. Es, sin duda, el SUV más deportivo de la actual oferta.

El Macan es el SUV de Porsche. Competidor del BMW X3, Audi Q5 y M-B GLA (por citar los más Premium). Con unas medidas de 4,68 metros de longitud,  1,93 de ancho, 1,62 de alto y una batalla de 2,80 metros, el modelo de la casa de Stuttgart es más pequeño que su hermano mayor, el Cayenne (aquí).

El probado, el Macan S, posee muchas virtudes que atraen. La primera, la estética. Al ser más contenido que el Cayenne, es también más equilibrado, con líneas suaves que gustan. De frente es casi como el anterior, pero el lateral y, sobre todo, la zaga, acertadísima, seducen.

Porsche Macan

El interior es made in Porsche, repitiendo el del Panamera con el que se unificaron sus modelos a partir de su salida. Cuadro con los tres relojes de rigor -el cuentavueltas en el centro-; pantalla central con el navegador y otras funciones y la espectacular consola que separa ambos asientos delanteros, cuyo confort es sublime. Materiales de primera y acabados soberbios que dan al habitáculo ese aire de exclusividad tan de la marca deportiva.

Pero lo mejor está por venir. Con motor V6 de 258 CV a 4.000 rpm y 580 Nm a 1.750-2.500 vueltas (cumple la normativa de emisiones Euro 6), la respuesta del Macan S, cuya tracción es total, es tan deportiva como corresponde a un coche de su estirpe. Bien asociado al rápido cambio automático-secuencial de doble embrague PDK de 7 velocidades, el rodar del SUV es de lo más gratificante. Suave y silencioso, su comportamiento es casi como el de un turismo, con un gran aplomo en las curvas y sin apenas balanceo (nulo si se lleva la suspensión neumática de regulación y dureza variables PASM), disfrutando de su manejo por su rauda respuesta y ágil conducción en trazados serpenteantes.

Lo mejor del Macan S lo resumo en la entradilla, reduciéndolo a la satisfacción que produce tenerlo y conducirlo.

Lo menos bueno, el precio, las plazas traseras, algo limitadas para gente de envergadura, y el maletero menor que el de la competencia,  500 litros.

DESTACA

-Rápido y seguro
-Motor potente y con respuesta.
-Suave y silencioso.

MEJORABLE

-Plazas traseras.
-Maletero.
-Precio.

EQUIPAMIENTO

Luz diurna; mandos multifunción en volante; ordenador de viaje; lunas tintadas; mando de apertura a distancia; climatizador de dos zonas; lunas tintadas; parabrisas con banda superior en gris; función Auto Start-Stop; freno de estacionamiento eléctrico; encendido automático de faros; portón trasero automático; sensor de lluvia; pantalla en color de 4,8″ en cuadro de instrumentos; tapicería de cuero artificial y Alcántara; asientos traseros abatibles por partes 40/20/40; 11 altavoces; antena integrada para radio, navegación, teléfono y TV; radio CDR Plus con MP3 (235 W); llantas de aleación 18″ (delante 235/60, detrás 255/55) Macan S; neumáticos todo-tiempo (M+S); filtro de partículas Diesel; recuperación de la energía de frenado; botón Offroad, Sport y Sport Plus; cambio de doble embrague (PDK); dirección asistida electromecánica; espejos exteriores con calefacción; faros antiniebla; etc
Seguridad: Airbag frontal conductor, de pasajero, de cabeza delanteros y traseros, laterales delanteros y traseros. Anclaje Isofix en asiento delantero derecho; ABS; Asistente de salida en pendiente (Auto-hold); Control de estabilidad (PSM) con estabilización de remolque; Control de presión de los neumáticos (RDK); Control de tracción (ASR/ABD/MSR); Freno multicolisión (reduce el riesgo de un segundo impacto), etc.

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario