Puntos a tener en cuenta al recuperar el coche tras el paso de ‘Filomena’ y la ola de frío que sufrimos: las cerraduras, los limpias y las lunas

Las cerraduras, los limpiaparabrisas y los cristales son los primeros problemas que podemos encontrarnos tras el paso de la borrasca ‘Filomena’ y la ola de frío polar que nos ha dejado con temperaturas tan bajas más propias de los países nórdicos que de estas latitudes. Euromaster nos ofrece unos consejos para saber cómo actuar cuando recuperemos por fin nuestro coche una vez liberado del manto blanco que lo cubría y la calle despejada para poder circular por ella.

Recambios Getafe

La borrasca ‘Filomena’ nos ha dicho adiós (afortunadamente), dejando tras de sí un panorama catastrófico debido a la nieve que ha soterrado todo lo que ha ido encontrando a su paso, los coches entre ellos. Pero su marcha ha arrastrado una ola de frío polar que estamos sufriendo en nuestras carnes y también en nuestros vehículos, que vamos recuperando paulatinamente a medida que las calles se van liberando del blanco manto. Euromaster ya sitúa el primer problema nada más acceder al coche: en ocasiones el mando no funciona y hay que abrir de manera convencional, pero la cerradura está congelada, por lo que habrá que echar un poco de alcohol para descongelar.

Una vez en el habitáculo, al que el conductor habrá accedido no sin antes tirar de la puerta con más fuerza para abrirla al estar “pegada”, es fundamental tener el coche arrancado unos minutos y colocar la calefacción al máximo con el efecto antivaho para que incida el aire caliente en el cristal.

Otro paso imprescindible es echar un poco de alcohol a la luna, pues su efecto anticongelante ayudará a limpiarla y a quitar el hielo. Y, finalmente, como mecánica habitual, mientras los termómetros estén bajo cero, es recomendable dejar los limpiaparabrisas levantados una vez que aparquemos y no se vuelva a circular. También es aconsejable dejar un cartón en las lunas durante la noche, pues evitará que se genere hielo en ellas.

Pocos han sido los conductores que durante la nevada dejaron levantados los limpiaparabrisas, por lo que es probable que estén pegados al cristal. Un chorro del alcohol ayudara a despegarlos sin romperlos. Es imprescindible, asimismo, no activar los limpiaparabrisas sin antes retirar toda la nieve de la luna, teniendo mucho cuidado con la que pueda quedar entre el cristal y el capó, pues si no se quita bien se puede romper el motor de los ‘limpias’.

Y problema asociado a los ‘limpias’ es tener la fatal idea de dar agua para limpiar el cristal, lo que hará que ésta se congele automáticamente, dificultando la visibilidad y logrando justo el efecto contrario al deseado. Es muy importante utilizar los líquidos adecuados como limpiacristales, y nunca agua.

Liberar el coche de la nieve

Emprender la marcha con el coche bloqueado en la nieve no es tarea fácil. El primer paso es obvio, limpiar bien la zona de las ruedas, pero no es suficiente. Por un lado, es conveniente quitar el control de tracción para tratar de salir y ya posteriormente en circulación volver a conectarlo.

También ayuda colocar cartones delante de las ruedas para que el vehículo pueda traccionar. Y si se da un empujón, nunca las personas deben situarse cerca de las ruedas ni en la dirección en la que el vehículo esté traccionando.

En ningún caso, si el coche patina hay que acelerar más, pues el efecto logrado será el contrario y se hundirá más, haciendo más complicada la salida. Eso sí, una ayuda puede ser girar la dirección de un lado a otro.

Comentarios desactivados en Puntos a tener en cuenta al recuperar el coche tras el paso de ‘Filomena’ y la ola de frío que sufrimos: las cerraduras, los limpias y las lunas

Catalogado como Noticias

Comments are closed.