Seat Mii 1.0 60 CV Style Chic Ecomotive 3p: Pequeñas dosis de calidad

Seat Mii (frontal)

Sustituto del Arosa, el Seat Mii es tan pequeño como buen coche. Chasis de primera y plazas delanteras amplias gratifican, al igual que el consumo, digno de un mechero. Además, tiene un maletero bastante aceptable. Con un motor más potente, valdría para todo.

Prueba realizada con BP Ultimate

El Fiat 500, líder entre los urbanos, tiene tres nuevos rivales de aúpa pertenecientes al Grupo Volkswagen. El que presenta Seat es el Mii, de 3,5 metros de longitud, cuya calidad de realización resulta muy aceptable, más teniendo en cuenta a otros rivales del segmento que, aunque son más baratos, nos trasladan años atrás por el escaso, e incluso nulo, cuidado en los detalles. Efectivamente, el español agrada por la presentación del salpicadero (más aún con el paquete Chic), el silencioso interior y el excelente tacto de la dirección y la palanca del cambio. Eso sí, cuidado al engranar la marcha atrás, porque rascará si el coche no está completamente parado.

Seat Mii (trasera)

Plazas delanteras amplias
Nada más subir al habitáculo, la sensación es que estamos ante un coche de mayor tamaño por la amplitud de las plazas delanteras, la gran postura de conducción que se consigue (aunque el volante es sólo regulable en altura) y por el salpicadero elevado, con el que se gana en presencia y sensación de robustez. Eso sí, no todo es perfecto, pues hay dos peros que puede indicar el conductor. Uno es que los mandos de la puerta no se iluminan. El otro es la visibilidad del velocímetro. En mi caso, que mido 1,93 metros, tuve que poner el volante en una posición elevada para evitar que el aro me tapase parte de la instrumentación. Un tercer detalle a mejorar es que no hay asideros para sujetarse. Tampoco abundan los huecos portaobjetos.

Fantástico chasis
Como en otros Seat, el chasis es uno de los puntos fuertes del Mii. Es tan bueno que, a los pocos kilómetros, estaba convencido de que el bastidor está preparado para motores de mayor rendimiento que los tricilíndricos de 60 y 75 CV disponibles. Fácil de llevar en cualquier escenario y perfectamente aplomado en vías de primer orden, tiene también un buen tacto en la frenada, pese a llevar tambores traseros, y no se descompone cuando se circula por terreno bacheado. Fantástico, pues. Como curiosidad, al transitar por pasos elevados (reductores de velocidad) los cabeceos del coche son apreciables, por lo que hay que ser precavidos para evitar rozar la parte inferior del faldón delantero.

Seat Mii (interior)

Pese a su buen hacer en todo tipo de carreteras, no hay que olvidar que el Mii está pensado para la ciudad. Y en ella es agradable de conducir por lo mucho que gira y por la visibilidad que ofrece en cualquier ángulo. También el motor de 60 CV se postula como una opción útil para los desplazamientos por calles y avenidas, así como por los alrededores (vías de circunvalación, etc). Más agradable cuando hemos adquirido la velocidad de crucero, brinda un buen empuje para coger el ritmo de la circulación en un tiempo no muy elevado y gasta y suena poco (ver abajo Soluciones Ecológicas), si bien no tiene fuerza suficiente para prolongados repechos en vías de primer y segundo orden, de tal forma que en ellos hay que reducir de marcha para mantener el ritmo (excepto si se viene muy lanzado y no hay coches que obliguen a desacelerar). La variante de 75 CV no creo que suponga un plus muy acusado de prestaciones, aunque puede ser una mejor alternativa si se realizan trayectos interurbanos frecuentemente.

Opciones de lujo
El Mii puede equiparse, opcionalmente, con elementos muy poco frecuentes en un urbano, como la frenada automática en ciudad (240 euros), para evitar colisiones a baja velocidad, y una pantalla táctil extraíble (350 euros) desde la que se pueden gobernar el equipo de audio, Bluetooth, navegador, ordenador de a bordo, etc.

Texto y fotos: F.M.

ESPACIOSAS. Los asientos delanteros sorprenden por lo bien que alojan incluso a personas de talla alta. Tienen una banqueta larga y reposacabezas integrados, que están inclinados hacia adelante para que haya poca distancia a las testas de los ocupantes. Si hay que moverlos para que entre gente en la parte trasera, hay que agacharse bastante para accionar la palanca correspondiente y, además, no tienen memoria, es decir, no vuelven a la posición originaria. Por lo tanto, si se van a utilizar frecuentemente los dos asientos posteriores, es mucho más cómodo optar por la versión de cinco puertas.

Detrás, hay dos asientos, que ofrecen mucho espacio para las cabezas, pues la altura del techo se mantiene uniforme, y no tanto para las piernas. Como los cristales laterales son amplios, no se produce una sensación de agobio.

BUEN ESPACIO. Teniendo en cuenta que el Mii apenas mide 3,5 metros de longitud, es un buen dato disponer de un maletero con 238 litros. El pequeño portón deja un hueco suficiente para meter el equipaje con facilidad. El cubículo tiene doble piso, de tal forma que si se abaten los asientos traseros puede quedar una superficie de carga totalmente plana.

LLANTAS DE 14”. El acabado Style Chic está pensado para los que valoran una imagen coqueta en su coche. Así, viene con llantas de aleación de 14”, salpicadero en blanco lacado y volante y pomo del cambio en cuero. Un pack interesante de adquirir es el Confort (600 euros), porque está incluido el ordenador de a bordo, donde se puede visualizar la temperatura del motor.

SOLUCIONES ECOLÓGICAS. Esta versión Ecomotive incluye varias soluciones ecológicas para que el coche consuma lo menos posible: función Start/Stop, recuperador de energía en desaceleraciones y frenadas, neumáticos de baja resistencia a la rodadura y suspensión modificada. Durante la prueba, sin buscar el mínimo consumo posible, pero a velocidades legales, registramos un gasto de 4,8 l/100 km. La parte negativa es que este Mii es 400 euros más caro que el equivalente, es decir con el propulsor de 60 CV y el acabado Style Chic, pero sin estas tecnologías verdes. Este precio implica que hay que realizar bastantes kilómetros para rentabilizarlo.

GAMA Mii DESDE: 7.900 euros

999 cc / 60 CV / 940 kg / 161 km/h / 4,8 l/100 km / 11.663 €

DESTACA:
– Chasis: aplomo y estabilidad.
– Motor agradable en ciudad y alrededores.
– Plazas delanteras amplias.

MEJORABLE:
– Kit reparapinchazos.
– Asientos delanteros sin memoria.
– Visibilidad del velocímetro.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Aire acondicionado; llantas de aleación de 14”; radioCD con lector de MP3 y conexiones auxiliares; elevalunas eléctricos delanteros; cierre centralizado; retrovisores eléctricos; asiento del conductor y volante regulables en altura; asiento trasero plegable; posavasos en la consola central; función Start/Stop; recuperador de energía; paragolpes en el color de la carrocería; toma de 12 voltios; guantera con tapa; volante y pomo del cambio de cuero, etc.
Seguridad: Airbags frontales y laterales; programa electrónico de estabilidad (ESC); reposacabezas traseros ajustables en altura; fijaciones Isofix; testigo acústico de cinturón desabrochado, etc.

GARANTÍA: – Dos años sin límite de kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero transversal. 3 cilindros en línea.
Cilindrada 999 cc.
Potencia máxima 60 CV a 5.000 rpm.
Par máximo 95 Nm a 3.000 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Delantera.
Caja de cambios Manual, 5 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, electrohidráulica.
Frenos del/tras Discos ventilados/tambores.
Suspensión del/tras McPherson/eje torsional.

DIMENSIONES

Peso 940 kg.
Largo/ancho/alto 3.557/1.641/1.478 mm.
Cap. depósito 35 litros.
Vol. maletero 238-951 litros.
Neumáticos 175/65 R14.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 161 km/h.
De 0 a 100 km/h 14,4 segundos.
Urbano homologado 5,0 l/100 km.
Durante la prueba 4,8 l/100 km.
Emisiones CO2 96 g/km.
Impuesto Matriculación. Exento.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario