Toyota GT86 Sport Automático, para los que gustan de la conducción deportiva

1-toyota-gt86

El Toyota GT86 Sport Automático es un 2+2 de 200 CV y tracción trasera de impecable comportamiento tanto en carretera como en circuito. El cambio automático es eficaz y los frenos potentes. Es un cupé para los que gustan de la conducción deportiva, con la alegría de su bajo consumo. Desde 30.900 euros.

Kobe Motor

Prueba realizada con BP Ultimate

Desarrollado conjuntamente con el Subaru BRZ (incluso el motor bóxer de 4 cilindros y 200 CV a 7.000 rpm, par máximo de 205 Nm a 6.400 vueltas y 210 km/h de velocidad máxima que luce bajo el capó, lo aporta el fabricante japonés de las estrellas), el Toyota GT86 Sport Automático mide 4,24 metros de longitud, 1,77 de anchura y 1,29 metros la altura. Su carrocería cupé permite alojar con amplitud al conductor y acompañante, no así a los dos ocupantes de las plazas traseras, que encontrarán un espacio tan eximio que apenas podrán ocupar en trayectos cortos. Son más propicias para infantes, tal vez por eso llevan fijaciones Isofix.

2-toyota-gt86

Interior amplio y cómodo

La estética es la típica de un deportivo de estas hechuras, afilado, con un morro largo, cabina retrasada que cae hasta la tapa del maletero, que no portón, y que corona con un alerón. La zaga destaca por los vistosos pilotos y el estético difusor, escoltado por sendas salidas de escape redondas. Muy atractivo, sin duda.

El interior es también muy deportivo. Los asientos, simil a los baquets de competición, tapizados en piel y Alcántara, son cómodos y sujetan bien el cuerpo, con los laterales, tanto del respaldo como de la banqueta, muy pronunciados, por lo que el cuerpo queda encajado en ellos. La entrada y salida del GT86 es la típica de los coches de poca altura y asiento cerca del suelo, hay que agacharse mucho y doblar el lomo para entrar, mientras que para salir hay que apoyar la mano izquierda en el quicio de la puerta, cuya abertura es amplia, y la derecha en el volante para impulsarse, una maniobra en la que prima más la habilidad que la fuerza, por lo que en un par de veces haciendo la operación, le habremos pillado el truco.

4-toyota-gt86

A pesar de que el habitáculo es el típico de un deportivo, la parte anterior está bien resuelta y las dos personas de las plazas delanteras encuentran acomodo con razonable amplitud y sin tocar al techo, aunque lleguen al 1,80 metros, y tampoco los codos interiores se encontrarán. El puesto de conducción es satisfactorio, contribuyendo a ello los reglajes del asiento y del volante, en altura y profundidad, al igual que la óptima colocación de la palanca de cambios, los pedales y el soporte del pie izquierdo, ambos en aluminio.

El cuadro es muy bonito, con el tacómetro en la esfera central, con dos ventanas digitales que muestran la velocidad en una y la información del ordenador de a bordo en la otra. A la izquierda, el velocímetro analógico. Los botones del control de tracción (TRC), anulándolo, y VSC Sport, que aumenta las prestaciones, son de serie, como lo es también el de arranque, pudiéndote guardar la llave en el bolsillo.

Si no somos fittipaldi (se dice del que conduce con el asiento hacia atrás y brazos extendidos) y, por contra, vamos sentados como los pilotos de rallies (la muñeca derecha debe superar apenas el aro del volante en la parte de arriba sin que la espalda se despegue del respaldo), todos los mandos  y botones quedan a nuestro alcance sin tenernos que incorporar. Curiosamente, el volante no es multifunción, aunque lleva una piña de botones a la derecha detrás de éste, pero como el puesto de mando está muy recogido, como acabo de apuntar, tampoco se echaría  mucho en falta. El equipo audio lo forma una pantalla táctil multifunción (de satisfactorio funcionamiento) de 6,1” con navegador (opcional), toma USB, Bluetooth y 6 altavoces.

6-toyota-gt86

En general, el habitáculo está bien acabado, con plásticos blandos de agradable tacto y decoración en tonos negros y rojos los pespuntes del volante, consola, palanca y freno de mano, dándole ese aire de coche deportivo tan emocionante. El maletero tiene una capacidad de 243 litros y es de formas regulares, aprovechando así el limitado espacio que no queda mermado por la rueda de repuesto, pues no lleva. A cambio, encontramos un kit de reparación de pinchazos con compresor (siempre digo que estos nuevos sistemas nos obligan a contratar los servicios de un club o asociación de ayuda, que son los que nos rescatarán en caso de necesidad, pues si pinchamos, los necesitaremos, como me ocurrió no hace mucho con otra marca de igual sistema cuya rueda agujereada fui incapaz de reparar, pues el orificio era considerable). Afortunadamente, el Race me socorrió con su habitual diligencia. Los respaldos traseros se abaten, ampliando el espacio de carga.

3-toyota-gt86

200 CV de potencia y cambio secuencial de 6 velocidades

Al principio he citado las características del motor bóxer de 4 cilindros del GT86. Sus 200 CV de potencia son suficientes para divertirse en carretera de montaña o en circuito, que son los trazados donde mayor partido se le saca a este modelo de magnífica estabilidad, pero hay que usar mucho el cambio para mantener el nervio y tener dispuesta la potencia en el pie derecho. Para ello, no debemos bajar de las 5.000 vueltas, de lo contrario la diversión será menor, teniendo el corte de encendido en las 7.000.

He dicho antes también que el Toyota es de tracción trasera (los puristas del volante y de la conducción la prefieren a la delantera) y aunque se nota en su conducción, el control de tracción, TRC, y de estabilidad, ESP, (el sistema permite desconectar este último control, manteniendo el TRC –modo intermedio-, y también la desconexión total de ambos), impide la derrapada del tren posterior, salvo que lo pongamos en el modo intermedio, en el que notaremos el inicio de la deriva de la zaga, hasta que el TRC entra en acción, corrigiéndola. El modo más radical (fuera controles), sólo es aconsejable en circuito.

7-toyota-gt86

La agilidad del coche, la firme suspensión, el nulo balanceo en los cambios de dirección rápidos cuando estamos curveando y la precisa dirección de asistencia eléctrica, nos permite ir veloces. Su agradable tacto y el buen escalonamiento del cambio automático secuencial de 6 velocidades, con levas en el volante, hacen el resto, que no es sino permitir divertirnos con un grado de seguridad muy elevado.

Sorprendente que en un coche de estas características, el consumo sea el de un turismo familiar e incluso menor, según los modelos. Tal vez sea el ajustado peso, 1.314 kilos o, seguramente, su baja resistencia al viento, con una magnífica aerodinámica, CX: 0,27, los causantes de tan ensalzable noticia, porque sacar una media de 7,2 l/100 km durante la prueba, lo es.

Buen consumo y buen precio

En ciudad, el consumo se eleva hasta los 9,8 litros, que tampoco es exagerado. Entre atascos, semáforos y demás obstáculos, el GT86 se comporta tan bien como en carretera. La suavidad y progresividad del motor y el delicioso cambio automático, ideal para los atascos y las mil y una paradas que se producen en la conducción urbana en las grandes urbes, permiten que el Toyota sea también un coche para el día a día. Por otra parte, su altura queda justo por encima de los bordillos, evitando el cabreante roce de los bajos del frontal en los aparcamientos en batería y en las entradas y salidas de los parking.

El Toyota GT86 Sport Automático es un deportivo como los de antes, tracción trasera, reacciones rápidas, suspensiones duras, magnífico paso por curva y exigente en circuito al anularle los controles. Aguanta perfectamente el uso diario, pues la suavidad del motor y la altura justa para no tocar los bordillos en los aparcamientos, se lo permite. Por el contrario, es duro de suspensión y algo rumoroso. Pero es en carretera y en pistas cerradas donde disfrutaremos de las muchas virtudes deportivas de este cupé, además de contar con un consumo eximio y un precio muy atractivo: 31.000 euros (precio de la unidad probada).

JMA

DESTACA

Conducción deportiva.
Plazas delantera amplias
Precio y consumo

MEJORABLE

Rumorosidad
Plazas traseras
Sin rueda de recambio

EQUIPAMIENTO

Airbags frontales conductor y pasajero, de cabeza delanteros y traseros, laterales delanteros y para las rodillas del conductor; Anclajes traseros ISOFIX (2) con punto de anclaje superior; Antibloqueo de frenos (ABS); Asistencia de frenado (BA); Aviso de cinturones de seguridad (conductor y pasajero); Control de crucero; Control de estabilidad (VSC); Control de tracción (TRC); Desactivación manual airbag frontal pasajero; Diferencial trasero de deslizamiento limitado; Dirección asistida eléctrica (EPS); Distribución electrónica de frenado (EBD); Faros antiniebla; Faros de xenón; Lavafaros; Levas del cambio en volante; Luz diurna de LED; Ordenador de viaje; Retrovisores exteriores calefactados; Volante regulable en altura; Volante regulable en profundidad; 2 tomas de corriente de 12V; Aire acondicionado; Asiento del conductor con ajuste de altura; Asientos delanteros con calefacción; Asientos delanteros deportivos; Botón de arranque; Cierre centralizado; Climatizador bizona; Elevalunas eléctricos delanteros; Entrada y arranque inteligente (sin llave); Retrovisores exteriores eléctricos; Retrovisores exteriores plegables eléctricamente; Sensor de luces; Acabado interior con efecto de carbono ; Alerón trasero; Difusor trasero; Doble salida de escape (una a cada lado); Pedales en aluminio; Tapicería mixta cuero/Alcantara; Tiradores exteriores de puertas color carrocería; Volante, pomo de la palanca de cambios y palanca del freno de mano de cuero; 2 portavasos en plazas traseras; Asientos traseros abatibles; 6 altavoces; Conexión Bluetooth para teléfono móvil; Conexión USB; Pantalla en color en salpicadero; Radio CD MP3; Toma AUX IN para fuentes de sonido externas

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero longitudinal.
Cilindrada 1.998 cc.
Potencia máxima 200 CV a 7.000 rpm.
Par máximo 205 Nm a 6.400-6.600 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Trasera.
Caja de cambios Automático, 6 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, eléctrica.
Frenos del/tras Discos ventilados.
Suspensión del/tras McPherson/Paralelogramo deformable.

DIMENSIONES

Peso 1.337 kg.
Largo/ancho/alto 4.240/1.775/1.285 mm.
Cap. depósito 50 litros.
Vol. maletero 243 litros.
Neumáticos 215/45 R17.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 210 km/h.
De 0 a 100 km/h 7,2 segundos.
Urbano homologado 9,8 l/100 km.
Durante la prueba 7,5 l/100 km.
Emisiones CO2 164 g/km.
Impuesto Matriculación. 9,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario