GP de España de Motociclismo. En Jerez sólo Espargaró fue profeta en su tierra

Pol Espargaró Moto2

Si en Qatar hubo triplete español, en Jerez tan sólo Espargaró, en Moto2, subió a lo más alto. Los otros dos vencedores fueron el italiano Fenati, en Moto3, categoría con numerosas caídas debido al agua, y Casey Stoner en MotoGP, que les birló la victoria a los de casa, Lorenzo y Pedrosa, segundo y tercero, respectivamente.

Con la pista húmeda y el cielo amenazando lluvia, se dio la salida en Jerez a la segunda prueba del Mundial de Motociclismo. En Moto3, comandando la parrilla, Alex Rins (Honda), el chaval de 16 años que conseguía su primera pole en el Mundial (y es que al jovencísimo catalán no le ha dado tiempo para más, pues debutó en el campeonato en la primera prueba del mismo, Qatar). Tras la salida y antes de finalizar la primera vuelta, tres pilotos ya se fueron al suelo al pisar una mancha de agua, permitiendo que Miguel Oliveira (Honda), compañero del poleman, se distanciara, seguido, eso sí, por Rins. Pero en una pista tan complicada, húmeda y con agua en muchos puntos, todo podía pasar. Efectivamente, en el cuarto giro le tocó al portugués sufrir las consecuencias del delicado piso, yéndose al suelo el líder de la prueba, tomando el relevo su compa de escudería. A seis vueltas del inicio, ya estaban fuera de carrera doce pilotos debido a las duras condiciones del circuito.

Una excursión por el campo del valiente pupilo de Emilio Alzamora (cuánto talento demuestra el que fuera campeón de 125 cc en 1999 para descubrir nuevos valores de las dos ruedas), salvando la caída de auténtico milagro, volviendo de nuevo al asfalto, permitió que sus dos perseguidores, Romano Fenati (FTR) y Louis Rossi (Honda), le superaran. Pero en carrera tan cambiante por las complicadas condiciones meteorológicas, todo podía suceder. Y sucedió que el francés compadre de Valentino, aunque sólo en el apellido, se fue al suelo. También Rins hizo lo propio, perder la vertical, si bien encontró en las asistencias a sus custodios, que lo subieron de nuevo a lo alto de la moto y le empujaron hasta ponerla en marcha, retomando la carrera aunque ya lejos de Fenati, pero inmerso en el grupo perseguidor. Había pues esperanzas de pisar cajón.

Por detrás, el titular de la general hasta ese momento, Maverick Viñales (Blusens) alejado de la cabeza por una mala salida y un error en pista, que le retrasaron hasta el puesto ¡28º!, luchaba por la sexta plaza. A falta de tres vueltas para el final, Rins, Sandro Cortese (KTM) y Luis Salom (KTM) se peleaban por los dos escalones restantes del podio, con amagos de caídas permanentes, un sinvivir de continuos sustos en cada curva, siendo, finalmente, los dos últimos los que acompañaron a Fenati, que con su victoria se convierte en el nuevo líder del Mundial, seguido por Viñales y Salom, en el cajón y el héroe de la prueba, y Rins, en un prometedor cuarto lugar.

Moto2. Espargaró le gana la partida a Márquez
Se dio la salida a Moto2 con Marc Márquez (Suter), ese talento sobre dos ruedas que no parece tener meta ni rival, un vendaval que sin realizar pretemporada por sus problemas de visión, que, afortunadamente, ya quedan en el olvido, comandando la serpiente multicolor que forman las 33 máquinas que disputan la categoría. El tiempo, de nuevo, el protagonista, pues la pista seguía con parches de agua y el cielo a punto de abrir el grifo. Fue Pol Espargaró el que no permitió que Márquez pasara primero en la primera curva y Thomas Luthi (Suter) el que no dejó que el piloto de Sito Pons siguiera comandando la carrera más allá de la tercera curva, adelantándole. Sin confianza todavía por la frialdad del asfalto y la baja temperatura de los neumáticos, los escarceos eran continuos, en una categoría de lo más emocionante debido a la igualdad de las mecánicas. Como esperanzador era ver a Toni Elías (Suter) luchando en el grupo de cabeza, aunque fue un espejismo, pues hizo finalmente un noveno que sabe a muy poco por el potencial que ya mostrara el titular del team San Carlo en 2010, año de su  triunfo en la puesta en marcha de la categoría. Poco a poco, Luthi, Scott Redding (Kalex) y Márquez, que se había librado de Espargaró, marcaban el ritmo.

En la vuelta 15, el cielo decidió tomar el protagonismo de la prueba, empezando a soltar agua. A partir de ese momento, Márquez leyó enseguida lo que estaba por venir y adelantándose a la posible suspensión de la carrera por la presencia de la lluvia, desató el ataque, poniéndose primero. Pero también Espargaró, más maduro y templado que en 2011, hizo la misma lectura que su rival, sabiendo que, si la dirección de la prueba mostraba bandera roja con los dos tercios de la misma disputados, el ganador sería el que liderara en ese momento. Por eso, Pol, con un pilotaje al límite pero controlando, se pegó a Márquez cual pegatina, adelantándole y cruzando la línea de llegada, devolviéndole la jugada el titular del equipo Repsol CX a continuación, pero ya era tarde. La bandera roja ondeó poco después y Policho, el triunfador, a pesar de ir segundo en ese momento. A los españoles les escoltó en el podio Luthi. Este debería ser el inicio de grandes carreras protagonizadas por estos dos talentos de Moto2 . Estaremos al loro para no perdérnoslo.

MotoGP. Casey Stoner brilla más que el sol
Varias dudas concitaba la prueba de MotoGP. La primera de ellas, la climatología, pues el sol ni estaba ni se le esperaba. La segunda, la salida de Dani Pedrosa (Honda), siempre explosiva, y si sería capaz de marcharse de sus perseguidores, sobre todo de Jorge Lorenzo (Yamaha), el poleman en la jornada del sábado. La tercera, el mal resultado de Casey Stoner (Honda), en los cronos, partiendo desde la quinta posición, algo inusual en el australiano. Pero, sobre todo, las dudas en Valentino Rossi (Ducati), pues mientras Nicky Hayden, su compañero de equipo, era tercero en la parrilla, el italiano lo hacía 13º. La rumorología sitúa ya al de Tabuglia en Aprilia el año próximo. Pero esta temporada no ha hecho más que empezar.

Efectivamente, Pedrosa tomó la delantera en cuanto se apagó el semáforo. Sin embargo, Stoner no parecía querer ser un figurante y decidió participar en la fiesta de los españoles, rebasando a Lorenzo en la segunda vuelta, con Dani comandando la prueba. Poco duró la alegría para el catalán, porque, primero fue su compañero el que le dejó atrás, Lorenzo hizo luego lo mismo, Hayden hizo lo propio y Andrea Dovizioso (Yamaha) no quiso ser menos que los anteriores. Vuelta a vuelta, Stoner y Lorenzo pusieron asfalto de por medio respecto a sus perseguidores, mientras que Pedrosa, que se había desembarazado primero de Cal Crutchlow (Yamaha), que también se había atrevido con él, luego de Dovi y también de Hayden, era el primero de los perseguidores del australiano y el mallorquín.

En cuanto a los españoles de atrás, Álvaro Bautista (Honda) era, a 14 vueltas del final, el mejor de ellos, ostentando un magnífico sexto puesto, y décimo Hector Barberá (Ducati). ¿Y Rossi? Pues peleándose con el de Tres Aguas por el ¡noveno lugar!

A ocho para concluir, Lorenzo daba alcance al de Honda, mientras que Pedrosa se acercaba a los dos de cabeza, arrastrando tras de sí a Crutchlow. Pero no hubo nada hacer. A dos vueltas del final, Stoner apretó los dientes y retorciendo el puño del gas, se fue del piloto de Yamaha, en dos giros del australiano brillantísimos, cruzando la meta por delante del mallorquín y del catalán residente en suiza, al que siguió Crutchlow.

Ya en el corralito, el recinto acotado donde los tres primeros atienden a la prensa momentos antes de la ceremonia del podio, Pedrosa aseguró que no había salido al cien por cien porque pensaba más en la lluvia que en lo que ocurría en la pista (durante toda la prueba el riesgo de lluvia fue permanente, aunque al final el agua no hizo su aparición) y “cuando he cogido ritmo estaba muy lejos de Stoner y Lorenzo. Al final les he recortado, pero no los he podido coger”.

Lorenzo, segundo en Jerez, pero primero en la general, dijo que “quería ganar, pero también tenía que pensar en el liderato, y Casey ha pilotado espectacularmente. Este es un campeonato muy igualado y nos estamos repartiendo las victorias y eso está muy bien”.

Por su parte, Stoner, que se estrenaba en victorias en el trazado andaluz, manifestó que “tenía ritmo para ir con ellos (con Lorenzo y Pedrosa), y cuando me he visto delante he empezado a tirar fuerte”. El australiano reconocía que el brazo no lo tiene muy bien y “he notado molestias durante la carrera”.

La próxima cita será en Portugal dentro de siete días.

JMA

Dejar un comentario

Catalogado como Competición, Noticias

Deja un comentario