Lorenzo consigue la ‘carrera del siglo’ y el triplete

Lorenzo, Márquez y Pedrosa

Lorenzo, Márquez y Pedrosa

Tras lo sucedido en Sepang, la última prueba de MotoGP, en Cheste, con el título en liza, jugándoselo Rossi y Lorenzo, se presentaba como la carrera del siglo, como titulamos el viernes. Valentino salía el último por su ‘patada’ a Márquez y los 7 puntos de ventaja sobre Jorge se vieron anulados por la soberbia victoria de éste, que ganó de principio a fin, ganando el Mundial.

La última carrera de MotoGP venía precedida por la polémica creada por Valentino Rossi en Sepang. Primero, por la improcedente, además de injusta, rajada del italiano contra Marc Márquez, tirándolo luego en la pista de una patada que fue y no fue (hay mil y una opinión al respecto), acción que le costó a Il Dottore salir el último en Cheste, según la sanción impuesta por la dirección de carrera y ratificada posteriormente por el TAS.

Rossi era consciente de que no podía ganar esa carrera, pero contaba con la baza de los siete puntos de ventaja sobre Lorenzo, que no iban a ser suficientes si no mediaba la ayuda de los dos españoles del Repsol Honda, Márquez y Dani Pedrosa, para que se pusieran por delante de su rival. El italiano sabía que podía remontar hasta la cuarta plaza, pero difícilmente más allá, ganando su décimo título si él acababa en esa posición y el mallorquín en la tercera, contando, claro, con la complicidad de lo de HRC. Pero, ¿el de Tavullia tuvo la esperanza en algún momento de que los dos españoles del ala dorada le iban a echar una mano, a él, que los ninguneó en Malasia, sobre todo a Marc?

Salida-MotoGP-Cheste-2015

Salida MotoGP Cheste 2015. Imagen Telecinco

‘Pole’ de Lorenzo y caída de Rossi

El fin de semana fue completo para Jorge. Empezó siéndolo ya en las clasificatorias del sñabado, donde no solamente se hizo con la pole, sino que lo hizo con un tiempazo. Por detrás, Marc y Dani, respectivamente. Valentino, por contra, se fue al suelo, preludio tal vez de lo que iba a ocurrir el domingo.

Con una expectación como nunca se había dado en el Mundial de Motociclismo, la prueba se inició al apagarse el semáforo, iniciándose la cabalgada del italiano por llegar a la cuarta plaza, lo máximo a lo que podía aspirar (salvo que mediara un milagro), mientras el balear se situaba primero de salida, lugar que ya no abandonaría. A 25 vueltas para el final, Valentino ya iba 8º, tras pasar a Bradley Smith y luego a Danilo Petrucci, que no opusieron resistencia, incluso este último apartándose claramente.

Homenaje a Jorge Lorenzo, campeón de MotoGP 2015. Imagen Telecinco

Homenaje a Jorge Lorenzo, campeón de MotoGP 2015. Imagen Telecinco

Cuando ostentaba la 7º plaza, el de Tavullia tenía por delante a los hermanos Espargaró, dando cuenta primero de Pol y, a continuación, de Aleix. Ya sólo le restaba adelantar a los dos Andrea, Iannone y Dovizioso. El primero le hizo el favor de irse al suelo y al otro lo dejó atrás en cuanto le dio caza, llegando a ese 4º puesto que podría darle el Mundial si Márquez y Pedrosa, que seguían detrás de Lorenzo, conseguían rebasarle. ¿La pareja de HRC iba a ayudar al de Yamaha? También podía ocurrir que alguno de los tres se cayera, obrando el milagro en favor de Il Dottore, porque teniendo a Dani, 3º, por delante de él, a ¡12 segundos!, el italiano había tocado techo en Cheste y dependía de la suerte, manteniéndose ahí a la espera de acontecimientos, pues no sólo no recortó tiempo, sino que el abismo de los segundos aumentaron.

 Valentino Rossi. Imagen Telecinco

Valentino Rossi. Imagen Telecinco

El rifirrafe de Márquez y Pedrosa

En los últimos compases de la prueba, el susto fue para Lorenzo, que seguía comandando la prueba, cuando a dos giros para el final, Marc, segundo desde el inicio y sin intentar en momento alguno quitarle el puesto al líder, se vio sorprendido por el adelantamiento de Dani. Entre los dos compañeros se inició una pelea que benefició al de Yamaha, que ganó distancia, mientras el aún campeón imponía su ley, retomando la 2ª plaza.

Y así, como salieron, cruzaron la línea de llegada, proclamándose campeón Lorenzo, obteniendo su quinto título y tercero en MotoGP, con Rossi subcampeón, Márquez tercero y cuarto Pedrosa. Con esta victoria, el tricampeón ha ganado en siete ocasiones en 2015, mientras que Valentino lo ha hecho en cuatro, ¿hay dato más incontestable que este de quién ha sido el justo vencedor?

Dani Pedrosa

Dani Pedrosa

Moto3, un británico gana tras 38 años

En Moto3, un británico, Danny Kent, ganó el campeonato 38 años después de que lo hiciera otro compatriota suyo, el gran Barry Sheene (Londres, 1950-2003). Al piloto de Honda le bastaba con quedar en undécima posición, incluso una más retrasada, pues le pasó su propio compañero de equipo, Hitoki Ono, en los últimos compases de la prueba, que estaba siendo liderada por el portugués Miguel Oliveira. Sin embargo, a muy poco para la bandera a cuadros, una caída de varios pilotos que estaban luchando por la victoria, auparon al británico a la 7ª plaza, haciéndose con el título. La victoria para el luso Oliveira (segundo en la general), seguido por el español Jorge Navarro (séptimo en la clasificación) y el checo Jakub Kornfeil (duodécimo).

Danny Kent, campeón de Moto3. Imagen Telecinco

Danny Kent, campeón de Moto3. Imagen Telecinco

Moto2, Tito Rabat de principio a fin

Moto2 fue una demostración de buen hacer de Tito Rabat, un piloto al que esta temporada la suerte no le ha acompañado, con caídas y lesiones varias. Precisamente en Valencia, el catalán volvía a la competición después de tres carreras de ausencia por una operación en su muñeca.

Tito Rabat seguido por Álex Rins (dcha) y Thomas Luthi.

Tito Rabat seguido por Álex Rins (dcha) y Thomas Luthi. Imagen Telecinco

Tras una bandera roja por una caída múltiple en la curva Mick Doohan (la 2) a poco de iniciarse la prueba, Rabat, al igual que en la primera salida, se situó de nuevo en cabeza en la segunda, seguido por Alex Rins. Desde el principio, el de la Kalex puso un ritmo muy fuerte que sólo pudo seguir el de Páginas Amarillas, yéndose ambos del resto a por la bandera a cuadros. Rins, a pesar de su permanente acoso a Rabat, no consiguió adelantarle, por lo que Tito, que el año que viene saltará a MotoGP con una Honda RC 213 V de la escudería Marc VDS, no cedió nunca el liderato, obteniendo el botín de la victoria. Pegado a él, Alex, asegurándose el subcampeonato (arrebatándoselo a Rabat por sólo cuatro puntos) que en Valencia ya tenía campeón, el francés Johann Zarco.

Texto: JMA

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario