Los profesionales de la automoción piden renovar el Plan PIVE

Plan PIVE

Desde su puesta en marcha en octubre, el Plan PIVE ha tenido un impacto muy positivo en el mercado automovilístico español. Por eso, los profesionales, al ver que los fondos están cerca de agotarse, piden su renovación.

El pasado mes de octubre, el Gobierno puso en marcha el Plan PIVE, que ayudaba con 2.000 euros a quien entregase su coche usado de más de doce años, para fomentar la compra de vehículos nuevos o con un año de uso. Esta medida ha servido para contener el descenso de ventas de automóviles en 2012 (apenas se llegaron a las 700.000 unidades) y para incrementar en un 60% el tráfico en las exposiciones de los concesionarios.

Aunque su plazo de vigencia finaliza el 31 de marzo, en la actualidad queda muy poco presupuesto del establecido, 75 millones de euros, por lo que los profesionales de la automoción abogan claramente por renovarlo: “Un nuevo Plan PIVE significaría una inyección de confianza adicional para el consumo español, un apoyo significativo en la coyuntura económica más inmediata y rompería la tendencia de destrucción de empleo”, aseguran desde Anfac, Aniacam, Faconauto y Ganvam.

Al respecto, José Manuel Soria, ministro de Industria, no ha comunicado nada oficialmente, aunque en diciembre se mostró partidario de continuar con él siempre que lo permitiesen los Presupuestos Generales del Estado: “Una vez cerrados (los Presupuestos), tenemos que ver al final cuál es la cifra disponible. Desde luego, si fuera posible, a mí me gustaría mucho continuar con el Plan PIVE” (Jose Manuel Soria, a favor de alargar el Plan PIVE).

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario