Mercedes-Benz entra en el negocio de las motos con la compra de MV Agusta

0-mv_agusta_brutale_r1090_petit

M-B se hará con una participación de MV Agusta, la exclusiva marca de motos italiana propiedad de la familia Castiglione. De esta forma, el fabricante de la estrella desembarca en el negocio de las dos ruedas en el que ya están BMW, con las prestigiosas motos de igual nombre, y Audi, propietaria de Ducati, sus principales rivales.

Citycar Sur

Mercedes-Benz no quiere ser menos que sus rivales más directos, BMW y Audi, y como éstas también quiere tener una compañía de motos. Si el fabricante de la hélice tiene, desde siempre, su propia marca que goza de prestigio mundial, y el de los cuatro aros posé la italiana Ducati, el constructor de la estrella se hará con el 25% de las acciones de MV Agusta.

Una marca mítica cuya leyenda agrandó Giacomo Agostini

En manos de la familia Castiglione, MV Agusta es una marca mítica en el mundo de las dos ruedas cuya leyenda la agrandaron en los circuitos monstruos como John Surtees, Mike Hailwood, Phil Read y, sobre todo, el más grande de todos, Giacomo Agostini, cuyo extenso palmarés forjó sobre las icónicas MV Agusta. Creador de máquinas por las que todo aficionado suspira, sus precios están en consonancia a la elevada tecnología, acabados de lujo y comportamiento que atesoran.

Harley-Davidson adquirió MV Agusta

Fundada por los Agusta en 1945, en 1980 cesó la producción motocicletas. Un año después, Cagiva se hizo con la propiedad de la marca, lanzando su primer producto, la F-4, en 1997. Pero el fuerte endeudamiento obligó a Cagiva a desprenderse de MV, vendiéndola a la malaya Proton por 70 millones de euros en 2004, pasando a manos de la financiera GEVI Spa apenas un año después, para, a continuación, encontrar acomodo en el seno de la mismísima Harley-Davidson, que se hizo con ella desembolsando 70 millones de euros en 2008. Pero la aventura USA duró poco más de un año y en octubre de 2009 H-D se desprendió de MV en favor de Claudio Castuglioni, su antiguo propietario, que la adquirió de nuevo.

Apoyo de Mercedes-Benz para la expansión de MV Agusta

Ahora, dentro de la órbita de Mercedes-Benz, si finalmente se concreta la compra del 25% por parte de la alemana, MV Agusta podrá seguir con los planes de expansión que proyecta Giovanni Castiglioni, su director. Éstos pasan por aumentar la producción anual de motos de la empresa, 9.500 unidades en el presente ejercicio, a 20.000 en 2017. Pero la ejecución de plan tan ambicioso necesita una inversión de 30 millones de euros, que serían los aportados por M-B a cambio de su entrada en el accionariado de MV.

Es pues comprensible que M-B, marca premium deseosa de equipararse con sus rivales germanos antes citados, buscara logotipo tan exclusivo como el de MV Agusta, necesitada como está la italiana por su necesidad expansiva. La alemana aportará el desarrollo de nuevos motores y su amplia red comercial.

Dejar un comentario

Catalogado como Motos

Deja un comentario