MotoGP. El veterano Rossi vence al fogoso Márquez

1-caida-marquez

Foto Telecinco

En Argentina vimos algo novedoso, como cazaban al hasta ahora inalcanzable Marc Márquez. El autor de tal hazaña fue Valentino Rossi, cuya moto, mejor calzada que la de su rival, le dio alcance. El de Cervera, lejos de valorar la importancia de quedar segundo, jugó al todo o nada, yéndose al suelo tras tocar al italiano, que demostró que es el único que le planta cara. Por eso lidera el campeonato.

Valentino Rossi lo dijo en la prueba de Austin, en EEUU, “prefiero ganar el décimo campeonato que tener un hijo” y el retoño es más que posible que no venga (al menos este año), pues nada hay anunciado al respecto ni pareja con la que tenerlo, pero lo que sí tiene el italiano son muchas posibilidades de que se cumpla su deseo de acabar esta temporada como el nuevo número uno.

2-motogp

Sorpresa de Aleix Espargaró

Marc Márquez no defraudó en los cronometrados del sábado y si en Austin, ‘su circuito’, pues ha ganado todas las veces que allí ha competido, acabó en la ‘pole’, en Argentina hizo lo propio. Por detrás, un sorprendente Aleix Espargaró, cuya Suzuki no corre pero se aguanta una barbaridad, por delante de Andrea Iannone, con su Ducati ‘misil’, tercero, seguido de Cal Crutchlow (Honda), Jorge Lorenzo (Yamaha), quinto, Andrea Dovizioso (Ducati), encontrando a Rossi (Yamaha) en octava posición, vigilado por Maverick Viñales, con la otra Suzuki, noveno. Una auténtica revolución por nombres tan poco dados a ocupar posiciones de arriba en parrilla (en Tejas ya se produjo esa situación, con las Ducati liderando), con la sorpresa del mayor de los Espargaró, pilotando la Suzuki, último fabricante japonés en incorporarse al ‘circo’ de las dos ruedas. A su hermano Pol no le fue también, aunque, finalmente, fue octavo en el país de la emperatriz Cristina.

La salida tuvo a Márquez como protagonista, porque se fue. Primero tuvo sus escarceos con Espargaró, adelantándose uno al otro, y también con Lorenzo, que quiso participar del espectáculo, llegando incluso a liderar la carrera, pero pronto perdió fuelle, decepcionando de nuevo.

Márquez se escapa de nuevo

Todo eso sucedía en la primera vuelta, la misma en la que el de Cervera dijo adiós, iniciando su cabalgada en solitario (en la tercera vuelta ya sacaba al segundo, Crutchlow, 2 segundos) mientras Rossi lo veía desde el octavo lugar en el que se encontraba.

Pero de la misma forma que Márquez ponía asfalto de por medio, ‘il dottore’, en una remontada priodigiosa, engullía rivales hasta llegar al colín de su compañero de box. Por delante, persiguiendo al campeón, Crutchlow, Dovizioso e Iannone.

Cuando el de Repsol HRC llevaba 3 segundos de ventaja a los perseguidores, Rossi se quitó de encima a Lorenzo, arrebatándole la quinta plaza y, digo yo, que también el orgullo, pues el ‘joven’ de 36 años supera al mallorquín en 9 y, a pesar de ello, sigue pletórico para demostrar que los años no son un hándicap para él. Es cierto que en Argentina la buena elección de los neumáticos fue vital. Como vital fue la experiencia del italiano, que supo poner los adecuados. Rossi eligió goma extra dura detrás, mientras que su compañero de marca y el catalán montaron una más blanda y les pasó factura.

Así, y tras dejar atrás a su ‘compa’ (es un decir), que se hundió cuando le vio la espalda, el de Tavulia llegó al trío perseguidor, pasando primero a Iannone, que iba cuarto, luego a Crutchlow, facilitándoselo con un recto (casi se fue al suelo), aunque lo enmendó, emparejándose con Iannone. Sólo le quedaba ‘Dovi’, segundo, y Márquez, que rodaba en solitario, a 4 segundos de distancia. A falta de 14 vueltas para el final, Rossi arrebató la plaza a su compatriota, iniciando la persecución en pos del Repsol Honda.

Persecución implacable

Hasta ese momento, vimos un pilotaje de Márquez espectacular, con derrapadas, cruzadas en las frenadas y codo sacando brillo a los pianos, en un control de la máquina como sólo él sabe hacerlo. Por detrás, el ‘azzurro’, aplicaba a su Yamaha una conducción efectiva, sin excesos, práctica y segura, empezando a restar tiempo al primero gracias a su sabia elección de gomas.

3-rossi

Foto Telecinco

 

Al 93 le informaron desde el muro de las ‘malas’ intenciones del 46, excluyendo las derrapadas para no castigar su gastado neumático trasero, mientras que Rossi, implacable en su persecución, iba limándole tiempo vuelta a vuelta. Nada pudo hacer Márquez ante la determinación, sabiduría y buen hacer de su rival y a 3 vueltas para el final, éste ya le pisaba los talones.

Todo ocurrió a dos vueltas para el final

Todo sucedió en la penúltima vuelta. Al final de la recta de atrás del circuito argentino, Rossi alargó la frenada, adelantando a Márquez, que tuvo que cortar, metiéndose por dentro y trazando la curva por el sitio correcto. Pero ‘il dottore’, gato viejo, le cortó la trayectoria, tocándose con él (la tele nos ofreció tres tomas, viéndose con claridad la maniobra de Rossi, la que describo, en la vista cenital desde el helicóptero y, desde luego, el impacto de la Honda al cuerpo del veterano piloto fue de órdago) y beneficiándose de ello, pues la Yamaha salió por delante de la Honda. Y entonces el de Cervera cometió el error que no debió producirse.

4-aprilia

Márquez salió de la curva por detrás de Rossi, a la altura de su rueda trasera y tenía que cambiar la dirección de su moto para tomar el giro de izquierda, lo contrario de la curva del impacto y podía haber hecho dos cosas. La primera, cortar gas para poder mover la moto hacia el lado contrario, dejando pasar a su rival sin impactar con él. O, segunda posibilidad, jugar al todo nada, que es lo que hizo. Márquez, supongo que cegado por una situación nueva, la de que un opositor le anule el tiempo de diferencia conseguido, adelantándole finalmente para arrebatarle la victoria, se cegó y optó, imagino que inconscientemente, por lo peor.

Balanceó la moto hacia la izquierda para tomar la curva sin cortar gas, pero como su rueda delantera estaba emparejada con la trasera de Rossi, se produjo lo inevitable. Ambas ruedas se tocaron, siendo Márquez el más perjudicado, pues Rossi aguantó la embestida, mientras que el catalán se fue al suelo, acabando allí toda posibilidad de puntuar y, quien sabe, su carrera hacia la renovación del título. La fortuna para él es que, físicamente, no tuvo consecuencias.

El décimo título mundial de Rossi?

Emilio Alzamora, juicioso mentor de Marc, seguro que ya le habrá dicho que es mejor un segundo puesto que nada y que para luchar contra el hasta ahora imparable Rossi de esta temporada, joven veterano que, como el buen vino, mejora con el paso de los años, hay que tener la cabeza fría y el puño derecho templado cuando la ocasión lo requiere. El italiano tiene lo que carece el español, experiencia, nueve campeonatos del mundo y una determinación de granito para sumar un título más y, quien sabe, retirarse con la décima copa. Pero no olvidemos que esto acaba de empezar, pues restan todavía por disputarse 15 carreras.

Por detrás de Rossi, Dovizioso, segundo, posición que también ocupa en la general, Crutchlow, cuyo tercer puesto celebró con sendos cortes de manga no sabemos a quién, tal vez a Iannone, que le disputó esa plaza en la mismísima línea de llegada. Quinto, Lorenzo (cuarto en la general), Espargaró séptimo y a continuación su hermano Pol. Décimo Viñales; 13º, Héctor Barberá (Ducati) y 19º Álvaro Bautista (Aprilia), con el consuelo de acabar por delante de su compañero Marco Melandri.

5-motogp

El de Tavulia disfrutó en el podio. Su victoria 110 la celebró vestido con la camiseta albiceleste de Maradona, su ídolo. Rossi llegará a Jerez, la próxima prueba, líder total, dominando la general con 30 puntos de diferencia respecto a Márquez, que dijo, pasada la decepción de la derrota, que “siempre se aprenden cosas de Rossi”, mientras que éste aseguró que “ha sido un error de Márquez”. En el circuito andaluz veremos quien aprende de quien.

Por Juan Carlos Baigorri y Silvia González

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario