No te impongas una hora de llegada en un viaje

Consejos al volante

Adelantar en autopistas

Lo peor que puede hacer un conductor para afrontar un largo viaje es imponerse una hora de llegada al destino. Nada de eso. Relájate, disfruta conduciendo y descansa las veces que hagan falta.

¡Cuántas veces hemos oído “de Madrid a Valencia son tres horas” u otros comentarios de ese tipo! Parece que es una obligación imponernos una hora de llegada al destino y que, si no se cumple, es que somos unos lentos o incluso unos torpes al volante. Cambia totalmente el chip porque en ello va tu seguridad. A la hora de afrontar un largo viaje, relájate, olvida el estrés laboral y disfruta conduciendo. ¡Qué más da llegar 20 minutos después! Lo importante es desplazarse con seguridad. Recuerda descansar las veces que sean necesarias en carretera y no excedas de la velocidad máxima, pues te evitarás ir pendiente de radares fijos y móviles.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario