Peugeot Onyx: De impresión

Peugeot Onyx

Como si fuera todo un Lamborghini, el Peugeot Onyx impresiona por sus hechuras y también por las increíbles prestaciones que consigue de un sistema híbrido de hasta 680 CV. La fibra de carbono ha sido el elemento más utilizado a la hora de desarrollarlo.

Peugeot impresionó en el reciente Salón del Automóvil de París con el prototipo Onyx, cuyas proporciones son dignas de todo un Lamborghini Aventador: 4,65 metros de longitud, 2,2 de anchura y 1,13 de altura. También como el italiano, consigue unas prestaciones increíbles. Para ello, se sirve de un módulo de impulsión híbrido, situado entre el habitáculo y el eje trasero, y refrigerado por tomas de aire situadas en la parte final del techo. El motor de combustión es un turbodiésel 3.7 V8 de 600 CV, al que hay que añadir un sistema eléctrico que funciona como un KERS, es decir, almacena energía en frenadas para, en aceleraciones, liberarla, teniendo 80 CV adicionales.

El Onyx, fabricado principalmente en fibra de carbono, es, además, un automóvil muy trabajado en la parte aerodinámica, de ahí su limitada superficie frontal y el fondo de carrocería plano. Asimismo, incluye un alerón móvil para mejorar la frenada (da más apoyo en el eje posterior). Todo ello da un coeficiente Cx de 0,30.

Como en el RCZ, el techo tiene una doble joroba en la parte posterior. Es transparente y está hecho con polimetacrilato de metilo, material ultra-resistente, según Peugeot. Los neumáticos tienen unas medidas brutales: 275/30 delante y 345/30 detrás, todos con llantas de 20 pulgadas. Por su parte, el interior está cubierto principalmente por fieltro, que sirve para insonorizar, y también hay elementos de carbono.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario