Porsche sentencia en Shanghai los campeonatos de pilotos y constructores del WEC

Porsche ha sentenciado en Shanghai, China, los dos títulos mundiales en juego del Campeonato del Mundo de Resistencia. El trío compuesto por Bamber, Berndhard y Hartley han saboreado las mieles del triunfo tras finalizar en segundo lugar la prueba asiática, donde el triunfo fue para Toyota.

Porsche va a abandonar el mundial de resistencia -WEC- por todo lo alto, y es que tras la última prueba disputada en el circuito de Shanghai ha logrado revalidar los dos títulos en juego, el de pilotos y el de constructores. A pesar de que Toyota triunfó en la prueba asiática, el segundo lugar conseguido por Earl Bamber, Timo Bernhard y Brendon Hartley les ha convertido en nuevos campeones del mundo. En el podio también estuvieron Neel Jani, André Lotterer y Nick Tandy con el otro coche alemán, lo que permitió también destapar el champagne a nivel de equipos.

La clave para que Porsche pudiese celebrar por anticipado el campeonato del mundo de constructores llegó a poco del final, en la vuelta 174 de las 195 de la carrera. En ese momento todo parecía que iba a decidirse en la última carrera del año, pero una colisión de uno de los Toyota obligó a los nipones a pasar por los garajes entregando el título en bandeja a sus rivales.

El ambiente en Porsche tras la consecución de ambos títulos no podía ser más emocionante, tal y como contaba Fritz Enzinger, Vicepresidente del Proyecto LMP1. “La carrera de hoy escribe otro capítulo de una increíble historia de éxito, que en breve llegará a su fin. Por conseguir seis títulos mundiales y tres triunfos absolutos en Le Mans, este equipo merece los mayores elogios. Con un gran espíritu de equipo y una buena dosis de diversión, todos tenían un objetivo común: ganar carreras para Porsche. Esta actitud fue recompensada de nuevo hoy al ganar los dos títulos mundiales que se defendían. Lo que hemos experimentado, especialmente durante los últimos tres años, tardaremos tiempo en olvidarlo. Me quito el sombrero con cada persona del equipo que ha contribuido a este éxito y quiero dar las gracias a toda la gente de Porsche en el mundo, en especial a los miembros del Consejo. Ellos nos han apoyado desde el principio, han creído en nosotros y han dado al programa una alta prioridad. Sin ese respaldo no hubiéramos podido ganar carreras. Esto es extensivo a la gran cooperación de nuestros socios en la aventura. Ahora esperamos una apasionante carrera en Baréin, donde muchos miembros del Consejo se unirán a nosotros. Estoy absolutamente orgulloso de lo que hemos logrado en los pasados años”.

También quiso dejar clara su alegría Andreas Seidl, Director del Equipo, sin olvidarse de Toyota, un rival más que digno durante esta temporada. “Lo primero de todo, felicito a Toyota por su gran rendimiento en la carrera de hoy. Enhorabuena también a Earl Bamber, Timo Bernhard y Brendon Hartley por el Campeonato de Pilotos. Sin duda, es una historia sensacional el haber ganado todos estos títulos y carreras durante tres años consecutivos. Al mismo tiempo, es un gran alivio, no sólo para mí sino para todo el equipo, haber podido conquistar los dos campeonatos a falta de una carrera para terminar. No ha sido una situación fácil la de los últimos meses, especialmente después del anuncio realizado de parar al final de esta temporada. Pero nos hemos mantenido todos centrados y, a mitad de temporada, teníamos una buena diferencia de puntos. Estamos realmente contentos de que esto haya servido hoy. Muchísimas gracias a todos los que están en Weissach por el sensacional trabajo que han hecho nuevamente este año. Y muchas gracias al equipo que se desplaza a las carreras, por su entrega a pesar de la enorme presión que se vive en cada prueba. Finalmente, muchas gracias también a los seis pilotos. Lo que han hecho este año ha sido un sensacional trabajo de equipo, incluido el que hubo entre ambos coches”.

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario