Programa experimental de la DGT: líneas verdes en la carretera para reducir la velocidad

La alta accidentalidad en tramos rectos con buena visibilidad y calzada en buenas condiciones es un asunto que preocupa a la Dirección General de Tráfico, que lo explica por el exceso de confianza que esas circunstancias producen en el conductor. Por ello, además de señalización y radares en cascada, la DGT experimenta un nuevo y singular método.

Hay tramos de carretera que siendo rectos y estar en perfectas condiciones de visibilidad y estado de la calzada reúnen un número alto de accidentes por choque frontal o salida de la vía. Los estudios de accidentalidad los atribuyen, aparte de los que se producen por distracción o adormilamiento, al exceso de confianza que las buenas condiciones producen en el conductor, con el consiguiente aumento de la velocidad por encima de los límites establecidos y, por tanto, incremento de la posibilidad de accidentes.

Los métodos empleados hasta el momento, la señalización vertical de toda la vida y los nuevos cinemómetros móviles más allá del radar fijo, los conocidos como radares en cascada, no terminan de solucionar el problema, por lo que la DGT ha comenzado una singular experiencia piloto que ya se aplica con éxito en Suecia y Holanda. Se trata de pintar unas líneas verdes en el interior de las blancas que delimitan el ancho de la calzada, con el objetivo de provocar un efecto visual de estrechamiento de la calzada y producir en el conductor la sensación de conducir por un carril más estrecho de lo que es en realidad y, en consecuencia, a desacelerar por creer que la carretera es más pequeña.

La DGT ha firmado un convenio marco con la Junta de Castilla León de seguridad vial para mejorar la seguridad en las carreteras autonómicas y uno de los acuerdos son actuaciones coordinadas para el ‘calmado’ del tráfico. Esta actuación, pionera en España, va a realizarse en dos carreteras convencionales pertenecientes a la red básica de carreteras de la Junta de Castilla y León: la CL-615 y la CL-613 de Palencia.

Las líneas verdes irán acompañadas de señales verticales informativas que recordarán reiteradamente a los conductores que se encuentran en una vía con velocidad especialmente controlada, se multiplicará la presencia de controles de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el helicóptero Pegasus sobrevolará ambas carreteras con mayor frecuencia.

Tanto la Junta de Castilla y León como la DGT analizarán periódicamente la siniestralidad de estas dos carreteras palentinas a fin de evaluar la eficacia de este nuevo programa de seguridad vial.

 

***

 

Comentarios desactivados en Programa experimental de la DGT: líneas verdes en la carretera para reducir la velocidad

Catalogado como Noticias

Comments are closed.