Rosberg gana el GP de España, Sainz noveno y Alonso abandona

1-f1-rosberg

En el GP de España, Nico Rosberg, el poliglota piloto de Mercedes, quizá porque habla castellano, le arrebató la ‘pole’ a su compañero Lewis Hamilton por primera vez esta temporada y también la victoria del domingo. Pero el gran héroe para los patrios fue Carlos Sainz, quinto el sábado y noveno en carrera tras una soberbia actuación, ¡bravo!

La salida del Gran Premio de España en el circuito de Montmeló fue inesperada. Y lo fue porque el poleman, Nico Rosberg, a diferencia de otras ocasiones, mantuvo la posición, distanciándose incluso de su compañero Lewis Hamilton, que se quedó clavado, pasándole Sebastian Vettel, que salía tercero.

A partir de ahí, la emoción estaba en ver si el alemán de Mercedes mantenía el liderato de la prueba hasta el banderazo final y si el británico de la estrella sería capaz de cazar al otro alemán, el de Ferrari, para recuperar la plaza perdida.

Inmenso Sainz

Por detrás, el resto, con un batallador Valteri Bottas, y un inmenso Sainz, que junto con su portentoso quinto puesto en la parrilla de salida, superando al Toro Rosso de su compañero Max Verstappen, al Ferrari de Kimi Raïkkonnen y a los dos RedBull de sus hermanos mayores, Daniil Kvyat y Daniel Ricciardo, además del Williams de Felipe Massa, protagonizó los momentos más emocionantes en carrera, sobre todo en la última vuelta.

En ella, Kvyat, al ser adelantado por el madrileño al final de recta, le tiró el coche encima, tocándose ambos, sacando al español de la pista sin daños mecánicos y en la carrocería, volviendo a ella sin costarle la posición que ya le había ganado antes del golpe, quedando finalmente noveno por delante del ruso y de Verstappen, ¡sensacional el madrileño! Él fue, sin duda, el que mantuvo a los aficionados españoles frente al televisor ante el nuevo fiasco del cortacésped McLaren Honda de Fernando Alonso.

2-f1-sainz

Nuevo fiasco de McLaren Honda

El asturiano tuvo que abandonar cuando iba en 14ª posición, mientras que su compañero, Jenson Button, iba detrás de él. Alonso llegó a ir séptimo, si bien ocupó tan increíble posición porque era el único que todavía no había cambiado ruedas. Lo hizo en la vuelta 19, volviendo al trazado en la posición citada anteriormente, que es, hoy por hoy, la real, la que le corresponde, porque su McLaren Honda tiene poco de bólido de carreras, al igual que el de Button.

Poco después de retornar al asfalto con gomas nuevas, el asturiano se salió de la pista al final de recta, creyendo todos que se había pasado de frenada. Nada más lejos de la realidad, porque lo que realmente le ocurría a su coche era que no frenaba, como se pudo comprobar al entrar inmediatamente al pit lane, arrollando el gato que lo levanta que le estaba esperando y no corriendo igual suerte el mecánico que lo manipula porque se apartó con la rapidez del nombre del elemento que sujetaba. “He jugado a los bolos con ellos”, dijo luego un Alonso sonriente. Allí se acabó su carrera.

Por su parte, Button siguió hasta el final, atravesando la meta en un lamentable 16º lugar, sólo por delante de los Manor de Will Stevens y de Roberto Merhi, último, ¡menudo fiasco!, y eso que en Barcelona los autos de Woking recibieron mejoras, de no ser así hasta el castellonense le hubiera adelantado.

Rosberg se mete en el campeonato

El gran derrotado del GP español fue Hamilton, al no poder seguir la racha de victorias en el Mundial. El de la flecha plateada, a diferencia de Rosberg y Vettel, fue a tres paradas, estrategia que le sirvió para adelantar al de Ferrari en la última de ellas, pero no a Nico. Éste lideraba la carrera con seguridad, sin cometer errores y con mejor ritmo toda ella, no perdiendo la concentración en las últimas vueltas, cuando su compañero decidió ir a por él, no desistiendo incluso cuando su ingeniero le dijo por radio que tal hazaña era imposible.

3-f1-hamilton

Finalmente, la proeza del inglés quedó sin consumarse, atravesando Rosberg la meta triunfante, seguido del campeón y de Vettel, tercero. Bottas fue cuarto, pisándole el alerón Räikkönen, que estuvo acechando al Williams de su compatriota las últimas vueltas para adelantarle, no consiguiendo su objetivo. Massa, sexto; Ricciardo por delante de un inmenso Sainz, adelantando en carrera a su compañero Verstappen (undécimo), al que dejó sin puntos (lo hacen los diez primeros) y a Kvyat en la última vuelta, como decimos al principio. Un giro que al de RedBull seguro le costará olvidar.

Con esta victoria, Rosberg, afincado en Mónaco, escenario de la próxima cita, se mete en el campeonato, situándose a 20 puntos de Hamilton. Carrera aburrida la de Montmeló, con público hasta la bandera, y sin mayor historia. Esperemos que en el estado monegasco, la cosa sea más divertida.

Dejar un comentario

Catalogado como Competición

Deja un comentario