SsangYong Rexton W 200 eXdi Limited Automático 4×4: Elixir de la juventud

SsangYong Rexton W (frontal)

SsangYong ha aplicado el elixir de la juventud al Rexton, pudiendo así mantener en el mercado un coche veterano, pero con nuevas credenciales de compra. Tiene siete plazas de serie e incluye reductora para aventuras campestres.

Prueba realizada con BP Ultimate

Conservando el estatus de buque insignia de SsangYong, el Rexton W afronta una nueva etapa comercial tras una interesante remodelación, sobre todo en el apartado mecánico, manteniendo, a su vez, la parte estructural, pues sigue con el chasis de largueros y travesaños, como los verdaderos todoterreno. Con la gran relación coche/precio (el coste base comienza en sólo 25.500 euros) como uno de sus grandes atractivos, el SUV coreano, con siete plazas de serie, es, además, de los pocos modelos del segmento con reductora, ayuda campera casi en peligro de extinción.

La firma coreana ha elegido para este coche el bloque turbodiésel ya conocido del pick up Actyon Sports, mucho más moderno que el anterior 2.7 litros de origen Mercedes-Benz. Se trata de un 2.0 de inyección directa y alimentación common rail, de cuatro cilindros, que desarrolla 155 CV a 4.000 rpm, cuyo rendimiento gusta por los buenos bajos que ofrece. Sin ser un dechado de suavidad, no genera vibraciones en el interior y tampoco resulta muy ruidoso, sobre todo a velocidades de crucero. A priori, es una opción convincente para el Rexton W. La transmisión automática asociada (ver abajo Origen Mercedes-Benz) facilita sobremanera la conducción y va dirigida a aquellos que no busquen una conducción clásica con el cambio manual de seis velocidades.

SsangYong Rexton W (trasera)

Periodo de adaptación
Pasar de un turismo a un SUV como el SsangYong Korando implica un pequeño periodo de adaptación, no muy largo, a las reacciones del coche. La estabilidad lineal en vías de primer orden está bastante lograda, por lo que no hay que estar muy pendientes de la dirección, la cual, por cierto, no es nada directa (hay que manotear mucho en los giros). Al ir en una posición elevada, la sensación de velocidad es menor, por lo que no hay que perder de vista el velocímetro para no ir infringiendo la ley. Asimismo, hay que anticiparse más a posibles circunstancias anómalas en el tráfico, pues la frenada no es tan incisiva como en un coche convencional (sí tiene la eficacia suficiente, pero hay que tener en cuenta los más de 2.000 kilos que se mueven). Una vez cogido el tranquillo del coche, no es difícil transitar incluso por todo tipo de curvas de forma segura. La

A pesar de contar con tracción 4×4, en asfalto, el SUV coreano sólo dispone de un único eje motriz, el trasero. Durante la prueba, he circulado en firmes fríos y deslizantes, y nunca he perdido la trayectoria ni he recibido el típico latigazo de atrás al perder motricidad. Si eso ocurriera (que puede llegar a pasar), actuaría el programa electrónico de estabilidad (ESP).

Lo que sí es una gozada es pasar por los reductores de velocidad sabiendo que no sufriremos incómodas sacudidas, por la buena absorción de la suspensión, que, además, sujeta con suficiencia las oscilaciones de la carrocería sin recurrir a un tarado muy firme.

SsangYong Rexton W (interior)

A ‘campear’
En la prueba realizada en el campo hubo tramos con nieve y hielo, además de algunas pendientes. Todas estas dificultades las superó el coche con la inserción de la reductora (y eso que los neumáticos eran para asfalto). Las cotas 4×4 del Rexton W (28º de ángulo de entrada, 25,5º de salida y 22,5º el ventral) no son idóneas para aventurarse en complicadas trialeras, pero los 26 centímetros de altura libre y los suficientes recorridos de la suspensión sí permiten divertirse mucho por pistas sin temor a dañar ninguna parte del coche.

Más información del SsangYong Rexton W en http://www.quintamarcha.com/QM/index.php/ssangyong-rexton-w-atractiva-madurez

POSICIÓN ELEVADA. Los asientos delanteros del Rexton W están ubicados en una posición elevada, desde la que se controlan bien los límites delanteros del coche. El tapizado es de cuero Deluxe (de mayor calidad que en el resto de acabados), con el que el cuerpo no se desliza mucho. Las butacas no son calefactadas. La del conductor incluye regulación lumbar, mientras que el ajuste del respaldo se realiza por una palanca.

SsangYong Rexton W (segunda fila de asiento)ESPACIOSOS. Los dos asientos laterales de la segunda fila brillan por espaciosos en todas las cotas y sirven perfectamente para adultos de talla alta. La inclinación del respaldo es regulable y se pueden abatir. También basculan sobre sí mismo para dejar un buen espacio de salida y entrada a los pasajeros de la tercera fila. Lo que no tienen es regulación longitudinal. Para aumentar el confort de los ocupantes, se incluyen posavasos y salidas de aire.

Más criticable es el asiento central porque es más estrecho y carece de reposacabezas, lo que puede implicar graves consecuencias en caso de accidente.

DOS PLAZAS. La tercera fila de asientos, de serie en toda la gama del Rexton W, va dirigida a dos niños o a otros tantos adultos de talla baja para cortos trayectos por el espacio disponible. El respaldo es escamoteable, por lo que, si estas plazas no se usan, quedan guardadas.

680 LITROS. Con cinco plazas ocupadas, el volumen del maletero es de 680 litros, una amplitud más que considerable. El cubículo no incluye argollas de sujeción ni ganchos para colgar bolsas de compra. Lo que sí hay es una red lateral y un compartimento para pequeños objetos. Si se abaten los asientos de la segunda y la tercera fila, queda una superficie de carga casi plana. Ante un inoportuno pinchazo, hay una rueda de repuesto de emergencia.

ORIGEN MERCEDES-BENZ. La transmisión automática por convertidor de par T-Tronic, de cinco velocidades, es de origen Mercedes-Benz. Incluye modo Winter, ideal en firmes resbaladizos, y también se puede manejar en modo secuencial a través de un gatillo en la palanca o de pulsadores en el volante (con ellos, se selecciona la marcha más larga con la que se quiere circular). Sin ser rápida, sus transiciones suaves convierten en placentera la conducción. Normalmente suele engranar la marcha más larga posible, aunque, en bajadas prolongadas de puertos, no siempre va metida la quinta, es decir, no hay que abusar del freno para que el coche no se embale.

Una curiosidad es que, si se adquiere el Rexton con el cambio automático, el eje trasero es independiente (paralelogramo deformable), mientras que con el manual es un eje rígido.

ACABADO TOPE.La versión Limited Automático es la tope de gama e incluye, entre otros elementos, llantas de 18 pulgadas, navegador a color con pantalla táctil, acabados en símil madera, cámara de visión trasera (verdaderamente útil en los aparcamientos), etc. Sin embargo, hay algunas lagunas de equipamiento que sí son apreciables. Hemos echado en falta el sensor de alumbrado, los faros de xenón, los intermitentes de un toque y, sobre todo, el ordenador de a bordo (tan sólo hay dos cuentakilómetros parciales).

2H, 4H y 4L. El Rexton viene con un sistema de tracción total conectable con reductora, cuyas posiciones se seleccionan a través de un mando ubicado a la izquierda del volante. En firmes pavimentados, hay que tener activado el modo 2H (propulsión trasera). Si nos adentramos en pistas o nos encontramos con nieve en la carretera, conviene engranar la 4H (tracción 4×4) y, a la hora de subir o bajar una fuerte rampa, nuestra mejor aliada es la posición 4L (4×4 con reductora). El SUV coreano también incluye un control de descenso de pendientes, seleccionable a través de un botón en la consola central.

Texto y fotos: F.M.

GAMA REXTON W: Desde 25.500 euros.

1.998 cc / 155 CV / 2.128 kg / 185 km/h / 8,9 l/100 km / 32.900 €

DESTACA:
– Rendimiento del motor.
– Versátil: coche familiar y también campero.
– Disponibilidad de reductora.

MEJORABLE:
– Rueda de repuesto de emergencia.
– Quinta plaza sin reposacabezas.
– Un único eje motriz en el asfalto.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD
Climatizador automático; radioCD con lector de MP3 y conexiones auxiliares; llantas de 18”; Bluetooth; navegador con pantalla táctil; cámara de visión trasera; control de velocidad de crucero; asientos de cuero Deluxe; siete plazas; volante e interior con inserciones en símil madera; espejo interior fotosensible; techo solar eléctrico; cristales tintados; estribos laterales; barras portaequipajes; tracción integral conectable con reductora; retrovisores con intermitentes led y plegables eléctricamente, etc.
Seguridad: Airbags frontales y laterales; programa electrónico de estabilidad (ESP); anclajes Isofix en asientos traseros; control de descenso de pendientes (HDC); sistema activo antivuelco (ARP), etc.

GARANTÍA: – Tres años o 100.000 kilómetros.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Delantero longitudinal. 4 cilindros en línea.
Cilindrada 1.998 cc.
Potencia máxima 155 CV a 4.000 rpm.
Par máximo 360 Nm a 1.500 rpm.

TRANSMISIÓN

Tracción Total conectable, con reductora.
Caja de cambios Automática, 5 velocidades.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera, hidráulica.
Frenos del/tras Discos ventilados/discos
Suspensión del/tras Doble brazo/paralelogramo deformable.

DIMENSIONES

Peso 2.128 kg.
Largo/ancho/alto 4.755/1.900/1.840 mm.
Cap. depósito 78 litros.
Vol. maletero 680 litros (cinco plazas).
Neumáticos 255/60 R18.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 185 km/h.
De 0 a 100 km/h N.D.
Urbano homologado 9,9 l/100 km.
Durante la prueba 8,9 l/100 km.
Emisiones CO2 206 g/km.
Impuesto Matriculación. 14,75%.

Prueba realizada con BP Ultimate

Dejar un comentario

Catalogado como Pruebas

Deja un comentario